Publico abandonando una sala del Monopol el último día que el cine proyectó películas. / ARCADIO SUÁREZ

La SGAE prevé un «socavón mayor» que en 2008 para el sector cultural

La entidad presenta su balance estadístico de 2019, que mostraba un crecimiento sostenido de un sector que ha caído en picado con el coronavirus

David Ojeda
DAVID OJEDA

La sede de la SGAE en Las Palmas de Gran Canaria acogió la presentación del Anuario de la entidad, una compilación de datos y barras estadísticas que ayudan a comprender mejor el estado del sector cultural en las islas. Una jornada que estaba destinada a celebrar el crecimiento sostenido que había tenido este segmento industrial a lo largo de 2019 y, sin embargo, se tiñó de preocupación al valorar el escenario que puede dejar tras de sí el virus.

Así quedó reflejado en la valoración de Cristina del Río, directora de SGAE en Canarias. «Arrancamos el 2020 de manera espectacular. Estábamos presentando en enero y febrero unos buenos rendimientos en recaudación que hacían prever un aumento en recaudación y llegó marzo. A partir de ahí y con el freno de la actividad turística hubo un rebote que paralizó completamente la programación cultural. Con lo cual creo que va a ser un socavón bastante mayor que el de 2008», lamentó.

Del Río afrontó con franqueza el escenario. Antes de eso, Rubén Gutiérrez, director general de la Fundación SGAE, había detallado con datos ese buen momento del sector. Un crecimiento que había alcanzado, y en algunos casos superado, las cifras que se daban hace una década.

Por ejemplo, Gutiérrez celebraba las cifras de los eventos de música popular, ya que las subidas entre 2018 y 2019 fueron de un 4,3% en la oferta, al 2,8% en la asistencia y al 4,2% en la recaudación, que con los datos de macrofestivales serían del 0,4% en espectadores. Una relación que entendía mucho más proporcionada que en tiempos pretéritos donde se observaba una «burbuja». Ahora, esos datos calaban en el tejido laboral de la islas.

Insistimos. Todo ello hasta que llegó marzo y el virus mandó a parar. «En este momento las caídas que estamos valorando varían mucho por sectores, pero están en torno al 30% de media. En algunos ámbitos llega incluso al 50%. Espacios que han reducido el aforo, con lo que lo van a notar en recaudación. Hay un cambio total que es circunstancial por el miedo al contagio», manifestó Del Río con una especial preocupación que siguió relatando. «La incógnita en Canarias está relacionada con la lentitud de la actividad turística que es de la que depende prácticamente el resto de la actividad industrial. 2020 va a ser un año disruptivo a nivel cultural», señaló.

Desde la perspectiva nacional, Rubén Gutiérrez sintetizó que «vamos a encontrarnos con un año catastrófico porque las previsiones que tenemos no las podemos decir en voz alta porque duelen. Vamos a ver si somos capaces como sociedad de intentar circunscribir estas crisis a lo puntual. También desde las instituciones, porque el Ministerio ha estado poco proactivo».

Sin embargado, volviendo al archipiélago, Cristina del Río valoró la capacidad de reacción que demostró el Gobierno de Canarias, desde la Viceconsejería que capitanea Juan Márquez. «En Canarias ha habido un cierto nivel de proactividad por parte del Gobierno regional. De hecho fueron los primeros en intentar hacer un diagnóstico de la situación y desarrollaron un paquete de ayudas específico», relató.

Por ello, entiende como fundamental trazar estrategias comunes que pongan en valor el tejido cultural canario. «Nos encontramos con un escenario que nos puede ofrecer dos maneras de responder a esta crisis. Lo cierto es que el modelo turístico que tenemos aquí puede potenciar la colaboración con el sector cultural para llevar la creación a los ámbitos turísticos. En esa línea estamos empezando a colaborar para tratar de ayudar a los creadores como palanca de reactivación. Con contrataciones legales y sin las habituales triquiñuelas que se les suele hacer a los músicos en el sur sin dar de alta, para convertirnos en aliados y que agarren de la mano a los otros sectores», finalizó.

Un dato curioso se daba en los cines de Canarias, En cine, con un crecimiento entre 2019 y el año anterior es del 1,1% de las sesiones, del 7,4 % de la entradas vendidas y del 7,2 % de la recaudación.