La ilustradora madrileña Rosa Ureña. / C7

Rosa Ureña: «Disfruto muchísimo cuando utilizo el humor para contar una historia»

La ilustradora madrileña, con 'Atasco', acaba de obtener la última edición de la 21ª edición del Concurso Internacional de Álbum Ilustrado

FRANCESC ZANETTI Las Palmas de Gran Canaria

A la ilustradora madrileña Rosa Ureña se le ocurrió un día en el que quedó atrapada en un colapso de tráfico, la idea que luego condensaría en las páginas del álbum que presentaría en la 21º edición del Concurso Internacional de Álbum Ilustrado que convoca el Cabildo grancanario a través de la Biblioteca Insular.

'Atasco' es posible que no sea su título definitivo, pero esta autora que el próximo mes de marzo publicará el poemario infantil 'Circo', tuvo claro desde el principio que el motor de la historia tendría que ser el atasco y que lo complicado sería el punto de vista desde el que poder contarla.

DETALLES

  • Origen El punto de partida del álbum fue un colapso de tráfico en el que se vio envuelta la diseñadora madrileña.

  • Epígrafe «Al principio era difícil de ejecutarlo. Una vez definido yo solo he tenido que llevarlo al papel».

  • Jurado En el fallo se valoró la originalidad de la autora a la hora de otorgarle concreción física a una idea.

  • Carácter «Soy bastante nostálgica y a menudo me quedo anclada en la añoranza, aunque me encanta el humor»

«Tal y como la había estructurado en un principio era demasiado complicada de ejecutar, hasta que dio la vuelta por completo y tomó cuerpo. Una vez definida yo solo he tenido que llevarla al papel», señala la ilustradora que advierte que, «además de la historia principal, planteo pequeñas tramas secundarias a modo de detalles mínimos que el lector debe ir descubriendo entre una maraña de personajes».

«Es una historia muy sencilla con la que todos nos podemos identificar. Además, nos desvela un gran enigma, algo que, cuando estamos metidos en un gran embotellamiento, nos preguntamos siempre ¿quién ha provocado este atasco? o ¿cómo es posible que de repente el tráfico se libere sin más?», señala Ureña.

El jurado del concurso valoró en la obra de la madrileña su originalidad a la hora de otorgarle concreción física a una idea, poblando la secuencia narrativa de personajes expresivos y situaciones caracterizadas por un sentido del humor travieso. «Soy una persona bastante nostálgica y a menudo me quedo anclada en la añoranza, pero me encanta el humor y disfruto muchísimo cuando lo utilizo para contar una historia. Creo que todo lo que contamos a través del humor, por supuesto un humor respetuoso, es siempre bien recibido», avanza la ilustradora que confiesa que manifestaciones como el arte, la fotografía o la misma vida cotidiana son referencias en su trabajo.

«Prefiero trabajar de forma manual, recorrer el papel con el lápiz es de lo que más disfruto, el sonido al sombrear o al manchar el soporte es pura terapia», confiesa.

Rosa Ureña verá a finales de 2022 publicado este trabajo en la editorial catalana A buen paso que colabora con la Biblioteca Insular desde hace años en esta convocatoria dotada con once mil euros de único premio. «Este reconocimiento puede ser un gran impulso para mi trabajo e independientemente de la gran satisfacción que me ha proporcionado y de lo que pueda suceder en el futuro, me insufla mucha energía para continuar por este camino», apunta.

La autora de 'Atasco' estima que «la literatura infantil y juvenil está en auge» y señala que su crecimiento en la última década se ha producido «debido a muchos factores que se han dado de forma simultánea: las editoriales y su apuesta por proyectos más arriesgados y el cuidado en la calidad de la edición; las ferias dedicadas a los libros, cada día más numerosas; la labor que realizan los centros educativos y bibliotecas con fantásticos programas de fomento a la lectura; las propias familias, que intentan inculcar el hábito de la lectura en los niños desde muy pequeños; la proximidad que los autores tenemos con nuestros lectores mediante redes, presentaciones, talleres o actividades programadas en torno a nuestras obras; la ilustración, que hace que los libros sean más atractivos... Estos, entre otros muchos factores, afectan positivamente a la prosperidad de la literatura infantil y juvenil».

La gandora del premio, Rosa Ureña. / c7

«Supongo que todas las experiencias que vivimos se manifestan de alguna manera en lo que hacemos»

La ilustradora madrileña Rosa Ureña, que ahora mismo se encuentra trabajando al mismo tiempo en un poemario, una novela infantil y un álbum ilustrado, durante años se dedicó al patronaje industrial, aunque nunca dejó de formarse e interesarse en otras materias relacionadas con el diseño, como el diseño gráfico, la caligrafía o la ilustración.

«Supongo que todas las experiencias que vivimos se manifiestan de alguna manera en lo que hacemos. Es cierto que mi vida ha estado ligada a diferentes terrenos creativos, pero la clave es justo eso, son diferentes planos de la creatividad. No sé cómo es para otras personas, pero para mí, la mayoría de las veces, el proceso creativo es difícil, costoso, hago muchas pruebas, incluso abandono ideas que no prosperan y vuelvo a retomarlas más tarde con otra mirada. Detrás de una ilustración o de un texto hay muchísimo trabajo y mucho tiempo. El diseño, el patronaje, la caligrafía, la escritura y el dibujo tienen en algo en común para mí, además de su lado creativo, siempre comienzan a partir del trazo de un lápiz», admite la creadora que ha ilustrado, entre otros, en álbum de Isabel Bernaldo de Quirós 'Xanina, la pequeña hada de la fuente' y el titulado 'Cosme y la trucha', de José Ramón de Cea.