«CC-ATI desconsidera a la cultura de la capital grancanaria»

08/06/2018

La paciencia tiene un límite y las formas del Gobierno de Canarias han dinamitado la de la directiva de los Amigos Canarios de la Ópera (ACO). Hasta tal punto que Óscar Muñoz, presidente de esta asociación, considera que el Ejecutivo que preside Fernando Clavijo no solo ha «ninguneado» a los organizadores de la temporada operística que lleva el nombre de Alfredo Kraus, sino que «desconsidera» a toda la vida cultural de la capital grancanaria.

Tras presentar Turandot, el título con el que desde el próximo martes ACO cierra su 51ª temporada, Óscar Muñoz quiso mostrar ayer ante los medios de comunicación «el profundo malestar» existente en el seno de este colectivo, debido al nuevo desplante económico que del Gobierno de Canarias.

Aunque los nuevos presupuestos hayan incluido un aumento de «un 20%» para Cultura, el Ejecutivo no solo no ha aumentado su aportación a esta temporada operística, sino que la ha reducido en 7.000 euros, con respecto a 2017.

El enfado de ACO, explicó Óscar Muñoz, «no radica en el importe económico». «Es un ejemplo de que CC-ATI desconsidera a la cultura de la capital grancanaria», dijo sin ambages y muy molesto.

El presidente de ACO relató la secuencia completa de los hechos. «El actual viceconsejero [Aurelio González] nos pidió desde el principio de la legislatura que tuviésemos paciencia. Lo hemos cumplido de forma exquisita. En su momento se pasó de una aportación de 750.000 euros a 40.000 euros. No pretendemos volver a aquellas cantidades, pero sí que es cierto que se comprometió a ir aumentado poco a poco la partida. El año pasado, tras fuertes presiones y mucho esfuerzo, se aumentó a 47.000 euros, con motivo de la celebración de la 50º temporada», señaló Óscar Muñoz.

Tras aprobarse los presupuestos y comprobar que Cultura contaba con un 20% más que el pasado año, los responsables de ACO volvieron a reunirse con Aurelio González y con Isaac Castellano, consejero de Turismo, Cultura y Deportes. «Esperábamos un prorrateo al alza, a tenor de ese incremento del 20%. Pero lo que han hecho es reducir en 7.000 euros la subvención», reiteró Óscar Muñoz en el teatro Pérez Galdós.

Esta forma de actuar, desde su punto de vista, demuestra la «desconsideración inadmisible» del Gobierno de Fernando Clavijo hacia esta temporada de ópera y hacia toda la cultura de la capital grancanaria.

Afianzó esta valoración en el hecho de que el Ministerio de Cultura, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), «triplica» la subvención que ACO recibe en la actualidad desde el Gobierno autónomo.

«Nos sentimos ninguneados. No hay que olvidar que nuestra temporada tiene mucho prestigio a nivel nacional e internacional y que es el acontecimiento cultural más prestigioso que cada año se lleva a cabo en el archipiélago. Si fuera por el Gobierno de Canarias, habríamos fallecido hace tiempo», expuso.

A tenor de esta situación, el director musical de este Turandot, José Miguel Pérez-Sierra, lamentó que mientras en «Francia y Alemania la cultura crece», en España sucede lo contrario.

«Es doloroso escuchar que un gobierno no valora la cultura. Es increíble. En Alemania no apoyan la cultura porque sean ricos. Son ricos porque son cultos», expuso.