Los hermanos Cubero tocan este viernes en el Womad de la capital grancanaria. / C7

«Para aportar una visión de futuro a la música tradicional hay que conocerla»

Quique y Roberto Cubero presentan, a las 18.30 horas de este viernes en el escenario Boulevard del Womad de Las Palmas de Gran Canaria, su mezcla de música tradicional castellana y de EEUU

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Desde Guadalajara llegan al Womad de la capital grancanaria los hermanos Quique y Roberto Cubero con su personal fusión de música tradicional castellana con toques norteamericanos. Su último trabajo, 'Errantes Telúricos', ha contado con colaboraciones de lujo.

-¿Qué plan tienen para su concierto en el Womad de Las Palmas de Gran Canaria?

-En los conciertos en festivales nos gusta poner a prueba la situación y hacer canciones 'no festivaleras'. Normalmente las bandas sacan su repertorio más festivo para grandes eventos, por supuesto, nosotros también. Pero puntualmente nos gusta retarnos a nosotros mismo y al público, intentando llevar la euforia propia de los festivales a un plano más introspectivo sacando algunas de las canciones tristes de nuestro catálogo.

«Las canciones son las que mandan y la mayoría de las veces tiene vida propia cuando se las interpreta en público»

-¿Cómo es el directo de Los hermanos Cubero? ¿Se transforman sobre el escenario o son un fiel reflejo de las grabaciones?

-Las canciones son las que mandan y la mayoría de veces tienen vida propia cuando se interpretan en público. Nuestras grabaciones están realizadas en directo y por tanto tienen parte de esa vitalidad, pero aún así, cuando hay público, la energía y la comunicación del momento influyen en la interpretación.

-¿Cómo lograron convencer a artistas como Cristina Rosenvinge, Amaia, Carmen Paris, Nacho Vegas, Ara Malikian o Josele Santiago para que colaborasen en el álbum, 'Errantes Telúricos'?

-¡Serían más interesante las respuestas de cada uno de ellas y ellos! A casi todos les conocíamos previamente y teníamos buena relación e incluso con algunos ya habíamos colaborado anteriormente, así que no fue difícil encontrar una comunicación fluida y positiva.

-¿Los temas en los que participan los artistas invitados cómo se gestaron? ¿Son vuestros al cien por cien o ellos participaron también en el proceso de composición?

-Depende de cada caso, en los temas tradicionales solo aportamos algún pequeño arreglo y el talento de cada artista potenció la idea inicial. Conociendo el carácter de cada uno, les ofrecimos una pieza que considerábamos más adecuada. En otros casos si que tuvieron más peso en los arreglos. Pero las composiciones ya las teníamos de antemano.

-¿Fue complicado abstraerse de la pandemia para componer los temas y darle forma al álbum sin caer en el pesimismo reinante por la crisis sanitaria?

-Realmente, de manera general, la pandemia no nos afectó de manera negativa. La situación era la que era y se trataba de superarlo lo mejor posible. 'Proyecto Toribio' ya lo teníamos grabado meses antes de la expansión del virus. Y 'Errantes Telúricos' lo teníamos grabado parcialmente. Durante la pandemia acabamos de componer un par de temas y de arreglar y grabar todo el resto. Pero en los temas que compusimos durante esas semanas no se aprecia influencia 'pandémica', porque ya teníamos bastante claro anteriormente el mensaje que queríamos comunicar y no guardaba relación alguna con la crisis sanitaria.

- ¿Qué nos pueden decir del álbum 'Proyecto Toribio', donde reivindican la figura del violinista Toribio del Olmo?

-En la provincia de Guadalajara hay un repertorio enormemente rico de música tradicional de violín. Pese a la creencia habitual de que el violín es un instrumento más arraigado en el norte de Europa, en la península también estuvo y está muy extendido y arraigado y con un carácter tan fuerte y personal como pueda tenerlo en Escocia o Noruega, por ejemplo. Así que para este álbum, profundizamos en el repertorio de Toribio del Olmo para volver a dar luz a algunas de las piezas olvidadas que él tocaba. Aunque el repertorio de violín de la provincia de Guadalajara da para muchos álbumes más, ya que en cada pueblo había varios violinistas que participan en la ronda y el baile del pueblo. Y en algunos casos aún podemos encontrar violinistas haciendo la ronda y el baile en pueblos de Guadalajara.

-Los hermanos Cubero llevan a la práctica eso de conocer el pasado para entender el presente y lograr ir un paso más allá, desde un punto de vista musical. ¿Qué les llevó hasta ahí?

-Nuestra propia inquietud, supongo. La tradición nunca ha sido algo estático. No es una pieza de museo. Lo que nos ha llegado de la música tradicional ancestral de Castilla ha sobrevivido porque se ha adaptado y absorbido influencias. Es por eso por lo que hablar de la tradición como algo puro es algo erróneo. La música del momento nunca puede ser tradicional. La catalogación de tradicional solo la puede dar el tiempo y la perspectiva. Por ejemplo, la dulzaina castellana tiene llaves desde hace aproximadamente 100 años, y en aquel entonces no era tradicional y algún detractor tendría. Pero hoy en día nadie cuestiona que la dulzaina tradicional castellana tiene llaves. Pues de esta misma manera con muchos otros instrumentos, lenguajes musicales, interpretación de los ritmos, etcétera. Está claro que para poder aportar una visión de futuro a la música tradicional hay que conocerla bien. Sus fundamentos, su carácter, su idioma musical, etcétera. Como se hizo con la incorporación de las llaves en la dulzaina, por seguir con el ejemplo. Tradición es innovación que permanece.

-Otro lema que parece ajustarse bien a vuestra música es crear desde lo local con una visión universal. ¿De Guadalajara hasta el infinito?

-Así es. Las personas, el ser humano, es igual en cualquier parte del mundo. Con los mismos problemas, los mismos sentimientos, las mismas preocupaciones, los mismos placeres. Para nosotros se trata de contar lo que conocemos, desde nuestro punto de vista, y con nuestra manera de contar las cosas. El lema de Castilla es 'Nadie es más que nadie' y este lema debería ser el lema en todo el planeta. Ese es nuestro punto de partida y a la vez nuestro destino.

-¿Se sienten reconocidos y entendidos en los circuitos de música popular tradicional? ¿O están más cómodos en los circuitos vanguardistas y de investigación de los orígenes musicales?

-Nos sentimos entendidos y arropados en los circuitos de música popular tradicional. Pero también en otros circuitos. Aunque no es algo que nos preocupe demasiado. Nosotros simplemente hacemos lo que queremos hacer, y como pueda ser recibido es algo que se escapa a nuestro control y que tampoco querríamos controlar.

-¿Qué proyectos tienen en mente? ¿Para cuándo un nuevo álbum?

-Estamos trabajando en material nuevo, pero no nos ponemos fechas. Nuestro proyecto no es proyecto de temporada ni tenemos obligación ninguna con ninguna discográfica. Por tanto nuestro calendario lo marcan las propias canciones. Cuando tenemos algo que decir lo escribimos y cuando hay material suficiente con el que nos sentimos satisfechos, lo lanzamos.