Borrar
Imagen promocional del cantante y compositor navarro Mikel Izal. C7
Mikel Izal: «Es importante gritar, si te guardas las cosas dentro se pudren»

Mikel Izal: «Es importante gritar, si te guardas las cosas dentro se pudren»

El cantante y compositor se presenta en solitario el 6 de abril, en un Auditorio Alfredo Kraus que va camino del lleno, con la gira 'El miedo y el paraíso'

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 1 de abril 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mikel Izal reconoce que «suena a tópico eso de que la música salva», pero asegura que son muchos los que se lo dicen. Y más allá de esas palabras ajenas, el compositor y cantante navarro lo sabe por experiencia propia, ya que lo experimentó durante la creación de 'El miedo y el paraíso', su primer álbum en solitario que presenta en gira el próximo 6 de abril, a las 20.00 horas, en un Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria que está a un paso de recibirlo con el aforo lleno.

El artista, nacido el 3 de junio de 1982 en Pamplona, atravesaba un mal momento. Sus ánimos estaban en mínimos. Optó por recluirse lejos del ruido y de la actividad frenética urbana y se dejó llevar. Así fueron saliendo los diez temas de este álbum que hace unas semanas presentó en gira en México. «Es una historia habitual, es la vida. Yo atravesaba un momento difícil en lo personal y me puse a escribir canciones sin saber bien para qué las escribía. Solo quería ocupar la cabeza escribiendo en un sitio tranquilito. Lo que quería era componer e ilusionarme. Poco a poco vi que creaba algo íntimo y que me llenaba emocionalmente. Fueron apareciendo las ganas de tomar un nuevo camino musical que a su vez disipó las nubes negras que tenía en la cabeza. Fue el combustible para recuperar la ilusión», rememora Mikel Izal por teléfono. «Fue un camino en el que saqué lo que tengo dentro. Ha conectado con la gente, porque todos somos parecidos y nos vienen de repente momentos malos. En mi caso, fue un camino que me llegó al paraíso y me salvó», añade reivindicando el peso que tiene la creatividad como vía de escape y asidero a la realidad.

Las sensaciones por las que atravesaba han quedado grabadas en los temas del disco. Tanto en las letras como en los títulos de cada tema, que han visto la luz casi en el orden en el que las compuso. Parte de 'El miedo', pasa por 'El grito', 'La fe', 'La gula', 'La rabia', 'El presente'... hasta desembocar en 'El paraíso', tema con el que cierra este trabajo discográfico publicado el pasado año.

Baja el telón en el disco con un halo de esperanza. Una apuesta que Mikel Izal traslada a su día a día. «Hay que tener esperanza en un futuro no mejor ni peor, pero sí en el que te apetezca hacer algo, sea un disco o cualquier cosa, desde tomarte una caña con los colegas a un café a media mañana. Si pierdes eso hay que replantearse las cosas y, en mi caso, escribirlo en forma de canciones», apunta convencido.

'El grito'

Defiende que hay un tema que define 'El miedo y el paraíso' y que en la sucesión de canciones que lo componen figura como la segunda parada. Se trata de 'El grito'. «Gritar en la manera de dejarme de escuchar», dice en un pasaje de su letra. «Todas las canciones figuran casi en el mismo orden en el que las fui componiendo. Pero 'El grito' sí que lo moví, porque es un resumen de para qué está hecho el disco, como una especie de prólogo de todo lo demás y por eso la coloqué como la segunda. Es importante gritar, con los colegas, con la familia y a veces a nivel profesional. Lo que digo en la canción es que es no es bueno guardarse las cosas dentro, porque se pudren, se hacen bola y todo se envenena. Si gritas, si lo dices en público, todo se relativiza, no solo para ti sino para los demás» , subraya el artista.

Mikel Izal no cambió su forma de componer para esta primera andadura en solitario al margen de la banda Izal que ha liderado durante años. «No pienso muchos las cosas, compongo y lo que sale, sale. Música y letra a la vez. Siempre empiezo a trastear con frases y es un todo en el que van apareciendo las cosas. No me planteo mucho el estilo, porque las frases mismas son las que me llevan a la melodía. Solo me panteé que 'El paraíso' fuera una canción luminosa y festiva. Pero es cierto que aunque no me lo hubiese planteado de antemano, la canción habría salido así igualmente», asume el artista navarro que ha regresado muy satisfecho de la puesta de largo mexicana de una gira con la que recorrerá los principales auditorios y teatros españoles durante los próximos meses.

Se cayó del guindo

Mikel Izal reconoce que su aprendizaje vital y profesional ha sido enorme en los últimos años, sobre todo a raíz de las acusaciones de acoso sexual a mujeres que se vertieron sobre él en las redes sociales en 2018 y que desde un principio negó. «He aprendido mucho en los últimos años, me he caído del guindo. Ya no soy tan ingenio, tan inocente. Todo ha sido un aprendizaje para saber canalizar lo que me pasa de la mejor forma posible», asegura el cantante y compositor pamplonica. «Lo importante es andar por la vida siendo bueno, acostarme bueno cada noche. Y ante lo que no puedes controlar, lo único que puedes hacer es intentar que no te machaquen y tirar siempre para adelante», defiende.

'El miedo y el paraíso' también ha sido un punto de inflexión profesionalmente. Le dedicó casi dos años. «Lo fui grabando poco a poco y ahora ya no concibo otra forma de hacer un disco. Nadie me persigue y puedo tomar las decisiones con mucha calma. Los años anteriores son un aprendizaje. Si estoy un año y medio en silencio, no pasa nada. No es tan horrible como creía antes», explica.

Liderando el grupo Izal alcanzó cotas de éxito mayúsculas en España y en el exterior. «Para mí no tiene ningún sentido pensar en hacer con ellos un disco, no lo tengo ni en la cabeza. No soy persona de dar marcha atrás, prefiero mirar hacia adelante. Miro hacia el presente y el futuro y sí, es una etapa que se acabó», asegura.

En el Auditorio Alfredo Kraus se presentará con una banda integrada por «bajo, batería, dos guitarristas que tocan de todo, sintetizadores y batería, que hacen de todo, porque son unos pedazos de músicos. También hacen los coros y la puesta en escena está muy cuidada». Si el tiempo se lo permite, dará rienda suelta a su pasión surfera «en la Cicer, pero si la zona está traviesa como la última vez, me iré a Maspalomas», adelanta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios