Borrar
Una imagen de 'Entre hilos y huesos'. Marcos G Punto
Daniel Doña: «La danza vuelve muy intuitivos el cuerpo y el ojo del espectador»

Daniel Doña: «La danza vuelve muy intuitivos el cuerpo y el ojo del espectador»

El bailarín y coreógrafo Daniel Doña culmina la gira de 'Entre hilos y huesos' en el Teatro Pérez Galdós y en el Auditorio de los Jameos

VICTORIANO S. ÁLAMO

Las Palmas de Gran Canaria.

Miércoles, 20 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La danza contemporánea como vehículo para remover la conciencia y reflexionar sobre un pasado que marca el presente español. Estos son los cimientos sobre los que se erige 'Entre hilos y huesos', pieza creada por el bailarín Daniel Doña que culmina su gira en el archipiélago canario. En concreto, se representa este viernes, 22 de marzo, en el Teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria, a partir de las 20.00 horas, y baja el telón de forma definitiva dos días después, a la misma hora, con una última función en el Auditorio de los Jameos del Agua, en Lanzarote.

«Vamos a Canarias con muchas ganas para cerrar la gira de este espectáculo que tantas alegrías nos ha dado», asegura Daniel Doña sobre un montaje mastodóntico para una compañía privada como es DDCdanza, ya que sobre el escenario se desenvuelven 12 profesionales, entre bailarines y músicos.

'Entre hilos y huesos' es danza contemporánea y música en directo. Pero también es compromiso social e histórico que cobra vida de forma artística tras un arduo trabajo previo de mesa para «documentar» el periodo histórico que aborda, reconoce su creador.

Distintos momentos del montaje de danza contemporánea y música.
Imagen principal - Distintos momentos del montaje de danza contemporánea y música.
Imagen secundaria 1 - Distintos momentos del montaje de danza contemporánea y música.
Imagen secundaria 2 - Distintos momentos del montaje de danza contemporánea y música.

«La danza es un lenguaje que vuelve muy intuitivos el cuerpo y el ojo del espectador. Transmite el pensamiento y es capaz de generar un compromiso a las relaciones humanas. También se puede convertir en un lenguaje de lucha y de acercamiento a un momento histórico concreto, porque la danza es un motor que cada uno tiene internamente, aparta la palabra y es un lenguaje común que cada persona entiende», defiende Daniel Doña.

El régimen franquista y la defensa de la mujer están detrás de la reflexión que ha guiado esta coproducción entre DDCdanza y los Teatros del Canal de Madrid. Cuenta con una serie de hilos conductores como son artistas del calado de Federico García Lorca, Miguel Hernández o Maruja Mallo y Carmen Amaya, entre otros, que se convierten en una especie de guía. «Detrás de muchos anónimos de la historia literaria y pictórica había nombres de mujeres. Es necesario que se reivindique sus figuras. Fueron puntas de lanza de una generación de creadores en unos tiempos difíciles, fueron capaces de crear un lenguaje y un discurso artístico en un país que era un páramo. Además, era peligroso dedicarse a la cultura siendo mujer y ellas fueron capaces de convertirse en una referencia, aunque después se las silenció», señala.

Daniel Doña.
Daniel Doña. Marcos G Punto

«Lo primero con lo que se encuentra el espectador es con un cuerpo de baile enmascarado que no tiene rostro y que representa a hombres y mujeres que acabaron en las cunetas y a sus familiares, que aún hoy no han podido recuperar sus cuerpos. A partir de esos cuerpos se construye una historia en la que el espectador se reivindica, porque hoy muchos tenemos historias cercanas de familiares relacionadas con aquella barbarie del régimen franquista», avanza el bailarín y coreógrafo.

Durante la pieza, se suceden referencias a la Argentinita, a Pastora Imperio, a los fusilamientos del franquismo que requieren minutos de silencio... y a la reivindicación de figuras literarias y artísticas que padecieron la temible represión de aquella España tan oscura. «La danza tiene poder y también un mensaje esperanzador y liberador. La sociedad española pasó por una época de dictadura y una de las mejores cosas que hemos construido ha sido la democracia, que trajo libertad y esperanza. La obra conecta con el público porque tras este paisaje oscuro, la dramaturgia incluye un punto de fuga que nos lleva a la democracia», explica.

Así, apunta Daniel Oña, 'Entre hilos y huesos' se desarrolla no solo como un montaje de danza contemporánea con música en directo, sino como «un homenaje a las injustas víctimas de la barbarie del franquismo».

La música

El apartado musical invita a un viaje en el tiempo, fruto de un trabajo «arqueológico que conecta al público con la época, pero evitando caer en el costumbrismo», para lo que se ha apostado por convertir la historia «en una fuente de inspiración para abordarla desde un plano actual». El apartado musical lo firman Antonia Jiménez, Carlos Cuenca, José Luis López y Paco Cruz.

Tras esta producción de gran formato, el granadino Daniel Doña apuesta de nuevo por el formato pequeño y medio con dos nuevas propuestas, la recién estrenada 'El verbo' y 'Rara Avis', que tendrá su puesta de largo en septiembre, en Sevilla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios