La GC Bing Band lanza ‘Habanera Excéntrica’

La Gran Canaria Big Band ha aprovechado el confinamiento al que ha obligado el actual estado de alarma para combatir la pandemia de la Covid-19 para hacer grupo, disparar su creatividad e ingenio y regalar a sus seguidores una nueva creación, que desde mañana, a partir de las 11.00 horas, hará pública en sus redes sociales (Facebook y Twitter) y en las del teatro Cuyás.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

La canción se titula Habanera Excéntrica y lleva el sugerente subtítulo de «la más excéntricas de las habaneras», adelanta Sebastián Gil, trompetista y director de la Gran Canaria Big Band.

Desde su casa, como corresponde en estos tiempos y por teléfono, explica que «la Gran Canaria Big Band ha querido sumarse al movimiento internacional que ofrece nuevas interpretaciones» para sobre llevar mejor el confinamiento.

La formación insular se decantó por una habanera por distintas razones, confiesa Gil. «Es un tema que llevamos en nuestro repertorio, en concreto en Un paseo por La Habana. Nos decantamos por ella porque tiene un toque intelectual y a la vez entendible por todo el mundo. Tiene muchos colores, lo que siempre da mucho juego, y tiene la capacidad de crear una atmósfera caótica. Además, pensamos que a la hora de grabarla no sería muy complicado», explica el músico grancanario.

Pero Sebastián Gil reconoce que llevar a cabo esta grabación ha sido todo un reto, que ha salido adelante gracias a los 18 integrantes de la big band que han participado.

«La mayor parte ha grabado con su móvil. No todos disponen en casa de un equipo en condiciones. Además, a cada músico lo ha cogido esta situación en distintos lugares. Pero el proyecto nos ha permitido ver el lado humano de cada uno», subraya.

Reconoce que Habanera Excéntrica ha tardado en salir y llega en la recta final del confinamiento y cuando comienza la ansiada desescalada. «No queríamos publicar cualquier cosa y de cualquier manera. Hasta que no tuvimos resuelto cómo conseguir un buen sonido, no nos pusimos a grabar, cada uno en su casa y como buenamente podía. Como anécdota te puedo decir que el sonido de las congas y los bongós, tan propios de las habaneras, lo hemos logrado con una garrafa de agua. Cosas como esas le dan al proyecto un toque muy especial. Creo que se trata de un documento audiovisual que pasará a la historia de la Gran Canaria Big Band», señala.

Al proyecto se suma el teatro Cuyás porque la Gran Canaria Big Band se ha convertido en su formación musical residente con los conciertos de Navidad. El próximo, salvo que la pandemia la Covid-19 lo evite, sigue en pie para diciembre de este año.

Sebastián Gil no quiere pensar mucho sobre lo que se avecina para el sector cultural por esta pandemia, pero sí que reconoce que será «muy duro». «Los que peor lo tienen son los que se dedican solo a tocar. Será tremendo y me temo que muchos se quedarán en el camino y tirarán la toalla. En mi caso, tengo la suerte de poder vivir de mi vertiente como docente», dice.