Borrar
Just Jaeckin posando con la actriz francesa Corinne Cléry y la actriz holandesa Sylvia Kristel, protagonistas de 'Emmanuelle' e 'Historia de O'. AFP
Adiós a Just Jaeckin, el director que erotizó al mundo con 'Emmanuelle'

Adiós a Just Jaeckin, el director que erotizó al mundo con 'Emmanuelle'

Muere a los 82 años el director francés Just Jaeckin, cuya ópera prima en 1974 se convirtió en un fenómeno social y un formidable taquillazo

Miércoles, 7 de septiembre 2022, 11:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Para alguien que haya crecido con el porno disponible en el móvil resultará muy difícil de entender el fenomenal impacto que 'Emmanuelle' causó en 1974. La vieron 9 millones de franceses y permaneció en un cine de los Campos Elíseos durante 13 años. 150 millones de espectadores en todo el mundo pagaron la entrada para ver una colección de estampas atrevidas que vendía como el no va más del erotismo hacer el amor en un avión. Los españolitos de la época peregrinaban a Biarritz y Perpiñán en busca de Sylvia Kristel, hasta que en 1978, superada la censura, 'Emmanuelle' se estrenó con la recién inaugurada calificación 'S'. Vendió casi 4 millones de entradas.

Según la base de datos del Ministerio de Cultura, en los cines españoles se estrenaron hasta trece largometrajes con el término 'Emmanuelle' en su título, incluido 'Las orgías inconfesables de Emmanuelle', del inefable Jesús Franco. Ninguna de ellas la dirigió Just Jaeckin, que ha muerto este martes a los 82 años en Bretaña tras una larga enfermedad, «rodeado de su esposa Anne, escultora, y su hija Julia, fotógrafa», según ha confirmado un portavoz de la familia.

El cineasta y fotógrafo francés alcanzó la fama con la adaptación de las lúbricas andanzas del libertino personaje creado por la escritora Emmanuelle Arsan en 1959. A su protagonista, Sylvia Kristel, la encontró en unos estudios parisinos a los que la actriz y modelo había acudido a grabar un anuncio de sujetadores. Jaeckin la abordó sin pudor para interrogarla sobre cómo hacía el amor y con qué frecuencia. Y encontró a su Emmanuelle. De la repercusión de aquel recital de jadeos con música de ascensor valga como prueba que el mismísimo expresidente Giscard d'Estaing llegó a proponerle a la actriz que se acostaran, como reveló ella años después.

Los carteles gigantes de un cine en París anuncian 'Emmanuelle'.
Los carteles gigantes de un cine en París anuncian 'Emmanuelle'. AFP

Nacido en 1940 en Vichy de padre holandés y madre británica, Just Jaeckin vivió de niño en Inglaterra y comenzó su carrera como fotógrafo de moda en los años 60 trabajando para revistas como 'Elle' y 'Marie Claire'. Los rudimentos de la cámara los había aprendido durante el servicio militar. Estudió arquitectura y diseño de interiores en París y fue director artístico de 'Paris Match' antes de dar el salto al cine con 'Emmanuelle'. La historia de la insatisfecha esposa de un diplomático conectó con el espíritu de su tiempo. Su protagonista hasta podía presumir de ser una mujer independiente que elegía a sus diversas parejas.Un subversivo mensaje de liberación sexual que se entendía mejor si se tenía en cuenta que el libro en el que se basaba el filme era supuestamente autobiográfico: Emmanuelle Arsan era el seudónimo de Maryat Rollet-Andriane, mujer de un diplomático francés.El rodaje en Tailandia añadía escenarios exóticos. El presupuesto era tan pequeño que volaban en turista y nadie del equipo tailandés hablaba francés.

Vídeo. Tráiler francés de 'Emmanuelle'.

Jaeckin aprovechó el bombazo planetario de su ópera prima y siguió cultivando el género erótico con sus siguientes películas: contó con 10 millones de dólares para rodar 'Historia de O' (1975), adaptación de un clásico de la literatura erótica firmado por Pauline Réage, el nombre bajo el que se ocultó durante muchos años Anne Desclos. 'Madame Claude' (1977) estaba ambientada en el mundo de la prostitución de lujo en París. Ya en los 80, intentó desencasillarse del género con 'Cuatro chicas', pero acabó regresando al erotismo de qualité con 'El amante de Lady Chatterley' (1981), donde se reencontró con Sylvia Kristel'. Su última cinta, 'Gwendoline' (1984), es una aventura excéntrica al calor de Indiana Jones con las protagonistas femeninas ligeras de ropa. Retirado del cine, Jaeckin se aficionó a la escultura y regentó una galería de arte en París junto a su esposa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios