Mark Zuckerberg, en la sede de Facebook, en Silicon Valley. / Reuters

Silicon Valley, tierra de burbujas y de sombras

Dos libros basados en investigaciones periodísticas desvelan la toxicidad interna y la manipulación de las empresas tecnológicas

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Por detrás de su brillo y de sus grandes proclamas sobre la libertad, Silicon Valley en el ojo del huracán. Las violaciones de la privacidad de sus usuarios, la epidemia de desinformación que provocan sus contenidos y su toxicidad interna las han puesto bajo escrutinio público. Dos libros de investigación aportan nuevos datos sobre el funcionamiento, interno y externo, de estas grandes compañías.

Las periodistas del New York Times Sheera Frankel y Cecilia Kang abordan las sombras de Facebook, la mayor de todas las tecnológicas. 'Manipulados' (Debate) saca a la luz los métodos de la red social para convertirse en un poder mundial que intenta avasallar a los gobiernos y que pasa por encima de cualquier control. Cambridge Analytica, la infiltración rusa en las elecciones de Estados Unidos de 2016 o el genocidio rohinyá en Birmania, en el que Facebook jugó un papel clave, son algunos de los escándalos que analiza el libro, que no deja en buen lugar ni a Mark Zuckerberg ni a su número dos, Sheryl Sandberg.

«Aunque la empresa se someta a una transformación radical en los próximos años, ese cambio difícilmente provendrá de dentro. El algoritmo que sirve al corazón de Facebook es demsiado poderoso y lucrativo. Además, la plataforma se cimenta en una dicotomía fundamental y tal ver irreconciliable: su supuesta misión de mejorar la sociedad conectando a la gente a la vez que obtiene beneficios de ella. Es el dilema de Facebook y su fea realidad», apuntan las periodistas.

El caso de Birmania, donde «se utilizan indistintamente los términos Facebook e internet», dada la enorme implantación de la red social, es paradigmático. Allí, la empresa fue incapaz de parar los bulos alentados por los budistas frente a los musulmanes: vídeos falsos, mensajes deshumanizadores... El ataque de los budistas contra los musulmanes, denunciado por la ONU, fue consecuencia de la inacción de la empresa. Pero sucede que en Facebook «no te despiden por cometer una tontería; te despiden por ser desleal», como afirma uno de los entrevistados en el libro, y algo similar sucede en otra compañía retratada en un libro que acaba de publicarse en España.

'Disrupción' (Capitán Swing) es el testimonio de un veterano periodista, Dan Lyons, al que contrata la 'start-up' HubSpot para su departamento de marketing. En esa empresa burbuja, Lyons sufre el trato atroz que dispensan hacia los trabajadores de mayor edad unos jóvenes que manejan millones de dólares sin los mínimos parámetros profesionales (hilarante la descripción de cómo un osito de peluche preside las reuniones de más alto nivel).

Y es que en estas empresas, con billares en vez de salas de reuniones, con paredes pintadas de colores chillones, nada es casual. «¿Cómo conseguir que cientos de personas trabajen en ventas y marketing por el sueldo más bajo posible? Una forma de lograrlo es contratar a jóvenes que acaban de salir de la universidad y hacer que el trabajo parezca divertido. Basta con darles cerveza y futbolines gratis, decorar el lugar como si fuera una mezcla entre un jardín de infancia y la casa de una hermandad universal y montar fiestas [...] Hay que decirles que no hacemos esto por ahorrar dinero en espacio de oficina, sino porque así es como les gusta trabajar a los de su generación», escribe el autor.

A la vez, Lyons descubre un lado aún más oscuro: cómo se hinchan las cuentas de este tipo de empresas para que den grandes pelotazos en sus salidas a bolsa, en beneficio de unos pocos, aunque no exista detrás un producto que respalde las inversiones.