El director Imanol Uribe posando este pasado viernes en Arrecife. / CARRASCO

«Probablemente rodaré en Lanzarote en septiembre»

Aprovechando su papel de jurado en el Festival Internacional de Cine de Lanzarote, ha buscado localizaciones para su próximo largometraje

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

Alcanzará 72 años en el DNI en febrero próximo. En el cara a cara, ni mucho menos aparenta la circunstancia. Sobre todo, en cuanto la ilusión se dibuja en su rostro si se le pide hablar de proyectos de futuro. Está en Lanzarote como jurado del Festival Internacional de Cine, en la sección de cortos internacionales.

- Resultó sencillo convencerle.

- Fue fácil, porque además de que a Lanzarote siempre apetece venir y que hacía mucho tiempo que no venía; tengo un proyecto, del que todavía no puedo hablar, para rodar una película aquí, probablemente el año que viene. He aprovechado para ver un par de sitios para el rodaje, he matado como tres pájaros de un tiro.

PAPEL COMO JURADO DEL FICL«He visto 17 cortos. Y la verdad es que el nivel es muy bueno, sorprendente»

- ¿Qué nivel ha visto este año en los trabajos a concurso? ¿Le ha costado decidir los premios que este sábado se dan a conocer?

- He visto 17 cortos. Y la verdad es que el nivel es muy bueno, sorprendente. He sido jurado en otros festivales y comparando, el nivel es muy bueno. Creo que hemos coincidido el jurado en el palmarés totalmente.

- Conoce las islas a nivel personal y en material profesional.

- La primera vez que vine a Lanzarote debía ser el año 81. Mi hija mayor que tenía dos años, cuando me separé de mi primera mujer, se vinieron las dos a vivir aquí; y yo me venía a pasar navidades, Semana Santa... Para ver a la niña, claro, estuvieron viviendo aquí durante unos dos años y en ese tiempo vine como tres o cuatro veces. Y después he vuelto. Llegué a conocer a César Manrique, que me impresionó. Estuvimos en su casa, creo que vinimos para un coloquio sobre 'La muerte de Mikel?, pero igual alguien me puede corregir, porque tengo una memoria espantosa. Fue en el año ochenta y tantos.

- Del rodaje previsto en 2022. ¿Documental o ficción?

- Será una ficción. Pero me han dicho que no cuente mucho más.

- ¿Una historia truculenta?

- Puede ser. Puedo decir que de productor está Andrés Santana, con quien colaboré en 'Mararía'. Probablemente el rodaje será en septiembre del año que viene. Va a ser en Lanzarote, en interior y en exteriores. Y será un rodaje con paciencia, porque los rodajes en las islas están marcados por el cambio de luz constante. A lo largo del mismo día no tienes una luz constante; pero es el único inconveniente que hay.

- Un año de espera casi, pues.

- Mis ciclos se han ido alargando. Yo hacía películas cada dos años. Luego fue cada tres años. Y la última película me ha costado levantarla cinco años.

- De cara a lo que está por venir, con una filmografía extensa sobre el terrorismo y ETA, estos días se han cumplido diez años de la renuncia de la banda a las armas. ¿Le queda aún algo por contar al respecto? ¿Ayudó su obra a despertar conciencias?

- Las primeras películas que hice sobre el tema vasco, siendo vasco, pero nacido en El Salvador y siendo alguien que no había vivido en Euskadi, sirvieron para ponerme al día de lo que estaba pasando. Fueron un vehículo de conocimiento de la realidad. Pero después, las veces que ha aparecido el terrorismo en mis películas, se ha colado de una forma muy tangencial. Lo que pasa es que como es un tema tan brutal, tan doloroso, es una parte que se ha comido al todo. Un ejemplo es 'Días contados?, una adaptación de una novela de Juan Madrid, cuyo protagonista es un fotógrafo, no un terrorista. Y yo estaba intentando hacer, tenía fascinación, por la 'Carmen' de Bizet y, de repente, al leer la novela, con personajes femeninos yonquis, putas, del barrio de Malasaña, se me iluminó la bombilla, con una Carmen yonqui. Y como no me valía el fotógrafo de la novela, el militar, el don José tuve la idea de que fuese de ETA Militar. Pero mi punto de partida era Carmen.

- La obra está marcada por ETA.

- Al final la parte se comió al todo. En la película hay un personaje que es un etarra, pero no profundiza. Fue una película cruda. Es la más explícita que he rodado.

- Da el ciclo por cerrado entonces con 'Lejos del mar'.

- Es una reflexión sobre el perdón, pero llevada también muy al terreno personal.

- La inmigración clandestina es otro tema actual que ha tocado en su filmografía, con 'Bwana'. ¿Se plantea una revisión?

- Es un tema que está abierto. Ahora se está tratando mucho en el cine, aunque siempre es poco. Es un tema que afecta a la sociedad. Pero ahora no es un tema que me atrae para tratar en cine.

- ¿Cómo ha llevado la pandemia? ¿Cómo ha podido trabajar?

- He tenido muchísima suerte. La última película que he hecho, que se llamará 'Llegaron de noche' (se valoró 'La mirada de Lucía'), que está basada en la único testigo que presenció la matanza de los jesuitas en El Salvador, es una historia que íbamos a empezar a rodar en Cali, en Colombia, que tiene unos exteriores muy parecidos. Justo cuando íbamos a empezar a rodar, fue cuando nos mandaron volver. Y luego hemos rodado en plena pandemia. Y ha sido una experiencia muy curiosa, sorteando el pánico de los lunes y los viernes cuando se hacían las PCR. Cayó gente, del equipo de cámaras, del equipo de sonido, una faena, pero siempre pudimos sustituir. De los actores, tuvimos muchísima suerte.

- ¿Para cuándo el estreno?

- Depende de Gerardo Herrero, que es el productor. Cuando le pregunto me dice que en el primer trimestre del año que viene.

- ¿En algún festival?

- Por mí, iría directamente a las salas. Pero se me escapa. Entregué la película en julio y no he vuelto a saber nada más. Será en el primer trimestre, pero no sé ni cómo, ni dónde.