Borrar
La actriz tinerfeña Paola Bontempi. SERGIO IGLESIAS
Paola Bontempi: «Se permite más la violencia en las ficciones que las cosas subidas de tono»

Paola Bontempi: «Se permite más la violencia en las ficciones que las cosas subidas de tono»

La actriz tinerfeña da vida a María Bianco en la serie que el 5 de marzo estrena ATRESplayer Premium y que se inspira en el actor porno Nacho Vidal

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 19 de febrero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

María Bianco fue una de las primeras actrices del cine pornográfico español. Después dio el paso a la producción y junto con su marido, José María Ponce, fue clave en la carrera de la mayor estrella española de este género cinematográfico para adultos, el actor Nacho Vidal. La actriz tinerfeña Paola Bontempi da vida a esta mujer en la serie de ocho capítulos titulada 'Nacho', que se inspira en la trayectoria profesional de este intérprete catalán y que la plataforma ATRESplayer Premium estrena el próximo 5 de marzo en España.

La intérprete tinerfeña aclara por teléfono desde su domicilio en Madrid que se trata de una ficción inspirada en hechos reales y zanja cualquier posible equívoco: «No es una serie porno. Me he encontrado con alguna reacción sorprendente cuando se han enterado que he participado en esta serie. Si hago de una asesina en serie, la gente ni levanta la ceja. Pero en cuanto se menciona el porno, se dispara la cabeza».

Esa doble moral llama mucho la atención de Paola Bontempi. «Tengo dos hijas y me fijo mucho en la edad recomendada de las series y películas que ven. Me sorprende ver que se permiten cosas muy violentas en las ficciones para menores y en cuanto hay algo un poco subido de tono, nada explícito por supuesto, ya la califican para adultos», explica la actriz isleña.

'Nacho', que evidentemente no es para menores de edad, lo que ofrece es «una incursión en la industria del porno», dice Bontempi. «Cuenta las historias de distintos personajes de esa industria, con sus luces y sombras, alrededor de la figura de Nacho Vidal, que es el protagonista. Es una serie dramática con unos toques muy potentes de comedia. Invita a colarse entre bambalinas y a descubrir la vida de unos personajes que trabajan en esta industria que ha generado tantísimo dinero y sobre la que también existen muchos prejuicios», añade.

Lenguaje propio

La propia intérprete canaria reconoce que este proyecto audiovisual le ha descubierto un universo que desconocía en gran medida, a la vez que ha visto fulminado algunos tópicos y tabúes. «Mi idea ha cambiado. Nunca te paras a pensar cómo será la vida de estas personas, de la gente que se dedica a ese oficio. Lo más interesante ha sido darme cuenta de que parece que tienen un idioma distinto. Se comunican con un código propio, diferente. Ha sido como aprender otro idioma al descubrir los límites que tienen en torno a cosas que el resto de los mortales vemos con unos prejuicios que para ellos no existen. En el fondo, son personas como cualquier otra. Con limitaciones, como todos, pero con mucha libertad a la hora de encarar todo lo sexual, que asumen con sus propios códigos», explica la tinerfeña.

La sordidez ha existido y existe en la industria pornográfica española e internacional. Es una realidad que «está ahí», reconoce Bontempi. «No te puedo hablar de eso porque es un mundo que desconozco, no es mi mundo. Pero también hay muchos otros lados que desconocemos y que existen en ese ámbito, lo que pasa que sí que es cierto que la cabeza siempre se nos va hacia lo sórdido», confiesa.

Durante el rodaje, Paola Bontempi ha conocido al propio Nacho Vidal, que inspira esta ficción audiovisual. «La serie no es un 'biopic', se inspira en su vida y en las cosas que le suceden. Él estuvo varias veces en el rodaje, porque ha estado detrás contando muchas cosas. Me pareció un tipo simpático y encantador», señala la actriz.

Sobre María Bianco, el personaje al que da vida, avanza que también se inspira en la mujer real que fue clave en el despegue inicial del popular actor porno catalán. «Junto con Ponce, su marido, hicieron un tándem espectacular. Ella era proactiva, siempre con ganas de hacer cosas y sacar los proyectos adelante, mientras que su esposo aportaba la parte creativa. No hemos buscado recrearla. Para mi María Bianco me he agarrado a su fuerza y libertad para crear una mujer con las ideas súper claras, siempre súper ejecutiva y sin ningún tipo de tapujos con respecto a su sexualidad. Eso le otorgaba no solo mucha libertad, sino una gran capacidad para disfrutar del trabajo que hacía como productora junto con Ponce, que se encargaba más del lado artístico».

Las reacciones que vendrán

Paola Bontempi es consciente de que esta serie de Bambú Producciones generará, como mínimo, bastante debate por su temática. «Ojalá que si genera un huracán sea bueno, porque se ha hecho con mucho cariño. La productora ha sido muy valiente, siempre ha tenido claro lo que quería contar y cómo contarlo. Yo soy bastante naíf, soy de ir día a día y esperar a ver lo que pasa. No me preocupo. Vivimos en un mundo en el que todo el mundo opina y es categórico. Las redes tienen ese peligro y en cualquier historia en la que te embarques como actor tienes que asumir ese riesgo. Lo cierto es que las personas que inspiran la serie tienen una vida como las que se cuentan en esta ficción».

Martiño Rivas, en una secuencia de 'Nacho'. c7

Martiño Rivas da vida al actor que cambió las reglas del juego en los 90

La sinopsis de la serie 'Nacho' es la siguiente: «Cuenta la dramática historia, pero con tintes de humor, de las personas reales que están detrás de la industria del porno -que genera más de 500 millones de euros al año en España-. La serie narra tanto su humanidad como las surrealistas vidas que llevan. Demostrando que su talento va mucho más allá de sus famosos 25 centímetros, Nacho Vidal cambió las reglas del juego en los años 90 cuando se convirtió en una superestrella internacional. Ahí comienza su historia; cuando descubre que había nacido con un don que podía utilizar para valerse por sí mismo».

El encargado de dar vida a Vidal es el actor Martiño Rivas. «No habíamos trabajado juntos y me he quedado encantada, así como con todo el equipo. Hemos hecho bastante piña, sobre todo los que coincidíamos en las mismas tramas durante el rodaje. Es decir, los que encarnan a los protagonistas de las primeras 'performer' de Nacho Vidal en la sala Bagdad de Barcelona», explica Paola Bontempi.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios