Imagen del pasado viernes de los dos platós de cine que el Cabildo de Gran Canaria construye junto a Infecar. / JUAN CARLOS ALONSO

Los nuevos platós en Gran Canaria, ¿una gran oportunidad o un caballo de Troya?

El sector audiovisual lamenta que no se les haya tenido en cuenta en su gestación y está expectante por saber cómo se gestionarán

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Los nuevos platós de cine que ha construido el Cabildo de Gran Canaria junto a Infecar y cuya puesta de largo se ultima pueden ser un punto de inflexión para la industria audiovisual en la isla y en todo el archipiélago. Jaime Romero, de Macaronesia Films y vocal del Clúster Audiovisual de Canarias, el cineasta Pablo Vilas, presidente de la Asociación de Cineastas de Canarias Microclima, y la productora Rita Vera, delegada en Canarias de CIMA, coinciden en que se trata de una gran oportunidad, pero también señalan algunas de las dudas que genera en el sector.

«Sea lo que sea, son una oportunidad tremenda. En un momento de mucha incertidumbre en torno a los incentivos, el Cabildo de Gran Canaria tomó la iniciativa de construirlos. Son una tremenda oportunidad para estabilizar un volumen de producción recurrente en Canarias. Con una ocupación alta de ocho meses al año, dos platós en paralelo generarán mucho trabajo en todos los departamentos audiovisuales. Tenemos ahí un gran dinamizador», apunta Jaime Romero.

Pero añade las dudas que genera entre las empresas audiovisuales locales. «Ha faltado una visión industrial. Se han construido al margen de la industria local, no ha existido una estrategia de acompañamiento y preparación. La primera vez que los visitamos fue a finales del año pasado, ya construidos. Por ejemplo, se tienen que iluminar. ¿Se han preguntado si hay empresas en Canarias capaces de iluminar dos platós para cine, uno de 1.200 metros cuadrados y el otro de 1.800 metros cuadrados? ¿Cómo nos han preparado para esta oportunidad? La respuesta es que no lo han hecho. Ahora estamos en una especie de susto o muerte. Veremos la dinámica de gestión y según la misma puede ser un caballo de Troya que provoque que la empresa local no pueda entrar y que nazca una competencia desleal que haga daño a lo local. O por el contrario, si se gestiona con visión, será un dinamizador del crecimiento de la industria local. Tenemos una información parca y el modelo de gestión será fundamental», reflexiona Romero.

«Es peligroso que la Administración no lo gestione y todo el que quiera los alquile. En esa dinámica las empresas locales no se atreven a invertir. ¿Quién se atreve a hacerlo para dotarlos si al día siguiente un grupo viene con su infraestructura y no te utiliza? Es una oportunidad de oro para dinamizar la industria local, sin duda, pero a día de hoy los platós van por un lado y la industria local por otro. No hay interconexión», añade.

El cineasta y presidente de Microclima, Pablo Vilas, reconoce que estos platós han generado «mucha expectación» entre los profesionales canarios. « Será importante también ver qué papel pueden jugar a nivel formativo. Estamos despegando y pueden jugar un gran papel en la formación de los técnicos locales».

La productora y delegada de Cima en Canarias, Rita Vera, se pregunta también si se «está formando personal para su gestión». «Tenemos un gran desconocimiento sobre cómo van a funcionar y no sabemos si podremos acceder a ellos. Ni los creadores ni los centros que se dedican a la formación cinematográfica en las islas saben cómo se gestionará y si contarán con nosotros».

«Siempre serán buenos de una u otra forma, pero sería ideal que ayudaran a crecer a las empresas locales y que no suceda lo que pasó en Canarias al principio con el turismo y es que todas las empresas del negocio eran de fuera», concluye Jaime Romero.

El Cabildo grancanario lanza unas ayudas de 300.000 euros

El Consejo de Gobierno del Cabildo de Gran Canaria, aprobó la propuesta de la Consejería de Cultura, para destinar 300.000 euros en subvenciones durante el período 2022-2024, para colaborar económicamente en la realización de proyectos audiovisuales, con el propósito de contribuir al enriquecimiento cultural de la Isla, a través de las distintas formas de expresión audiovisual, así como para dotar al sector audiovisual de una mayor capacidad financiera a la hora de llevar a cabo sus producciones y estimular su crecimiento.

La consejera insular de Cultura, Guacimara Medida, recalca que «esta convocatoria plurianual de ayudas se ha consensuado con el sector y en ella intentamos incorporar las mejoras que demanda el mismo, sabiendo que su realidad es compleja por la naturaleza de la actividad que desarrollan y proyectan y, por tanto, necesitan la agilidad de la administración pública para conseguir las subvenciones y ayudas que les permitan materializar sus proyectos».

Con estas subvenciones, la Corporación insular apoya cuatro modalidades de proyectos: el desarrollo de largometrajes o series en las categorías de ficción, documental y animación; la producción de largometrajes o series de ficción, documental y animación; la producción de cortometrajes de ficción, documental y animación: y la producción de obras de vídeo creación, videoinstalación, video danza o expositivas.

En el caso de los largometrajes, deberán tener una duración superior a 60 minutos y, en el de las series, se entenderán que constan de, al menos, tres episodios, cuya duración conjunta tampoco deberá rebasar los 60 minutos. Solo se presentará una solicitud por modalidad y, por tanto, se recibirá una única ayuda. Así, en el caso de ser seleccionado en varias modalidades, la subvención será para el proyecto con mayor puntuación.