Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
La directora norteamericana Karen Kamensek se estrena al frente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. TODD ROSENBERG
«Hay que luchar por la igualdad, pero nunca a costa de la calidad»

Karen Kamensek, directora de orquesta

«Hay que luchar por la igualdad, pero nunca a costa de la calidad»

La norteamericana se estrena este viernes al frente de la OFGC en un concierto con piezas de sus compatriotas Philip Glass y William Walton

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 1 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La temporada de abono de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) sirve como estreno en España de la directora norteamericana Karen Kamensek, que ha ostentado entre otros los cargos de Directora Musical de la Staatsoper de Hannover y Directora Musical Asociada en la Staatsoper de Hamburgo. El concierto es este viernes, a partir de las 20.00 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus.

- ¿Qué nos puede decir de la obra 'Itaipú', de Philip Glass, que interpretará junto con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria?

-Philip se inspiró para escribir esta obra tras al visitar la presa de Itaipú en Brasil, que se estaba construyendo. Quedó tan sorprendido por la tecnología involucrada en la construcción de esta presa y los efectos que esta tecnología tuvo en la naturaleza circundante, que supo de inmediato qué tipo de pieza quería escribir. Es un trabajo programático muy poderoso, donde no es necesario entender el texto para 'captar' la historia que se cuenta. El mundo sonoro de Philip es estilísticamente muy específico. A menudo se le tacha de «minimalista», pero yo lo considero un compositor aditivo, que superpone elementos simples uno encima del otro para formar un todo complejo. Es terriblemente exigente físicamente para todos los instrumentistas y cantantes. Espero que el público esté abierto a ser llevado a un viaje auditivo que puede ser extremadamente personal para el oyente, ya que no existe una 'manera correcta' de escuchar la música de Philip. Ha escrito las partituras de varias películas importantes, por lo que creo que a mucha gente le resultará familiar.

«Disfruto trabajando con compositores vivos, discutiendo y sugiriendo cosas en sus procesos creativos»

-¿Dónde nació su relación profesional y la amistad con Philip Glass?

-Conozco personalmente a Philip Glass desde que tenía 20 años. ¡Lo conocí en Nueva York a través de una serie de eventos fortuitos! Descubrí su música cuando tenía 17 años, estaba en la Universidad, y sentí una afinidad y una pasión inmediata por ella. Soy una gran admiradora de la música clásica india y gran parte de la música de Philip ha recibido influencia de esta rica tradición musical. Siempre me ha interesado y entusiasmado cómo fusiona las dos tradiciones: la clásica india y la clásica occidental. He interpretado muchas de sus piezas y óperas y, dada nuestra larga historia juntos, estoy especialmente orgullosa de haberle ganado su primer Grammy por mi interpretación de 'Akhnaten', con la Orquesta y el Coro de la Ópera Metropolitana de Nueva York.

-¿Y de la 'Sinfonía nº 1', de William Walton, con la que completan el programa del concierto de este viernes?

-¡Una de mis sinfonías favoritas! Para mí, una sinfonía muy cinematográfica en su sonido y estructura. Walton también escribió música para películas. El gran compositor de cine estadounidense John Williams también recibió influencia de Walton. ¡En esta sinfonía escucho mucho de 'Harry Potter', 'Star Wars' y 'E.T.'! Por alguna razón no es una sinfonía muy conocida, pero es absolutamente épica, colorida e impresionante, y me encanta ser embajadora de esta brillante pieza.

-Usted se caracteriza por su gusto por estrenar piezas contemporáneas, tanto del siglo XX como del XXI. ¿Qué encuentra en ellas, las considera un reto especial?

-Disfruto trabajando con compositores vivos, ¡Sí! Me encanta poder llamarlos, enviarles un correo electrónico o 'WhatsApp' y discutir sus procesos creativos con ellos o darles mis sugerencias. Hacer su trabajo o el de los instrumentistas más fácil, productivo y eficiente. ¡Qué privilegio! Me encantan los avances en el mundo de la orquestación y la amalgama de estilos que los compositores están aplicando en sus obras. La música y el arte publican comentarios sobre la vida y la sociedad contemporánea y siempre lo han hecho. ¡Es arte vivo y me emociona!

Karen Kamensek.
Karen Kamensek. Todd Rosenberg

-Además de incluyéndola más a menudo en los repertorios de las salas de concierto, ¿cómo se puede conseguir que el público pierda el miedo a la música contemporánea?

-Sólo puedo hablar por mí y por las decisiones que tomo. Intento elegir obras contemporáneas que pueda respaldar plenamente, que considero accesibles y de las que puedo ser un buen embajador. No todas las películas que una persona ve son 'hermosas', no todos los libros que una persona lee tienen un final feliz. Creo que es importante estar abierto a la historia que un compositor intenta contar y juzgarla desde esa perspectiva, si es que hay que juzgarla.

-¿Qué le motivó a aceptar la invitación de la OFGC para dirigir este concierto?

-Me sentí muy feliz de recibir la invitación para venir aquí y trabajar con esta orquesta verdaderamente excepcional. ¡Sabía por su reputación que se puede hacer muy buena música en Gran Canaria! Nuestros ensayos hasta ahora han sido intensos y productivos. Hay muchas notas que tocar en este programa, así que estamos bastante ocupados. ¡Pero también tenemos tiempo para reír, bromear y animarnos unos a otros!

-¿El hecho de ser mujer ha sido un problema para su carrera como directora?

-No que yo sepa.

-¿Se ha encontrado en alguna orquesta con algunas reticencias por parte de los músicos por el hecho de ser mujer?

-Nuevamente, no que yo sepa. Ser líder de cualquier tipo de grupo grande de seres humanos es un desafío en el mejor de los casos y, francamente, nunca pensé que mi género tuviera algo que ver con esas dificultades. Las mujeres que históricamente me precedieron tuvieron más dificultades para abrirse paso en esta profesión anteriormente dominada por los hombres, sin duda, y ciertamente me he beneficiado de su trabajo innovador. Tengo mucha suerte de venir de un sistema educativo y de una familia que me animaron a creer que podía lograr cualquier cosa que me propusiera. Entonces, cuando se pusieron obstáculos en mi camino, simplemente decidí rodearlos, superarlos o atravesarlos de cualquier manera que pudiera. No me frustran fácilmente los desafíos y ciertamente no gasto mucha energía especulando sobre por qué puedo o no conseguir esto o aquello.

-¿La igualdad está cerca en la música clásica o aún queda mucho por conseguir?

-Creo que es esencial luchar por la igualdad en cualquier lugar de trabajo, pero nunca a costa de la calidad. También me preocupa mucho la desigualdad salarial para una mujer que hace exactamente el mismo trabajo que un hombre. Eso es totalmente imposible.

-¿Le gusta compartir ideas con los músicos en los ensayos o prefiere no salirse del guion que ya trae usted preparado?

-Por supuesto, preparo la música en mi cabeza y luego simplemente la dirijo. Cada conjunto es único, por lo que cada vez que haces una pieza es una experiencia diferente. La creación musical colaborativa es un intercambio constante de ideas en vivo en el momento, minuto a minuto, y está en constante evolución. Tenemos una arquitectura de notación que es nuestra guía, pero después de haber ensayado y saber en qué dirección vamos, entonces puedo soltar la rueda, por así decirlo, y dejar que el conjunto vuele. Todos ellos son músicos brillantes y valientes y extremadamente profesionales. El mayor regalo que un director puede hacer a un conjunto es permitir y ayudar, pero no estorbar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios