Una de las imágenes de archivo de 'Mujeres en la isla: Las otras hijas del mestre', que hoy se estrena en los Cinesa de El Muelle. / C7

Pioneras canarias en la oscuridad

Macu Machín estrena este sábado en dos pases su largometraje 'Mujeres en la isla: Las otras hijas del Mestre' dentro de Canarias Cinema

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Brillaron en unos tiempos oscuros y este sábado en una sala oscura de cine vuelven a cobrar esplendor una serie de pioneras canarias que se adelantaron a su tiempo con su valentía y talento. Lo hacen de la mano de la cineasta isleña Macu Machín, que estrena su largometraje 'Mujeres en la isla: Las otras hijas del Mestre' dentro de la competición del apartado Canarias Cinema de la 21ª entrega del festival internacional de la capital grancanaria.

En todo momento mediante material de archivo, la película lleva a cabo un retrato de autor y emocionante de una serie de mujeres que fueron pilares del desarrollo cultural e intelectual en las islas y de su época. Para ello, Macu Machín cuenta con dos elementos inspiradores, la película y la zarzuela 'La hija del Mestre' y la revista 'Mujeres en la isla'.

«Se puede entender la película como un registro de la memoria, aunque creo que es algo más subjetivo y elaborado», apunta la directora. «Mi película va a ser en algún momento igual de perecedera o precaria que los propios materiales que he utilizado para componerla, tanto los cinematográficos como los televisivos y fotográficos», confiesa.

La película parte de un encargo del Taller Lírico de Canarias. «Esta asociación se puso en contacto conmigo hace unos años, cuando recuperaron 'La hija del Mestre. Cuando la presentación en vivo de la película con música de Jonay Armas, yo participé con 'Quemar las naves'. Gonzalo Angulo, desde la asociación, me dijo que le gustaría que fuera un poco más allá para seguir tirando del hilo. Su propuesta me pareció fantástica. Aunque yo estaba preparando otra película, 'La hojarasca', la pandemia hizo que 'Mujeres en la isla: Las otras hijas del Mestre' saliese antes, porque era más sencillo trabajar con material de archivo en esas circunstancias sanitarias», explica la directora.

La cineasta canaria Macu Machín. / c7

Macu Machín reconoce que disfruta de los encargos. «Son retos. No los entiendo como algo encorsetado y me sirven para responder a mis deseos como directora. Me los tomo como un juego, pero un juego serio, como un reto para forzarme a experimentar y crecer en el terreno audiovisual. Creo que por eso me siguen llamando para este tipo de cosas», apunta por teléfono entre risas.

El filme, que este sábado se proyecta en dos pases, a las 10.00 y a las 20.00 horas, en los Cinesa del Centro Comercial El Muelle, se desarrolla al completo con material de archivo. «Que nos tuviéramos que confinar ayudó a esta decisión. La situación mundial acabó por marcarme la línea a seguir. Siempre me ha gustado el metraje encontrado, partir de material ajeno para resignificarlo de una manera libre y contemporánea. La película la he hecho desde el amor y el respeto más absoluto. He trabajado dos años con mucho cariño y encerrada en casa para esto. Antes investigué mucho, leí muchísimo y me entrevisté con los hijos y los nietos de algunas de las protagonistas y que vivieron parte de lo que se cuenta». Durante la película, la propia Macu Machín asume el rol de la voz en off. «Es lo que vincula las historias y así le aporto una forma subjetiva. Lo que hago es reordenar el puzle y la voz en off marca mi propia mirada. Creo que es un ejercicio de honestidad aclarar que se trata de una visión propia».

La conexión con la zarzuela y la película de 'La hija del Mestre' viene marcada por dos de las mujeres que focalizan buena parte de la atención en esta producción. Marisa Padrón, que dio vida a Rosilla en la película, y Paquita Mesa, que hizo lo propio en la producción escénico-musical.

Macu Machín incluye en su propuesta fragmentos de una entrevista televisiva a la propia Paquita Mesa. Hace lo propio con otras dos pioneras a las que también pone en valor el filme, Lola Massieu y Pino Ojeda. «Contaba con esas entrevistas y me parecía adecuado que la voz principal fuera la de estas mujeres que se retratan a sí mismas», dice.

«Me apetecía seguir investigando a Marisa Padrón, que quedó atada al personaje fatídico de la película. También a otras mujeres que a principios del siglo XX salieron del estrecho vínculo del hogar, al que estaban atadas, ya que solo podían aspirar a ser esposas», dice la cineasta que en su filme aborda el nacimiento y desarrollo de la revista 'Mujeres en la isla'. «Tuvieron mucho ingenio y no sé si inocencia o rebeldía para proponerse el proyecto de levantar una revista solo de mujeres. Vale que eran de la alta sociedad, pero tenían muchos impedimentos y obligaciones y lograron mantenerla durante diez años», añade.

La realidad de esta publicación, la Sociedad de Amigos del Arte, Isabel Macario y Gala de Reschko, entre otras, son algunas de las instituciones y mujeres que también desfilan por una producción que hoy ha comenzado su recorrido por festivales para, según su directora, «crear una especie de ensoñación que permita al espectador aterrizar en esta isla hace cien años, cuando entraba muy rápido en la modernidad».