El concierto de año nuevo de la Sinfónica es un fenómeno popular

27/12/2018

El concierto popular de año nuevo de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas se ha convertido en un fenómeno en la isla, hasta tal punto que va camino de llenar hasta la bandera las cuatro funciones programadas en el Auditorio Alfredo Kraus del paseo de Las Canteras.

Para las tres inicialmente previstas –el día 28, a las 20.30 horas, y al día siguiente, a las 18.30 y a las 21.00 horas– se agotaron las localidades puestas a la venta desde hace semanas, por lo que se ha añadido una cuarta función para el día 30, a partir de las 19.00 horas.

«Ha sido una sorpresa increíble. Estamos encantados y puede que sea histórica que una formación musical canaria llene el auditorio en tres funciones y puede que en la cuarta también, ya que la platea ya está cubierta», explica Rafael Sánchez-Araña, que llevará las riendas de la Sinfónica de Las Palmas en las cuatro entregas.

Esta cita musical navideña nació hace siete años y con rapidez se ha convertido en un evento ineludible para muchos isleños. «Cuando se puso en marcha, tocábamos principalmente para nuestra familia. Pero, tras el concierto de Navidad de la Filarmónica, se ha convertido en un acontecimiento para muchos espectadores», añade Rafael Sánchez-Araña, que dio sus primeros pasos en esta formación como «último violín».

El repertorio de este concierto popular de año nuevo será, como ya es habitual, muy variado. «Incluimos una selección de piezas que van desde el Barroco hasta el cuarto acto de Carmen, de Bizet, o el tema principal de West Side Story, de Leonard Bernstein, con la que concluiremos. También incluimos una serie de arreglos propios, como es el caso de uno sinfónico para coro y orquesta del tema Gran Canaria, de Los Gofiones», avanza el director grancanario, titular de la Sinfónica de Las Palmas.

Sobre el escenario, junto a los 65 músicos de esta formación isleña, estarán los integrantes del coro participativo, dirigidos por Maite Robaina, así como dos solistas, la mezzo-soprano Carol García y el flautista Óliver Hernández.

Para este músico isleño, uno de los secretos del éxito de este concierto es «la complicidad» que se establece con el público. «El público sabe a lo que viene. El programa es muy ameno, con piezas muy variadas y cortas durante la hora y media de duración. En algunas, se interactúa con el público, como es el caso de la popular Marcha Radetzky, de Strauss, entre otras. Sabemos que vienen algunos espectadores que sólo acuden al Auditorio para estos conciertos en todo el año. También acuden familias enteras. Cosas como esa nos generan una enorme satisfacción», asegura.

La Orquesta Sinfónica de Las Palmas llega «en su mejor momento» al 2019, donde celebrará sus primeros 20 años de música, asegura su director titular, Rafael Sánchez-Araña.

«La orquesta está en un gran momento. Empezó como una formación para proyectos puntuales y para dar la oportunidad de estrenarse a jóvenes del conservatorio. En estos conciertos de año nuevo, sin ir más lejos, se estrenan siete u ocho como parte de una orquesta profesional», comenta.

«La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) es la representativa de la isla. A la hora de comparar, creo que nos complementamos. Incluso, en ocasiones nos nutrimos de músicos de ella y yo soy el asistente del maestro Karel Mark Chichon. La vinculación es enorme y cada uno tiene su espacio», apunta a la vez que avanza que en 2019 la Sinfónica protagonizará un Carmina Burana, una gala lírica junto a Pancho Corujo, Celso Arbelo y Jorge de León, y estará en la temporada de Zarzuela, entre otras citas musicales.