Will Smith abofetea al cómico Chris Rock durante la última gala de los Oscar.

Will Smith no podrá asistir a los Oscar durante diez años

El organismo reconoce que tenía que haber actuado con más contundencia tras el bofetón a Chris Rock durante la gala

Iban Garbayo
IBAN GARBAYO Madrid

La Academia de Hollywood tomó anoche una contundente decisión tras el escándalo de Will Smith en la gala de los Oscar. El popular actor americano -reciente ganador del premio a mejor actor protagonista por su papel en 'El método Williams'- no podrá acudir a la gala durante los próximos diez años, como resultado de haber abofeteado al comediante Chris Rock durante la última ceremonia. Ni a los premios más importantes del cine en el planeta ni a cualquier evento -ciclos de cine, galas benéficas u otro tipo de proyectos relacionados con el séptimo arte- que organice la institución «de forma presencial o virtual». Lo que no aclaró el organismo es si Smith podrá optar a una candidatura. Una decisión que «acepta» y «respeta» el actor.

En su reunión celebrada este viernes, la junta de gobernadores de la Academia de Hollywood decidió que el periodo de castigo para el intérprete de Filadelfia entrara en vigor este viernes mismo. Además, también aceptó su renuncia como socio que Smith presentó hace una semana tras «privar a los nominados y ganadores de una oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo», según indicó el actor en un comunicado.

«La gala de los Oscar pretendía ser una celebración de las muchas personas de nuestra comunidad que hicieron un trabajo increíble durante el último año. Sin embargo, esos momentos quedaron empañados por el inaceptable comportamiento en el escenario por parte de Will Smith», explicaron en el comunicado el presidente de la academia, David Rubin, y la consejera delegada, Dawn Hudson. La academia quiso también echar un capote sobre Chris Rock -el otro damnificado en la sombra- y que fue capaz de 'salir al paso' y continuar con la gala tras el bochornoso incidente. «Queremos expresar nuestra profunda gratitud a Chris Rock por mantener la compostura en estas circunstancias extraordinarias», concluye, antes de entonar el 'mea culpa': «No manejamos adecuadamente la situación. Pedimos disculpas».

La polémica marcó la noche en que 'CODA' se alzó con el premio a mejor película del año. Rock, conocido por su humor satírico y ácido, entró al escenario para entregar el premio a mejor documental. En su punto de mira situó a Jada Pinkett Smith, la mujer del actor. En mitad de su intervención, comparó el pelo rapado de ella con el de la teniente O'Neil, película del mismo nombre protagonizada por Demi Moore en 1997. Rock, también actor, guionista, productor y director de cine, se puso guasón y dijo que realmente parecía que iba a protagonizar la segunda parte del filme... Y ahí se lió. Porque Pinkett en realidad sufre problemas capilares: una enfermedad autoinmune le produce calvicie, como ella misma ha explicado en su redes sociales.

A Will Smith la broma le pareció pesada -aunque al principio pareció darle igual- y decidió salir al escenario a 'defender' el honor de su mujer. Ni corto, ni perezoso, decidió propinar un fuerte tortazo a Rock dejando a toda la sala enmudecida. Hasta tal punto, que tras volver a su butaca, decidió proferir varios insultos sobre el comediante. «Saca el nombre de mi mujer de tu boca de mierda», le gritó. Los invitados al Teatro Dolby, tampoco la audiencia, tenían claro si lo que estaban viendo era un sketch pactado o no.