Juan José Benítez, con su inseparable cuaderno de campo en la playa de Barbate (Cádiz). / Carlos Ruiz B. K.

«Supliqué de rodillas a Jesús dar mi vida por la de Blanca»

Juan José Benítez publica 'En Blanca y negro', un libro que recoge la tremenda experiencia de los últimos días antes de la muerte de su mujer

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZ Madrid

Juan José Benítez (Pamplona, 1946) ha vuelto a investigar, continúa con su férrea disciplina de escribir a diario, de viajar con su cuaderno de campo y de investigar todos los testimonios que le llegan sobre el fenómeno ovni. Todo sería igual, pero no lo es. Desde el año pasado falta en su vida Blanca, la mujer que le «ayudó a cruzar la calle de la vida» durante 40 años. A ella dedica su último libro 'En Blanca y negro' (Planeta) un diario personal e íntimo de los últimos 280 días de la vida de su esposa, fallecida el año pasado a consecuencia de un cáncer.

«Fue una experiencia tan traumática que, cuando ya pasó, pensé que podía ser útil contarla para la gente que pudiera estar pasando por el mismo trance», explica. Y es por ello que el periodista e investigador da forma de diario a su nuevo libro, donde junto a Blanca rememora los buenos momentos vividos antes del fatal momento. No son pocas las aventuras que corrió la pareja a lo largo y ancho del planeta en busca de casos, historias, testimonios o experiencias de todo aquello que tiene que ver con los temas ovni o fenómenos no explicados. Junto a Blanca, este escritor dio forma a la exitosa saga Caballo de Troya, en la que «conoció» al Padre Azul, según explica, uno de los dioses creadores del Universo, y a Jesús de Nazaret, el 'Jefe'.

Según el investigador, cuando su mujer sufría los tremendos dolores del cáncer, llegó a pedir al 'Jefe' que ayudase a Blanca a superar la enfermedad. «En aquellos momentos me sentía abandonado (por el 'Jefe'), no lo entendía. Le suplicaba de rodillas y le daba mi vida a cambio de la de ella, pero lo único que había era silencio. Lo medio he entendido. Se que cada uno tiene su 'contrato' (un acuerdo que Benítez explica en Caballo de Troya, que firma antes de nacer, por el que se acepta cómo va a ser la vida de cada uno en la Tierra) y si es verdad tienes que cumplirlo». Ahora Benítez asegura que sabe que Blanca «está viva, en otro lugar, en otro sitio y está bien».

Poco amante de las «computadoras» y fanático de las tradicionales máquinas Olivetti, JJ Benítez recuerda lo que sintió cuando se puso a escribir 'En Blanca y negro'. «Me encontré con una situación terrible. Tuve que rememorar día a día lo que pasó y aquello me hizo retroceder muchísimo. Pero también fue una especie de terapia recuperando todos los recuerdos», dice. «Todavía no lo he superado, llevo 16 meses y algo he conseguido avanzar. Necesito tiempo para reorganizarme», explica el periodista navarro, que asegura tener ya una treintena de libros pendientes de publicar.

Temas

libro