Borrar
El tenor Piotr Beczala, en el escenario del Teatro Pérez Galdós con la escenografía del primer acto de 'Tosca' a su espalda. Cober

Entrevista Piotr Beczala, tenor

«Alfredo Kraus es un ejemplo de canto puro, de repertorio perfecto»

El cantante polaco se estrena este martes en la temporada de ópera de la capital grancanaria como Mario Cavaradossi, en 'Tosca' de Puccini

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 20 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El tenor polaco Piotr Beczala (Czechowice-Dziedzice, 1966), una referencia de la lírica desde hace años y habitual de los principales recintos y festivales del mundo, se estrena esta semana en la temporada de ópera de Las Palmas de Gran Canaria-Alfredo Kraus. Da vida al rol de Mario Cavaradossi de 'Tosca', con la legendaria aria 'E lucevan le stelle', cuya primera función arranca este martes, a las 20.00 horas, en el Teatro Pérez Galdós. Se repite, a la misma hora, el jueves y el sábado. Beczala explica en esta entrevista cómo da vida a este rol Pucciniano, cómo desarrolla su carrera y se pronuncia sin ambages sobre la invasión rusa de Ucrania.

-¿Qué Mario Cavaradossi tiene en mente para su estreno dentro de la temporada de ópera de Las Palmas de Gran Canaria-Alfredo Kraus?

-Un Mario Cavaradossi normal. Se trata de una producción fantástica, que antes de llegar a la isla conocí por las imágenes que me envió Ulises Jaén. No implica hacer una transición moderna al rol de Cavaradossi, sino hacerlo tal y como lo creó Giacomo Puccini. Y eso me gusta mucho.

-¿Desde un punto de vista vocal es especialmente difícil para un tenor como usted?

-Hice mi primer Cavaradossi en Viena, hace cinco años. Lo preparé como un rol muy de Puccini, para un tenor lírico. Intenté buscar la expresión hacia el 'spinto'. Es un rol propio de tenor lírico, sobre todo en el primer acto. Es una partitura y un rol que, en su totalidad, tienen una lectura muy bonita. Es una ópera muy atractiva, no solo por el aria 'E lucevan le stelle', sino por su totalidad.

- Suele usted afirmar en las entrevistas que los roles, una vez que los estrena, requieren de un tiempo para acabar de dominarlos y entenderlos. ¿En cinco años ya lo ha logrado con Mario Cavaradossi o requiere de más tiempo y un mayor número de funciones para lograrlo?

-Para mí, cada producción es nueva. Cada una requiere una nueva interpretación del personaje. En cada una tengo diferentes compañeros, una orquesta distinta y se trata de un lugar distinto a los anteriores. Siempre busco dar un paso más dentro del desarrollo del personaje. En algunas producciones compartes el protagonismo con una soprano más lírica y en otras 'Tosca' con una más dramática. Por eso cada producción cambia. En este caso, tengo que ajustarme a la forma de cantar de Erika Grimaldi [es la soprano que da vida a Tosca en las tres funciones del Teatro Pérez Galdós]. Cada noche siempre es distinta, porque se trata de música y voces en directo. El estado de ánimo también influye, unos días puedes estar un poco más heroico y otros un poco más dramático. El público es lo que más aprecia. Le gusta que no sea algo lineal y que cada noche sea distinta a la anterior.

Piotr Beczala, en el escenario de 'Tosca'.
Piotr Beczala, en el escenario de 'Tosca'. Cober

-¿Ha cantado con anterioridad junto Erika Grimaldi?

-Sí, pero no en producciones de 'Tosca'. Hemos cantado juntos el 'Requiem' de Verdi y también en un concierto en Peralada. En mi opinión, está haciendo un gran desarrollo de su repertorio. Va en muy buena dirección como soprano.

«Cada producción es nueva, requiere otra interpretación de los personajes. El público valora que cada noche sea diferente»

-¿Qué le motivó para venir a estrenarse dentro de la temporada que organizan los Amigos Canarios de la Ópera (ACO)?

-Conozco a Ulises [se refiere al director artístico de ACO] desde hace unos 25 años, desde que estaba en Zurich. He cantado varias veces con su mujer, Isabel Rey. Empezamos a trabajar en la posibilidad de venir a esta temporada hace más de siete años. Barajamos varios títulos, como 'Werther' o 'Lohengrin'. No es fácil encontrar las fechas adecuadas, porque me gusta ajustar muy bien la agenda. Finalmente encontramos el momento y una ópera como 'Tosca', con la que estoy encantado.

-Es usted, desde hace años, asiduo de los grandes recintos operísticos mundiales, con proyectos en Viena, Nueva York, Berlín, Londres, París... ¿Le gusta acudir a temporadas más pequeñas, como esta de la capital grancanaria, donde a nivel profesional se dispensa un trato más familiar y cercano?

-Para mí es lo mismo, porque llevo 31 años como profesional y conozco a todo el mundo en los teatros de Nueva York, Viena, Londres, etcétera. Pero sí que es verdad que al conocer a Isabel Rey y a Ulises, la hospitalidad es mayor y especial con respecto a los teatros de mayores dimensiones. Pero también me gusta mucho cómo se desarrolla aquí la temporada. Se hace 'Tosca', con sus tres funciones y después se pasa a otro título y así durante toda la temporada. En teatros como los de Viena se tiene, por ejemplo, hasta sesenta solistas en el mismo teatro interpretando varias óperas a la vez. Vamos pasando todos por allí, nos saludamos y poco más. Aquí no, trabajamos todos los que estamos en el mismo proyecto, como un equipo, con una mayor relación y eso me gusta mucho más.

Erika Grimaldi, como Tosca, y Piotr Beczala, como Mario Cavaradossi, en el tercer acto de esta producción de ACO.
Erika Grimaldi, como Tosca, y Piotr Beczala, como Mario Cavaradossi, en el tercer acto de esta producción de ACO. Nacho González-ACO

-Su carrera la ha cimentado en virtud de sus principios, no solo por las características vocales de los roles. Ha dicho que no se ve protagonizando 'Don Carlo', de Verdi, porque la forma de actuar del personaje no le gusta. ¿Eso le ha generado problemas con los programadores y los agentes?

-No, porque es parte del proceso de una carrera profesional. Yo entiendo que se trata de una carrera larga. Conozco muy bien mi repertorio y no me llegan propuestas que no se ajusten al mismo. Por supuesto, hablo con las personas de mi confianza sobre la posibilidad de cantar cosas nuevas. Estoy pensando cantar, a lo mejor en tres o cuatro años, 'Parsifal', de Wagner. Pero lo estoy barajando y hablándolo con muchas personas. Tengo que encontrar una razón que me lleve a estudiar un nuevo rol. No hago 'Don Carlo', como me pregunta, porque no lo veo. Lo considero un rol débil y las cuatro horas de representación que implica esa ópera no me generan una satisfacción suficiente. No es una cuestión de ego, simplemente prefiero cantar otras óperas como 'Werther' o 'Tosca'. Busco siempre una razón y una inspiración que me motiven para aceptar los roles. Cuando estudio un rol, mi idea es que permanezca conmigo mucho tiempo. Puede haber excepciones. Por ejemplo, hice 'Fedora'. Fueron seis funciones en Nueva York. Me gustó, lo pasé bien y es una ópera bonita. Pero eso no es lo habitual en mi carrera. Hice un 'Turandot' y no lo pasé bien, porque lo que me gusta es que sean roles más líricos, que es lo que caracteriza mi carrera.

«No tengo nada contra Rusia. Tengo amigos rusos. Hay que distinguir entre eso y el imperialismo y la agresividad del gobierno de Putin»

-¿Supone para usted un plus de responsabilidad cantar en la tierra natal del tenor Alfredo Kraus?

- Sí que es una responsabilidad. Alfredo Kraus es un ejemplo de canto puro. Tuvo un repertorio perfecto. Cantó más de 50 roles. Su carrera fue estupenda, pero para mí, lo mejor fue en los inicios y al final. Le conocí en Zurich, un año antes de fallecer, y todavía cantaba la 'Lucia di Lammermoor' de una forma impresionante.

-¿Cómo fue la experiencia de cantar hace unas semanas la canción 'Granada', de Agustín Lara, junto a la mezzosoprano Elina Garança, en 'Ball of the balls' de Viena?

-La primera vez que escuché esa canción fue en una fiesta familiar de Navidad, en Gran Canaria, cantada por Isabel Rey junto a Ulises Jaén. En Viena la canté por primera vez de forma profesional. Primero hice una breve introducción, en alemán, y después la cantamos en español y la experiencia fue muy buena. ¡Así que ahora ya tengo en mi repertorio 'Granada'! [apunta entre risas].

Distintos momentos del ensayo general de 'Tosca', este domingo. Nacho González (ACO)
Imagen principal - Distintos momentos del ensayo general de 'Tosca', este domingo. Nacho González (ACO)
Imagen secundaria 1 - Distintos momentos del ensayo general de 'Tosca', este domingo. Nacho González (ACO)
Imagen secundaria 2 - Distintos momentos del ensayo general de 'Tosca', este domingo. Nacho González (ACO)

-¿Tiene previsto incluir más repertorio español o fue una excepción?

-Es difícil. No puedo cantarlo todo y mi repertorio ya es muy amplio. Es cierto que haré una gira con Sondra Radvanovsky en otoño y vamos a incluir 'Granada' y a lo mejor el 'No puede ser'. Pienso que la zarzuela es maravillosa. Pero para ser auténtico, tienes que introducirte mucho, no solo en el idioma sino en la cultura. ¡Y no basta con beberse unas botellas de un buen vino de Rioja! Algunos 'hits' de forma puntual, sí incluiré, pero no mucho más.

-¿Se plantea venir a vivir a España, donde está cantando con mayor asiduidad?

-Por ahora no, aunque me encanta España e intento estar un par de veces al año, tanto en Madrid, Barcelona y Las Palmas. Estoy viajando constantemente por el mundo. Tengo como sedes provisionales Nueva York, Viena, Zurich y ahora tenemos una casa en Italia. Mi mujer es una enamorada de España y a veces decimos que tiene que ser la reencarnación de alguna princesa española de siglos anteriores. No lo veo posible por ahora por una cuestión práctica.

-Usted fue de los primeros artistas en pronunciarse con rotundidad contra la invasión rusa de Ucrania. ¿Le ha generado problemas con compañeros rusos o con los programadores?

-No. Hay que distinguir una cosa importante. No tengo ningún problema individual ni con Rusia ni con los rusos. Tengo muy buenos amigos rusos. El problema es el gobierno, su imperialismo y su agresividad. Soy polaco y sé muy bien de lo que hablo. Mi país ha luchado durante muchos años contra ese imperialismo. Nada ha cambiado con el tiempo. Siempre es lo mismo. Por ejemplo, hace casi tres años estábamos grabando un disco con canciones de Rachmaninov y Chaikovsky. Se paró su comercialización cuando empezó la guerra porque se pensaba que no era adecuado. Pero no es justo culpar a la cultura rusa de lo que sucede. Pienso que ni Rachmaninov ni Chaikovsky tienen nada que ver con Putin. Todo esto genera situaciones muy complicadas, porque no es correcto mezclar a los grandes compositores rusos con la agresividad imperialista rusa. Por supuesto, el gobierno imperialista de Putin utiliza la música y a los músicos. Muchos artistas rusos no hablan contra esta guerra porque tienen a sus familias en su país y temen sufrir represalias. Es una situación muy complicada.

Piotr Beczala, como Cavaradossi, en el tercer acto de 'Tosca'.
Piotr Beczala, como Cavaradossi, en el tercer acto de 'Tosca'. Nacho González (ACO)

-¿Teme por Polonia? Putin dijo hace unas semanas que no le interesaba invadirla, pero ya se sabe que una cosa es lo que dice ese individuo y otra lo que hace...

-Es una cuestión de política global. No soy político, pero sí que sigo lo que sucede en el mundo. Mi país es muy grande. Y no es fácil conquistarlo. Lo han intentado muchas veces en el pasado. Creo que países como Lituania, Estonia y Letonia, que son países mucho más pequeños, sí que deben estar más preocupados. Hace unos días lo estuve hablando con Elina Garanca [la mezzosoprano es letona]. Si Putin decide ir a por ellos, no tendría grandes problemas porque son pequeños.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios