Michael Gieler, ayer, durante un ensayo de 'Dido y Eneas' con la orquesta del International Bach Festival, en el Auditorio Alfredo Kraus. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Michael Gieler: «'Dido y Eneas' es una de las piezas de música más bellas jamás escrita»

Michael Gieler dirige la versión de la ópera de Henry Purcell que se representa este miércoles, en el Teatro Pérez Galdós, dentro del IBF Canarias

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

«Una vez escuchado el lamento 'Cuando yazga en la tierra' (When I am laid in earth) de Dido antes de su muerte, nunca se olvidará», advierte Michael Gieler, viola y director musical del montaje de la ópera 'Dido y Eneas', de Henry Purcell, que este miércoles se representa, a partir de las 20.00 horas, en el Teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria dentro del International Bach Festival Canarias (IBF).

«'Dido y Eneas' de Purcell es una de las piezas de música más bellas jamás escrita. Esta corta obra tiene todo lo que una verdadera ópera necesita: amor, drama, humor, felicidad, traición, desesperación y muerte», explica Gieler sobre esta primera y única ópera íntegramente cantada de este compositor británico del Barroco.

Michael Gieler reconoce que el único inconveniente que presenta 'Dido y Eneas' es su escasa duración. «Es muy corta, todo pasa muy rápido. En nuestro nuevo prólogo de Meriç Artaç añadimos profundidad a los personajes de la obra. Funciona bastante bien. Desde mi punto de vista la obra es ahora aún mejor. Peter Leung, el director artístico, la diseñó como una ópera de cámara auténtica, lo que significa que todos los cantantes están relacionados, interactuando, incluso en los cambios de escena. Esto la hace más dinámica y también aporta un toque divertido», puntualiza el director.

Reconoce que su escasa duración ha sido fundamental para que 'Dido y Eneas' no figure en el repertorio habitual de los teatros y festivales de ópera. «Con nuestro nuevo prólogo queda perfecta. Sentimos que teníamos no solamente una historia triste sino la historia detrás de esa historia. ¿Por qué está Dido tan triste al principio? ¿qué hizo a una reina tan triunfante ser tan infeliz? Nuestra Dido no muere por tener el corazón roto sino que muere por una vida rota. Trágico y palpable al mismo tiempo», dice.

Michael Gieler califica la partitura de Purcell como «una verdadera obra de arte, llena de muchas joyas musicales». «Mencioné el lamento de Dido pero fácilmente podría nombrar más: la primera entrada del aria Sorceress por ejemplo: las 'hermanas Wayward'. Esta corta escena anticipa un mundo el cual solo fue redescubierto más tarde por Carl Maria van Weber en su 'Freischütz', pero más preciso. Escuchas algunos acordes y te transporta inmediatamente al infierno», comenta.

Destaca que no fue difícil encontrar el casting adecuado para esta producción. «En el IBF tenemos una gran tradición de casting, sobre todo de jóvenes cantantes. Las interpretaciones de Tania Lorenzo y el coro Ainur son exquisitas», asegura.

Junto con la Orquesta del International Bach Festival (IBF) y el Coro de Cámara Ainur, este miércoles, sobre el escenario del Teatro Pérez Galdós se desenvolverán los solistas Tania Lorenzo, Irene Verbug, Steven van del Linden y Lotte Betts-Dean.

Sobre las características vocales que requiere 'Dido y Eneas', de Purcell, Michael Gieler considera que es imprescindible en los cantantes la presencia «vibrato contenido y limpio».

«Pero probablemente igual de importante es que necesitamos cantantes que entiendan que esta música es dramática, pero también tiene su lado humorístico. Igual que la vida misma. Se podría decir con mucha ironía, que es algo típicamente inglés. Si te acercas a esta música como con Wagner o Bellini, no lo lograrás. Sus protagonistas se toman a sí mismos demasiado en serio», resalta Michael Gieler.

Detalla los entresijos del IBF a la hora de seleccionar los casting. «No queremos depender de gente de renombre para llenar nuestros eventos de visitantes. Vienen porque saben que elegimos grandes talentos y ofrecemos buena música, interpretada con todo el corazón. Estoy agradecido de que Gran Canaria tenga una gran tradición de cantantes de máximo nivel, como el Coro Ainur y la solista Tania Lorenzo».

Este montaje ya estuvo de gira por Holanda, lo que, según su director musical, genera una gran «tranquilidad» ante la puesta de largo de mañana en la isla.

Irene Verbug, en pleno ensayo de 'Dido y Eneas'. cober

«Nuestro sueño es tener un programa aún más rico que atraiga a más público»

El International Bach Festival (IBF) acoge este martes el concierto 'Bach íntimo', en la Sala de Cámara del Auditorio Alfredo Kraus, a partir de las 20.00 horas, con piezas de Ravel, Bach y Schönberg, interpretadas por músicos de la Royal Concertgebouw de Amsterdam y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC).

Michael Gieler, que dirige el festival junto con Adriana Ilieva, viola de la OFGC, se muestra «muy agradecido» por el apoyo que esta iniciativa recibe de patrocinadores privados e instituciones públicas de las islas. «Nos han apoyado y proporcionado un salvavidas durante estos dos últimos años de pandemia que han sido tan complicados. Nos permitió seguir construyendo nuestro concepto de festival y crecer artísticamente, pero también de manera profesional y organizativa. Es muy imoprtante dar vía a nuestros objetivos y ambiciones. Nuestro sueño es tener un programa aún más rico que atraiga cada vez a más público a Canarias, no solamente por la buena gastronomía y por sus excelentes playas, sino por un festival emocionante con música maravillosa como es el IBF», subraya Gieler.

Aspira, reconoce, a poder llevar algunas de las producciones del festival a otras islas en las próximas ediciones.

Esta semana se completa el jueves, día 14, con un recital de órgano, con Daniel Oyarzabal y la violinista Miriam Hontana, al mediodía en el Auditorio Alfredo Kraus y por la tarde con el concierto 'Bach&Más allá II', en el Hotel Santa Catalina, con la soprano Irene Verbug, el tenor Steven van der Linden, el flautista Kersten Macall, el chelista Lydy Blijdorp y Asako Ueda con al tiorba.

El día 16, a partir de las 20.30 horas será el turno del 'Bach Jazz. Play What you fell, de nuevo en la Sala Jerónimo Saavedra del Auditorio Alfredo Kraus, con la cantante y contrabajista Beatrice Valente, el pianista Ergio Valente y Javier Montero a la batería.