Liudmila Ulítskaya. / Basso Cannarsa

El Formentor de las Letras premia a la rusa Liudmila Ulítskaya

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Reunidos en Lanzarote, en la casa de José Saramago, en Tías, los miembros del jurado del Premio Formentor de las Letras, formado por Elide Pittarello, Marta Rebón, Gustavo Guerrero, Enric Bou y su presidente Basilio Baltasar, tras una detallada deliberación y después de considerar los méritos de los escritores presentados como candidatos por el jurado, evaluando el sentido y calidad de sus obras literarias, reconocieron ayer los logros de la escritora rusa Liudmila Ulítskaya.

Nació en 1943 en los Urales y se graduó en la Universidad de Moscú con una Maestría en Biología. Trabajó en el Instituto de Genética como científica. Poco antes de la Perestroika se convirtió en directora de repertorio del Teatro Hebreo de Moscú (1979-1982) y guionista. Ludmila Ulítskaya se puede definir como una de las escritoras más profundas y de mayor alcance de la literatura rusa contemporánea. Sus antepasados judíos eran de Ucrania y vive en Berlín desde marzo de 2022.

El jurado destaca «el poderoso aliento narrativo con que registra las más sutiles emociones del alma humana, por la sensibilidad con que cuenta la epopeya de las personas arrojadas al laberinto del mundo, por la delicadeza con que rehabilita la dignidad de los hombres y mujeres sometidos al despótico azar de la desdicha, por la soberbia índole de sus personajes y su ondulante, aguda y deslumbrante conversación».

Liudmila Ulítskaya.

«Desde su hondo amor a lo real enigmático, hace florecer en sus polifonías históricas, el coraje y el abatimiento, el entusiasmo y la defección, y un empecinado recelo ante los dogmas, axiomas, paradigmas, sistemas y aparatos de cualquier procedencia», añade el fallo de este premio dotado con 50.000 euros y que cuenta con el mecenazgo de las familias Barceló y Buadas.