Nuevo recinto cultural

La Fundación Kraus, en San Antonio

12/10/2018

Parte del edificio ubicado en Vegueta será reformado para acoger un museo, salas de concierto, una escuela de canto y una residencia de estudiantes. El Cabildo, propietario del inmueble, prevé destinar 1,9 millones de euros a este proyecto

El edificio del antiguo internado de San Antonio, situado junto a la plaza de Santo Domingo, en el corazón de Vegueta, acogerá la sede de la Fundación Internacional Alfredo Kraus.

La parte del inmueble orientada hacia la calle Sor Brígida Castelló, distribuida en torno a dos patios y con dos plantas de altura, albergará un museo, salas de conciertos, además de una escuela de canto y una futura residencia de estudiantes, explicó ayer el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

Para ello, y tras haberse constatado la viabilidad de la intervención, se adjudicará la redacción de un proyecto de rehabilitación y adaptación del inmueble para los fines requeridos por la Fundación Alfredo Kraus, y se convocará un segundo concurso para su planificación museística. En total, el Cabildo prevé invertir en la sede de la fundación dedicada al tenor del orden de 1,9 millones de euros, según los cálculos del máximo responsable de la administración insular. «Ahora encargaremos el proyecto de rehabilitación. Habrá dinero para ello en los presupuestos de 2019. Ojalá pudiéramos tenerlo todo avanzado el próximo año», subrayó Morales.

«Es un día importante para mí y para mi familia. Es el colofón de una idea que tuvo mi padre en vida, que no pudo realizar y que la familia y yo, como hija mayor, he querido seguir para que se concretara algún día», manifestó Rosa Kraus antes de recorrer algunas salas y la azotea del inmueble. En total, la sede de la Fundación dispondrá de una superficie construida de 1.494 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, además de una azotea de 633 metros cuadrados. En este espacio se prevé habilitar un área de recepción, salas expositivas, un espacio multiusos, además de un archivo, una biblioteca, un área administrativa y una tienda.

Según Rosa Kraus, la sede de la Fundación servirá para ayudar a los jóvenes cantantes y para mostrar el legado del tenor a toda la ciudadanía. «Nos gustaría que entraran aquí como Pedro por su casa. Que sea un edificio abierto a todo el mundo. Que vean sus fotos, sus trajes, sus libros y que se realicen actividades relacionadas con la música, la ópera y el canto», comentó la heredera del cantante lírico y responsable presidenta de la Fundación Alfredo Kraus.

La tercera y última fase del proyecto consistirá en poner en marcha la vertiente didáctica de la Fundación Internacional Alfredo Kraus. «Nos gustaría crear una escuela de ópera al que vengan estudiantes de todo el mundo», apuntó la hija de Kraus.

El resto del antiguo internado, construido a principios del siglo XX, seguirá albergando servicios del Cabildo de Gran Canaria, algunas organizaciones no gubernamentales, además de la Escuela de Actores de Canarias. Estas actividades se desarrollarán en la parte del inmueble orientada a la calle Hernán Pérez de Grado.

Amplio apoyo. «La isla tenía una deuda con nuestro genial artista, por lo que el Cabildo de Gran Canaria tenía que seguir profundizando en la búsqueda de espacios que recuperaran esta figura y, a su vez, potenciar los valores de nuestra isla ligados a la música y la cultura», subrayó Antonio Morales que recordó que, en este sentido, el Cabildo ha financiado la catalogación del legado del tenor y ha recuperado el Concurso Internacional de Canto Alfredo Kraus. Solo faltaba encontrar un espacio, consagrado a promocionar la ópera, donde depositar y mostrar el legado de Alfredo Kraus. «Pensamos que este podía ser un lugar ideal», recalcó.

Segundo intento.

El Cabildo de Gran Canaria ha elegido el edificio que acogerá la sede de la Fundación Alfredo Kraus de la mano de la familia del tenor. «Está en el corazón de la ciudad. Cerca de la Casa de Colón, donde nació Kraus, del CAAM, de San Martín, de la Fundación Negrín y del teatro Pérez Galdós», indicó el presidente de la Corporación insular, Antonio Morales. Además, la institución ha constatado la viabilidad del proyecto con un estudio previo.

De este modo se pretende evitar lo ocurrido en 2013, año en el que concluyó la rehabilitación de un inmueble sito en la calle Buenos Aires que iba a acoger la Fundación Alfredo Kraus.

En estas obras se invirtieron 816.000 euros.

El proyecto nació en 2009 cuando el Cabildo, gobernado por el PSOE, cedió el inmueble a la Fundación. En 2013 las obras se habían completado, sin embargo la Fundación renunció al edificio y rompió las relaciones con el Cabildo, gobernado por el PP. En 2015, Antonio Morales (NC) retomó el proyecto desde cero.