Detalle de 'Mata Mua', de Paul Gauguin, la pieza estelar de la colección de Carmen Thyssen. / R.c.

El 'Mata Mua' no regresará al Thyssen hasta finales de junio

Carmen Cervera y Cultura acuerdan otro aplazamiento en la firma del acuerdo para el alquiler de la colección de la aristócrata por parte del Estado

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

Carmen Thyssen y Cultura han aplazado de nuevo la firma del acuerdo de alquiler de la colección de la baronesa, cuyo plazo concluía el lunes 31 de mayo. Ambas partes se se han concedido un mes más, hasta el 30 de junio, para presentar rubricado el contrato que hará posible la operación. Eso quiere decir que también se retrasa hasta entonces el regreso del 'Mata Mua' de Paul Gauguin, emblema de la colección de Carmen Thyssen y que la baronesa sacó del palacio de Villahermasa en junio de 2020 junto a otras tres obras.

Ambas partes dicen que no hay desacuerdos de última hora que amenacen la firma del acuerdo alcanzado en enero. Reiteran que se trata de detalles sobre «trámites burocráticos» y «matices técnicos» que no alteran la esencia del contrato de arrendamiento de la colección de la baronesa por parte del Estado durante 15 años, a razón de 6,5 millones de euros anuales. En enero ambas partes aseguraron que en dos meses se daría a conocer el acuerdo definitivo. No fue así. En marzo se aplazó hasta mayo y ahora se retrasa hasta el 30 de junio.

El acuerdo se alcanzó 'in extremis' el pasado 30 de enero, a dos días de que se cumpliera el límite acordado por ambas partes. El contrato regula el alquiler de las más de 400 obras de la colección de Carmen Cervera, algunas de las cuales son copropiedad de su hijo, Borja, Thyssen, que también debe firmar el contrato.

«El acuerdo está hecho» reiteraba el jueves en Roma el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes. «La colección de la baronesa se une a la del barón y durante 15 años tenemos una estabilidad garantizada con el contrato de arrendamiento. El Estado español tendrá derecho preferente para adquirir la colección», aseguraba Uribes. Reiteraba que «los elementos centrales están definidos» y avanzaba que se hará «una apuesta importante» por el Museo de San Feliú de Guixols, donde la baronesa exhibe otra parte de su colección.

Repetía el ministro que los abogados de ambas partes «ultiman» los detalles jurídicos de contrato. «En cuanto esté, lo firmaremos y lo presentaremos», dijo confirmado que también lo firmará Borja Thyssen, «como cotitular de la propiedad de algunas obras». «Espero que en el próximo patronato del museo se pueda llevar el acuerdo ya totalmente cerrado» concluyó Uribes.

Será entonces cuando 'Mata Mua' regrese al palacio de Villahermosa como estrella de la colección de la baronesa. Hasta entonces, permanecerá a buen recaudo en la cámara acorazada que Carmen Cervera tiene en Andorra. No se sabe qué sucederá con las otras tres obras que salieron de la pinacoteca junto al cuadro de Gauguin: 'Caballos de carreras en un paisaje' (1894), de Degas; 'El Martha Mckeen de Wellfleet' (1944), de Hopper, y 'El puente de Charing Cross' (1899), de Monet que ahora se expone, quizá temporalmente, en el Louvre de Abu Dabi.

El primer préstamo de las 429 obras de la colección de Carmen Thyssen se firmó en 1991 con una duración de diez años, y desde 2011 se renovó de anualmente. A principios de 2017 la baronesa reclamó a Cultura un nuevo marco de relaciones con el Estado por entender que el contrato estaba «obsoleto». Desde entonces negoció sin éxito con los ministros Íñigo Méndez de Vigo y José Guirao, hasta alcanzar en enero pasado el entendimiento con Rodríguez Uribes en el despacho principal de la Casa de las siete chimeneas, la sede del Ministerio de Cultura.