Borrar
Jean-Paul Engelen, vicepresidente de Phillips, ante la pintura «The Moat, Breccles», de Winston Churchil.
El óleo que Churchill regaló a Onassis sale a subasta

El óleo que Churchill regaló a Onassis sale a subasta

El armador griego lo colgó detrás de su célebre Bar Ari's de su lujoso yate, junto a obras de Vermeer, Gauguin, El Greco y Pissarro

Sábado, 19 de junio 2021, 18:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El miércoles sale a subasta en Nueva York un paisaje que el mandatario británico Winston Chuchill pintó en 1921 y que regaló al armador griego Aristóteles Onássis. Se titula 'The Moat, Breccles', y la casa de subastas Phillips estima su precio entre 1,3 y 1,7 millones de euros, lejos de los casi diez pagados por otro cuadro del 'viejo león' que Angelina Jolie vendido en Christie's en marzo pasado, cuando su precio estimado era de dos millones.

Churchill mencionó su obra en el ensayo 'La pintura como pasatiempo' y la tela podría interesar a fanáticos de la historia o a coleccionistas, dado el espectacular interés por las pinturas del héroe de la Segunda Guerra Mundial.

Churchill guardó la pintura 40 años antes de regalársela en 1961, cuatro años antes de su muerte, a su amigo Onassis, según explica Jean-Paul Engelen, vicepresidente de Phillips. Orgulloso de su regalo, el riquísimo empresario y armador griego lo colgó en un lugar de honor, tras su célebre Ari's Bar en su yate, junto a obras de Vermeer, Gauguin, El Greco y Pissarro.

Llamado 'Cristina', como la hija de Onassis, el yate era una antigua fragata de la marina canadiense de unos 100 metros de eslora que participó en el desembarco de Normandía. Onassis la compró tras la guerra por 34.000 dólares e invirtió más de cuatro millones para convertirla «en una increíble estructura flotantes». Celebridades de la época como Elizabeth Taylor, John F. Kennedy, María Callas, Richard Burton, Grace Kelly y el príncipe Rainiero estuvieron en el yate. Onassis murió en 1975, siete años después de su boda con Jackie Kennedy.

El yate se vendió y sus tesoros se almacenaron. Los herederos decidieron hace poco vender el cuadro. Para seducir a potenciales compradores, Phillips ha recreado en Nueva el Ari's Bar, con imitaciones de sus famosos dientes de ballena y los estantes llenos de botellas de champán Pol Roger, el preferido de Churchill.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios