Brenda Rae deslumbra en el Festival de Música

13/01/2019

Advirtió en las páginas de este periódico la pasada semana Jorge Perdigón, director del Festival de Música de Canarias, que Brenda Rae es la mejor intérprete del mundo de Zerbinetta, uno de los roles destacados de la ópera Ariadne auf Naxos, de Richard Strauss.

La soprano norteamericana sobrepasó las expectativas con su bella voz y con un pasaje repleto de virtuosismo, que logró que el público rompiera a aplaudir durante un par de minutos, cuando la versión concierto de esta ópera ni había alcanzado la hora de duración –en total duró noventa minutos–.

Brenda Rae, con un traje rojo que dejaba al descubierto los hombros, entró a formar parte con letras de oro en la historia de este festival durante la puesta de largo, anoche, en el Auditorio Alfredo Kraus, tal y como ya hizo el pasado jueves en Santa Cruz de Tenerife.

Muy aplaudida fue también al final de la noche la soprano alemana Ricarda Merbeth. Sobre Ariadne, su rol, recae el peso de esta pieza poco conocida de Strauss. Pero los fastos que implica Zerbinetta y la gracia con la que se movió sobre el escenario Brenda Rae se impuso entre los gustos populares.

Ariadne auf Naxos cuenta con dos versiones y la que anoche se pudo ver fue la correspondiente a 1916, de la mano de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, bajo la dirección de su titular, Antonio Méndez.

Muy aplaudido fue también el tenor Roberto Sacca, como el dios Baco, junto a un elenco completado por: Elisandra Melián, Svetla Krasteva, María Luisa Corbacho, Anelio Gibran, Juan Antonio Sanabria, Manuel Gómez Ruiz y José Coca.

El recinto del paseo de Las Canteras se quedó muy lejos de los llenos de antaño en la inauguración de esta cita musical que organiza el Gobierno de Canarias, a través de Canarias Cultura en Red. La platea y el segundo anfiteatro contaron con un mayor número de espectadores, lejos del lleno. Mucho menos hubo en los laterales del primero.

Que Ariadne auf Naxos se representa escasamente –en Gran Canaria solo se tiene constancia de una vez, de la mano de los Amigos Canarios de la Ópera (ACO), hace más de 20 años– por lo que es una gran desconocida entre el público, y que el tirón de Lola Herrera y Cinco horas con Mario en el Cuyás sea insuperable –anoche fue la segunda función y hoy será la tercera y última–, podrían explicar tanta butaca vacía anoche en el Alfredo Kraus.

Sobre todo si se tiene en cuenta que esta 35ª edición del festival, la primera que programa Jorge Perdigón –la del año pasado la heredó del equipo que encabezaba el coordinador Nino Díaz–, cuenta con 89 abonados más en Gran Canaria que en la entrega del pasado año.

En Canarias Cultura en Red aseguran que en esta isla se han abonado 444 personas, mientras que el año pasado fueron 355. En Tenerife son en esta edición 378.

La próxima cita en el Alfredo Kraus es el próximo martes, día 15, con la Filarmónica de Cámara Alemana de Bremen. Dirige David Afkham y figura como solista la alemana Sabine Meyer, que tocará el corno di bassetto en el Concierto para Clarinete de Mozart. El programa se completa con la Obertura Coloriano, de Beethoven, y la Sinfonía nº 41, Júpiter, de Mozart.