La artista grancanaria Saskia del Cristo Rodríguez, ante una de sus creaciones. / C7

Saskia Rodríguez formula una reflexión sobre la letra como instrumento de ilegibilidad

La artista grancanaria exhibe hasta el 25 de febrero 'Ejercicio de desletreo', en el Centro de Artes Plásticas, en el barrio de Vegueta

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La creadora Saskia del Cristo Rodríguez (Gran Canaria, 1993) inauguró ayer, en el Centro de Artes Plásticas del Cabildo, en Vegueta, la temporada expositiva 2022 del mencionado espacio con su última entrega individual titulada 'Ejercicios de desletreo', en la que formula una reflexión alrededor de la dimensión comunicativa, y más concretamente, sobre su representación y la no-narratividad como un ejercicio de distanciamiento con respecto a la incesante invasión de mensajes que nos rodean.

Motivada por el cambio de lengua asimilado durante el período en el que residió en Reino Unido, la artista comenzó a indagar más en profundidad sobre la letra como un instrumento de ilegibilidad practicando, desde varios lenguajes contemporáneos con los que multiplica y fragmenta su capacidad de significación, lo que se ha esforzado en llamar de(s)letreo de la escritura. Así, si para el común de los mortales la letra como signo representa una posibilidad agotada, para la artista el garabato encierra una riqueza infinita de posibilidades.

La muestra de Saskia del Cristo Rodríguez se exhibe en el espacio artístico dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario hasta el día 25 de febrero, pudiendo visitarse de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas, con entrada libre.

El proyecto expositivo de Rodríguez está integrado por una cuidada selección de obras recientes que son el fruto de su obsesivo interés por las nuevas construcciones textuales, en las que (re)presenta la letra como un instrumento de ilegibilidad, que nada tiene que ver con el lenguaje, simulando escritos en los cuales no se puede leer nada, pero en los que intuimos que hubo cierta información que se nos presenta a la vista inalcanzable. Las piezas están realizadas con técnicas mixtas empleando un falso periódico impreso en offset, varias libretas de bocetos, impresiones digitales sobre papel japonés, en grafito y papel de calco sobre papel, litografías y lienzos.

Como apunta la también artista y comisaria tinerfeña Ana Roca, que ha escrito el texto del catálogo de dicha exposición, Saskia Rodríguez «quiere gritar desde el movimiento de su mano sin pronunciar nada. Bailar entre realidad y ficción de quien se atreve a imaginar. De esta manera, la artista plantea captar el silencio (escrito) representando el movimiento de su cuerpo y la impronta que este genera en sus obras».

Según avanza Roca, el público puede llegar a tener la sensación de que en las obras exhibidas que dialogan entre ellas se le presenta cierta información inalcanzable. «Nos hacen casi pensar sobre la importancia de lo escrito y el cuidado que conlleva el tocar, lo palpable y lo certero. Sin embargo, nos encontramos ante un mensaje que nadie redactó, lleno de trazos que hablan de silencio, la escritura sin lectura y viceversa, en un intento de incorporar la pausa al texto dentro de una estrategia evidente de ilegibilidad e incomprensión para el espectador», añade.

Por tanto, el espectador intentará descifrar cada trazo que se presenta, aun sabiendo que está muy lejos de un código que pueda comprender. «Lo evidente y su contrario como aquello que no se ve de una forma patente, sino que se esconde tras los sutiles trazos de un grafito, una pincelada o el registro de una fotocopiadora como medio de reproducción para intentar engañar sobre la técnica utilizada en cada ocasión. Una forma de hablar sin hacer uso de las palabras, casi negar de ellas y aferrarnos al garabato para ocultar todo aquello que no se quiere decir», sostiene Ana Roca.

Saskia del Cristo Rodríguez es graduada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y ha realizado el máster de Producción Artística de la Universidad Politécnica de Valencia. Además, ha cursado los módulos de litografía y serigrafía del Máster de obra gráfica en la Fundación CIEC en Betanzos de La Coruña. Su trabajo ha sido exhibido de forma individual en el Centro de Arte La Regenta con el título 'Entre (lo) original y (el) origen', o 'De la copia a la serie' en la Fundación Mapfre Guanarteme, ambos espacios de Las Palmas de Gran Canaria. También ha participado en numerosas exposiciones colectivas como la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo Emergente Eve-Maria Zimmermann (Tenerife), entre otras.