Borrar
El guitarrista y compositor grancanario Yul Ballesteros. COBER

Yul Ballesteros: «Cuando compongo siempre hablo de sentimientos»

El guitarrista y compositor grancanario estrena este viernes la nueva entrega de 'Islazz', en el Guiniguada, dentro del 39º Festival de Música

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 1 de febrero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras crear una serie de «imágenes sonoras» de cada una de las islas del archipiélago canario, el compositor y guitarrista grancanario Yul Ballesteros estrena este viernes en directo una nueva entrega de su proyecto 'Islazz', que lleva en esta ocasión el subtítulo de «cuentos tradicionales». Y es que las ocho nueva composiciones ofrecen una perspectiva contemporánea y muy personal de «palos» clásicos de la música tradicional y folclórica canaria.

«Es la segunda parte del proceso de creación que hicimos y que consistía en poner imágenes sonoras a Canarias. Desde una perspectiva personal, buscábamos darle sonidos a distintos aspectos de nuestra cultura. 'Islazz' consistía en plasmar en sonido lo que vendría a ser un archipiélago, la idiosincracia canaria, con las cosas que distinguen a cada una de las islas y a la vez nos unen. Había que darle una vuelta. En el primer disco éramos once músicos. Y para crear cosas nuevas añadimos sonoridades. Una de las más originales es que contamos con un quinteto de cuerdas clásico, por lo que los arreglos van enfocados a unir esa sonoridad, que no es propia de la música canaria, con temas como una Folía», avanza el músico isleño con la mirada puesta en el estreno de este viernes, a partir de las 20.00 horas, en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria, dentro del apartado #EnParalelo, del 39º Festival de Música de Canarias.

El álbum 'Islazz. Cuentos tradicionales' de Yul Ballesteros esconde más novedades, que saldrán a la luz tanto en el estreno de mañana como en el concierto del sábado, también a partir de las 20.00 horas, en el Espacio La Granja, en Santa Cruz de Tenerife. «Contamos por ejemplo con un handpan, un instrumento de percusión que no es muy habitual, y que utilizamos para una especie de 'Sorondongo'. Otra la de las novedades es la presencia de la voz, en este caso de Carla Vega, que es una cantante estupenda. Viene de la tradición y del folclore», avanza el artista que completó sus estudios en el Berklee College of Music de Boston.

El nuevo disco, que sale a la venta este jueves, víspera de su estreno en directo, cuenta en su totalidad con «composiciones originales basadas en arreglos». «El primer disco de 'Islazz' lo integraban composiciones nuevas basadas en cada una de las islas».

Sobre los escenarios del Guiniguada y La Granja, Yul Ballesteros mantiene la misma banda básica del primer disco, salvo el también guitarrista Carlos Oramas. «En el disco anterior, Carlos tocaba la tiorba, instrumento que no aparece en el nuevo. Es una de las pérdidas del disco, porque lo admiro muchísimo. Espero seguir contando con él en próximos proyectos y en algunos directos, donde me gustaría volver a tocar la pieza de El Hierro, donde asume la tiorba», confiesa.

Banda estable y quinteto de cuerdas

La formación que lo arropa está compuesta por José Alberto Medina (piano), Sebastián Gil (trompeta), Tana Santana (contrabajo), Germán López (timple), José Carlos Cubas (percusión), Suso Vega (batería), Juan Bosco Arencibia (trombón) y José Ángel Vera (saxo).

El quinteto de cuerdas, «que procede de Barrios Orquestados y que toca en varios temas a partir de arreglos míos bajo la dirección en los ensayos del violinista José Manuel Brito, aclara Yul Ballesteros, lo integran otros dos violinistas, Laura Brito Cabrera y Eva Cabrera Martín, Marcos Pulido Suárez con la viola y Tania Cantallops con el violonchelo.

Además de temas del nuevo álbum como 'Tanganillo', 'Baile del bebop', 'Tínequezz', 'Folías del tiempo', 'Malagueña influenciada' y 'Polcazz', en estos conciertos también abordarán algunos temas del primer 'Islazz', con nuevos retoques, apunta su autor.

Yul Ballesteros reconoce que disfruta muchísimo cuando toca sobre un escenario, pero que si le dan a elegir, se queda con la composición. «Es lo mismo que tocar, pero con un lápiz y una goma y eligiendo lo que quieres dejar. Me lo paso genial tocando cosas de otros. Interpretar es maravilloso, pero tocar algo tuyo es un plus, es una apuesta personal que transmites. Cuando compongo siempre hablo sobre sentimientos. Tocar música escrita por mí es contar mis sentimientos», explica quien confirma que últimamente recibe muchos encargos para componer y arreglar, incluso en estilos que no son muy suyos pero que acepta y los encara como «grandes retos».

Yul Ballesteros, en la capital grancanaria. cober

En primavera estrena un proyecto en el que une música y gastronomía

Yul Ballesteros aprovechó muy bien el confinamiento y la escasa actividad interpretativa que pudo disfrutar en 2020 y 2021 por la pandemia de la covid-19.

No solo culminó y hasta dio nuevos retoques a 'Islazz. Cuentos tradicionales', que ahora ve la luz. También terminó un tercer proyecto que verá la luz en primavera y donde aúna dos de sus pasiones, la música y la gastronomía -'Alma', en formato trío, lo publicó en 2022-.

«Consiste en un disco que mezcla comida y música. Me flipa cocinar y he estudiado mucho sobre el tema. Dediqué ocho platos en base a otros tantos sabores de Canarias. Cada uno de los platos tiene ingredientes principales de la islas y compuse una música específica para cada uno a partir de los sonidos que esos ingredientes me transmitían y según lo que inspiraba también su procedencia. La idea es que la gente se coma el plato a la vez que escucha cada tema», avanza sobre este nuevo proyecto.

Ballesteros es un habitual de la Gran Canaria Big Band, no solo como guitarrista sino como arreglista. «He arreglado unos 80 temas para la banda. Ha sido una gran escuela para mí en ese apartado», subraya.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios