Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 24 de junio
Gonzalo Angulo, en primer término, y Vicent Bru, Isabel Álvarez y José Lavandera, este jueves, en la presentación en la sacristía de la Catedral. Cober

Un doble CD da vuelo internacional al archivo musical de la Catedral de Santa Ana

Isabel Álvarez, Vicent Bru y Carlos Oramas protagonizan el doble álbum de música antigua que edita el prestigioso sello alemán Neos

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 3 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras la digitalización culminada hace dos años, el rico archivo musical de la Catedral de Canarias, en la plaza de Santa Ana de la capital grancanaria, experimenta ahora un salto cuantitativo y cualitativo con la publicación de un doble CD, con distribución internacional, que incluye una selección de partituras de villancicos y liturgias.

La Capilla del Real de Las Palmas, integrada desde 2009 por la cantante Isabel Álvarez y los instrumentistas Carlos Oramas y Vicent Bru, ha encabezado esta labor de rescate musical e interpretación impulsada por el Taller Lírico de Canarias, que dirige Gonzalo Angulo.

«Los villancicos sobre aves» protagonizan en gran medida el primer disco de este álbum que ve la luz con el sello alemán Neos, explicó este jueves la cantante Isabel Álvarez, durante la presentación llevada a cabo en la sacristía de la Catedral.

En concreto, en los 52:50 minutos de este primer disco con obras de los siglos XVI, XVII y XVII, se incluye la pieza 'Trinad, jilgueros', de Francisco Hernández; junto con una selección de composiciones de Diego Durón, que fue maestro de la Capilla de la Catedral de Santa Ana durante 55 años hasta su muerte en 1731, como 'Tórtola apacible', 'Canta; no cantes, jilguero' y 'O, quién fuera jilguero', entre otros; y la obra 'Vajo de 1º tono', de Sebastián Aguilera de Heredia.

La música litúrgica protagoniza el segundo disco, de casi una hora de duración, con una selección de composiciones de Joaquín García y Pablo Bruna, datadas entre el siglo XVII y XVIII. El 'Tiento de dos tiples de 6º tono' y el 'Tiento de medio registro bajo de 8º tono', de Bruna, son piezas instrumentales que no figuran en el archivo musical de la Catedral, pero que ayudan a entender la música de la época, según Vicent Bru.

Para que este doble disco fuera una realidad, los integrantes de la Capilla del Real de Las Palmas llevaron a cabo una intensa labor de investigación y transcripción de las partituras del archivo catedralicio. Pudieron ejecutarlas gracias a la labor de documentación y ordenación realizada previamente por «Dolores de la Torre Champsaur en unos años especialmente oscuros», subrayó Gonzalo Angulo.

Transcripciones

Isabel Álvarez se encargó de la transcripción de los textos que se cantan en las distintas piezas, mientras que Vicent Bru y Carlos Oramas asumieron «la transcripciones musicales» de unas partituras que, destacó el primero, se encontraban en su mayoría en buen estado. Antonio Manuel Miranda fue el encargado de las mezclas y la masterización de unas grabaciones que se desarrollaron en la sala Gabriel Rodó de la sede de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y en la Ermita de San Antonio Abad, en Vegueta.

Unos asistentes a la rueda de prensa leen el folleto del doble CD.
Unos asistentes a la rueda de prensa leen el folleto del doble CD. Cober

La portada del álbum reproduce de forma parcial -al completo se puede ver en el interior del libreto- el cuadro 'Concierto de aves y flores', del pintor Juan de Arellano (1614-1676), que forma parte de la colección del Museo Cerralbo de Madrid.

«Lo elegimos porque Juan de Arellano es el único pintor del siglo XVII, de la misma época de Diego Durón, principal protagonista del primer disco, que se dedicaba a pintar aves», señaló Isabel Álvarez.

Gonzalo Angulo puso en valor que este trabajo discográfico plasma «la realidad de un archivo musical superviviente a penalidades e infortunios» que ahora ve la luz gracias al trabajo realizado por «una comunidad de intérpretes poco visibles en la isla» pero de gran calidad musical.

En la misma línea se expresó José Lavandera, deán de la Catedral, que quiso «agradecer la labor silenciosa de tantas personas» para pergeñar un doble disco que calificó como «la mejor sinfonía de la catedral». «Se trata de una gran capilla musical, la primera y más grande de camino a América», añadió a la vez que destacó la importancia de los trabajos de digitalización culminados hace dos años, ya que «aseguran la conservación y difusión» de unos fondos de música antigua a los que los especialistas atribuyen un enorme valor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios