Borrar
Un momento del partido de hoy, en el que el Gran Canaria no ha podido hacerse con la victoria. ACB
Al Granca no le basta con Ennis (80-82)

Al Granca no le basta con Ennis (80-82)

El Herbalife sucumbe en el Arena ante un aguerrido Manresa pese a una gran actuación individual del canadiense, que se echó el equipo a hombros con 31 puntos

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 11 de diciembre 2021, 19:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Era una tarde para dar un golpe sobre la mesa y pedir cita para la Copa, pero el Granca se derrumbó. No fue capaz ni con los tapones de Khalifa ni con los imposibles que Dylan Ennis convirtió en posibles. El Manresa, que exhibió mejor muñeca y más piernas, asaltó el Arena en un ejercicio de supervivencia. Y, encima, cuando se acercó el Herbalife en la última jugada, Kramer robó un balón y le pitaron falta. El apretón final no fue suficiente.

Consciente de lo que había en juego, el Granca salió con colmillos, aunque nada iba a regalar un Manresa en mejor dinámica que los isleños. Trataba Fisac de no acusar las bajas de Albicy y Pustovy y para ello se agarraba a la anarquía inicial de Kramer y a la locura de Ennis, que tiene un idilio con la grada del Arena. En el intercambio de golpes del primer cuarto, con alguna flaqueza ofensiva, comenzaban a imponerse los visitantes. Dylan marraba sus intentos de tres y Kramer tampoco parecía estar tan lúcida como en las citas anteriores. Slaughter dirigía la orquesta amarilla y buscaba ser el del curso pasado.

Con el paso de los minutos, y después de las canastas de AJ, Kramer, Diop, Shurna y Ennis, a falta de tres para el final del primer acto, Javi López hacía rugir al público con un triple para sacudirse el letargo. Se colocaban a tres los claretianos, que pecaban de meter manos donde no debían y entre falta y falta personal se mantenían arriba en el marcador los de Pedro Martínez, viejo conocido para la parroquia isleña. Sima, con seis puntos, iba imponiendo su ley, mientras los de Fisac querían acortar distancias (13-19, a falta de 1:54). Salvó no fallaba en su disparo de dos y colocaba al Herbalife a seis. Javi López, con la muñeca caliente y otro triple de terciopelo seguía acercando al Granca (18-21), pero Maye hacía lo mismo para los rojillos. 19-24 concluía el primer cuarto. Sensaciones de que los locales podían dar más.

Arrancaba el segundo acto con incertidumbres y con ambas escuadras erráticas en sus intentos. Tenía que ser Khalifa quien, con un tiro libre, estrenaba el casillero. Repitió el canterano Diop de dos para dejar a los suyos muy cerca (22-24), pero Moneke sacaba su clase a pasear con un triple que sentó como un mazazo. Apista Shurna y AJ quería su momento(26-29). No estaba nada fino Ennis, quien se estrellaba con el aro cada vez que se la jugaba. Khalifa, cuando el Herbalife se tambaleaba y nacían más dudas que nunca, le metió una chapa antológica a Bako. Y con semejante tapón se revertía la situación porque en una conducción de Dylan, Pérez cometió falta antideportiva. El canadiense anotaba los dos tiros libres, colocaba a los amarillos solo tres abajo (28-31)y sacaban los de Fisac. Metía una marcha Ennis y el Gran Canaria crecía. Y creía. Tanto fue así que Shurna, al fin, ponía en ventaja a los insulares. Luego AJ se marcó uno de esos triples que tanto gustan, teledirigido prácticamente hacia la red, y Pedro Martínez solicitaba tiempo muerto. Estaba herido el BAXIManresa (35-3, a 3:35 para el cierre del segundo cuarto). Sima, imperial en el rebote ofensivo, igualaba a 35. Había que amarrar al pívot y Fisac metía a Stevic. Más músculo en el parqué. Con una chapa a Dennis se iba al descanso el Herbalife. Y dos abajo (37-39).

Tras el intermedio la vida seguía igual. El Manresa exhibía mejores sensaciones y las trasladaba al resultado. Sin rastro todavía de Brussino, le tocaba a Kramer tirar del carro. 38-45 y le pitaban, a falta de 7:46, técnica a Pedro Martínez, algo nervioso en banda. Era un partido que ninguno de los dos quería perder. Una batalla para estar en la Copa del Rey y lo que estaba en juego se palpaba en cada acción. Navegaba en un mar de incertidumbres el Granca cuando Shurna metía de nuevo a los suyos con un tiro de dos muy aplaudido por la hinchada.

Kramer, un acto de raza, robó un balón en un saque de Manresa, forzó la falta, se acercó a la grada y aplaudió con fuerza, pidió unión y el Arena entero rugió. Acto seguido apareció Brusinno con una bandeja marca de la casa. Javi López, adentro. A seis estaba el Herbalife hasta que Khalifa cazó un rebote ofensivo que puso el 45-49 en el electrónico. No quería perder este encuentro el combinado amarillo. Brussino igualaba y Bako, con un mate de espaldas, silenciaba el Arena. Tocaba seguir luchando. Ennis, una vez más desde los tiros libres, ponía las tablas (51-51, a falta de 2:03 para el cuarto). Ennis, sobre la bocina y con una carrera díscola de canasta a canasta, desataba la esperanza y lo fiaba todo al último cuarto (54-58).

Al final, en el acto decisivo, tan solo las acometidas de Ennis invitaban a creer en la remontada. Los claretianos, famélicos en muchos momentos del choque, se agarraban a los arrebatos de Dylan, que con dos triples seguidos dejaba con vida a los suyos. Se empeñó el canadiense, incluso con puntos imposible mientras se caía o lo tiraban al parqué. Pero ni con esas. Los agujeros en defensa, donde el Manresa entraba con cierta facilidad y letalidad, condenaban al Granca a morder el polvo. Y así fue como sucumbió el cuadro de Porfi Fisac, que jamás dio síntomas de ser capaz de dejar la victoria en la isla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios