Álvaro Valles, durante un entrenamiento de la UD esta temporada. / UDLP

Álvaro Valles, el guardián de la portería amarilla

El sevillano tan sólo ha encajado un gol en cinco partidos. Es el segundo portero menos goleado después de Caro, guardameta del Burgos

IVÁN MARTÍN CHACÓN las palmas de gran canaria.

La Unión Deportiva Las Palmas tiene un seguro bajo palos con nombre y apellido: Álvaro Valles. El guardameta sevillano se ha convertido en uno de los pilares que sustenta a la UD en la primera plaza de la clasificación de la Liga Smartbank gracias a sus buenas y cruciales intervenciones. Cuando el partido se complica y la UD lo necesita, es él quien responde. Cuando el equipo sufre sin balón es a él a quién se le escucha dando órdenes a sus compañeros como si de un capitán se tratara.

Ha salvado al equipo amarillo en más de una ocasión, y los datos lo demuestran ya que lleva 14 paradas en cinco partidos y sólo ha recibido un gol esta temporada, o lo que es lo mismo, 0,2 goles recibidos por partido, un dato a destacar. Fue en Vitoria en el 1-1 de los grancanarios frente al Álaves, en una jugada aislada, con rebote incluido dentro del área, en la que el portero no pudo hacer nada para evitar el que hasta ahora, es el único en contra del equipo de García Pimienta.

Con cuatro porterías a cero, Álvaro Valles es el portero menos goleado de la categoría sólo por detrás de Jose Antonio Caro Díaz, Caro, portero del Burgos CF, aún sin encajar. El equipo burgalés ha cosechado 3 empates a cero y 2 victorias por un gol a cero.

Desde que Valles se afincó en la portería de la UD en la jornada 28 de la pasada temporada ante el Lugo, ha jugado un papel fundamental en el equipo. Su manejo de la pelota con los pies ha mejorado, sus pases a corta y larga distancia cada vez son más precisos (72.86% de pases acertados en lo que va de liga), y la confianza que ha ido adquiriendo, ha hecho que el andaluz sea indiscutible para salvaguardar la meta de García Pimienta.

Además, estuvo a punto de lograr un hito histórico que ningún portero había conseguido nunca en el club, conservar la portería a cero durante las primeras cuatro jornadas de competición.

Está justificando su renovación, además del idílio que tiene con la afición del Gran Canaria.

Ahora con la visita al Racing de Santander, Valles intentará seguir con su particular racha para permitir al equipo sacar algo positivo de El Sardinero.