Paco Loco durante una actuación. / Javier Rosa

Paco Loco: «La exposición gratuita puede acabar quemando a los grupos»

El músico y productor gijonés ofrece una 'master class' sobre la grabación de música y plataformas con las que monetizar el trabajo de los artistas

David Ojeda
DAVID OJEDA

El catálogo de discos en el que Paco Loco figura inscrito como productor es inabarcable. Por su estudio del gaditano Puerto de Santa María han pasado músicos como Nacho Vegas, Bunbury o Mikel Erentxun o bandas canarias como Birkins y Aburrido Cósmico. Toda su experiencia, curtida como músico en grupos como Los Locos o Australian Blonde, quedará expuesta en la 'master class' que hoy ofrece a las 17.30 horas través de la plataforma en línea del ciclo Creativa Galdós de Gran Canaria Espacio Digital.

El propósito de este encuentro es explicar formas y métodos para la grabación de música, en un contexto que, mediatizado por la pandemia, han impuesto que muchas personas hayan registrado canciones en el ámbito doméstico y se hayan popularizado las actuaciones transmitidas por las redes sociales.

Eso, no obstante, abre un debate capital para un sector profesional especialmente atizado por las secuelas del coronavirus. «La exposición gratuita puede quemar al artista. Porque la gente asumirá que tienes que tocar gratis. Hay diversos portales que se utilizan para ver de qué manera puedas vivir de tus eventos en Internet. Y eso es interesante porque tenemos que mandar el mensaje que un músico o un actor de teatro tiene que vivir de su arte y si está constantemente regalando su trabajo acostumbrará a la gente de ello y no se podrá vivir de eso», señala al teléfono desde su estudio.

Francisco Martínez, que es el nombre que está tras el seudónimo, cree que es factible rentabilizar estos soportes pero que no todo el mundo tiene las mismas posibilidades. «Todos estos portales son bastante antiguos y hay profesionales que llevaban mucho tiempo usándolos. Debido a la pandemia los conoce ahora más gente. Evidentemente le va bien a la gente que tiene muchos seguidores pero a los grupos nuevos no le va tan bien. Se trata de equipar a la gente a un funcionario o a un médico, su trabajo tiene que cobrarlo», indica.

Y en el centro de todos los debates: la calidad del sonido. Un fundamento que no siempre se ha exprimido con rigurosidad en este tipo de evento. «Se puede conseguir. Pero para eso está claro que tienes que tener Internet de alta velocidad o ciertos mecanismos que te permitan reproducir la música con calidad. Pero también hace falta que el que la escuche tenga buenos medios para escucharlo. De nada te vale hacer con calidad para que luego lo reproduzca en el móvil», dijo el productor asturiano.

Sin embargo, a pesar de todos los elementos que acercan la posibilidad de grabar música en el ámbito doméstico, para Paco Loco nada podrá sustituir la calidad de registrarlas en el estudio. «Durante la pandemia se produjo ese debate porque se grabaron algunos discos y hubo quien afirmó que no hacía falta el estudio de grabación. En un momento muy puntual uno puede hacer una canción o un disco en casa, de la misma manera que en un momento muy puntual puedes ir a la farmacia y curarte un resfriado. Pero cuando uno no tiene todos los medios que hacen falta nunca tendrás un acabado tan bueno como el que puedes tener en un estudio donde hay una persona que es técnico de sonido que controla todas esas herramientas», afirma.

Precisamente ese es el hecho por el que la gente apuesta por grabar con él en el Puerto de Santa María. Lo que ofrece cuando está detrás de la mesa de sonido y lo que aporta en el contacto directo con el músico. «Cuando trabajas con un profesional, te puede gustar o no gustar su trabajo, pero te puede hacer entender la música de otra forma y te puede llevar al sitio al que quieres ir más rápido y, probablemente, mejor. Necesitas alguien que te ayude

Por eso insiste en la vigencia del trabajo en el estudio. «Lo interesante es que el músico esté preocupado de tocar y que otra persona esté pendiente de que eso suene. Porque si al final el músico está pendiente de las cuestiones técnicas, aunque hay gente que lo hace muy bien, no es lo mismo. Los grandes músicos de la historia siempre ha tenido ingenieros y personas que se ocupan de estas cosas».