efe

Rosalía, en pleno Callao y entre fans para firmar ejemplares de «Motomami»

Algunos fans han sido los escasos seleccionados para acudir a la única firma de discos en España

EFE Madrid

Tras un sorteo ante notario y mediante la preventa del disco, algunos fans han sido los escasos seleccionados para acudir a la única firma de discos en España de «Motomami», el nuevo álbum de Rosalía, que cercana y amable ha aparecido en la Fnac de Callao dispuesta a dedicar tiempo a cada seguidor entre abrazos.

«Llevo desde las tres haciendo cola, compré la preventa del disco el miércoles y cuando vi que había sido seleccionado no me lo creía», dice a Efe durante la firma de «Motomami» Carlos Culebras, que se ha convertido en la primera persona del mundo en tener un ejemplar del disco «Motomami» firmado por Rosalía.

Enfundada en un vestido de tubo negro y con cortes asimétricos, un recogido pulido alto con mechones rojos en la parte delantera y unos botines rojos de la firma estadounidense Rick Owens, Rosalía cruzaba las puertas de la sala habilitada para firmas de la FNAC cerca de las seis menos cuarto.

En plena plaza Callao y sus alrededores, multitud de seguidores se aglutinaban en dirección a la FNAC. Algunos en una cola organizada esperando su turno, y otros tratando de capturar con sus teléfonos alguna foto que revelase lo que estaba a punto de acontecer dentro del centro comercial; la única firma prevista de discos de Rosalía en España.

El miércoles la artista lanzó una preventa de su disco «Motomami» que, si bien lleva tan solo unas horas publicado, ha dinamitado las listas de reproducciones en las plataformas. Con esta preventa, los compradores obtenían un código de participación para un sorteo ante notario, con el que los escasos elegidos podrían acudir a la firma.

De tres en tres y tras varias controles de seguridad, los seleccionados han accedido a la sala con sus discos de la mano y los nervios a flor de piel para ver a Rosalía que, puntual y con la cercanía que desprende, ha dedicado varios minutos a conocer a cada uno de los afortunados que se acercaban a su icono musical.

«Vine desde Bilbao para comprar la preventa. Ha sido verla y quedarme en shock», ha comentado a Efe Aimar Iturralde. Con un ejemplar en la mano, reconoce estar emocionado con el evento y con el nuevo álbum, incapaz de decantarse aún por una canción favorita.

Pero Rosalía no solo ha firmado discos, ya que una fan, Miriam Fernández, ha acercado a la artista su ukelele. «Me ha escrito que nunca deje de tocar Motomami», ha declarado incrédula. «Nunca me había tocado un sorteo, y verla tocando mi ukelele ha sido increíble», ha comentado.

«Le he preguntado por qué la canción «G3 N15» se llama así y me ha dicho que son unas coordenadas», ha asegurado Irene Ruiz.

Todos los fans coinciden en que «Motomami» no es peor o mejor disco que «El Malquerer», sino que es una propuesta radicalmente diferente. Para Eloy Ortiz, que espera su turno en la fila la mejor canción es «Como un G». Para su compañero Luis Linge, lo es «CUUUUuuuuute»; «esperaba una balada y ha metido samba brasileña», dice.

Emoción, nervios y momentos de ternura se han dado cita en el corazón de Madrid de cinco a siete de la tarde, en la que escasos afortunados han compartido el sueño de tener a la autora de «Motomami» más cerca que nunca.