Los viejos clicks nunca mueren

08/07/2019

La muestra ‘Click&Roll’ reunirá escenas ‘vintage’, de rockers y del cine del Hollywood clásico, recreadas con las figuritas de juguete, dentro del International Big Bang Vintage Gran Canaria Festival, que se celebra del 11 al 20 de julio

ETIQUETAS:

Escenas rockers, de ambiente vintage, la ternura rubia de Marilyn Monroe, la liviandad de Ginger Rogers y Fred Astaire, el Tarzán clásico de Weissmüller o el vuelo mágico de Mary Poppins, y hasta escenas de las dos míticas películas rodadas en Gran Canaria en la década de los años 50, Tirma y Moby Dick, evocados por unos diminutos humanoides de juguete, de sonrisa permanente y 7,5 centímetros de altura con los que todas las generaciones desde la democracia en España viajamos a nuestras infancias. El fenómeno nostálgico de los coleccionistas de clicks en Canarias tendrá su particular espacio en una exposición bautizada como Click&Roll, dentro de la tercera edición del International Big Bang Vintage Gran Canaria Festival, que se celebra del 11 al 20 de julio, en Las Palmas de Gran Canaria.

Una exposición que no hubiera existido sin la generosidad del hijo del dueño del taller, en La Palmita de Arucas, que tenía decenas de clicks que dejaba a sus amigos y vecinos. «Es que a mí no me regalaban clicks, y gracias a Matías podía jugar con ellos», evoca Carolina Socorro, una de las friclicks – frikis del click – en esta exposición de coleccionistas y locos del fenómeno de la recreación de universos liliputienses con estos evocadores muñecos.

Socorro es uno de los mascarones de proa de la exposición, pero no la única coleccionista que trabaja duro estos días. Rocío Rada, Águeda Formento, Javier Vázquez, Ángela María Formento y Carlos Carretero son los otros artistas que presentarán sus dioramas –las escenas que recrean con las figuritas– en Click&Roll, del 18 al 31 de julio, en la Biblioteca Insular de Las Palmas de Gran Canaria.

Playmofoto de premio

Una muestra que nació hace un año, cuando Socorro ganó el primer premio de Fotografía en la edición de 2018 del Big Bang Vintage con una de sus playmofotos –fotos con los personajes de Playmobil – en el que dos rockers con tupé esperan sobre un automóvil de los 50 a sus chicas pin up, helado en mano.

La potencia visual de la recreación competirá con el espectáculo de cada festival, en que rockers, rockabillys y pin ups convierten el parque de San Telmo en una pasarela del tiempo, con sus múltiples propuestas textiles y corporales vintage.

La fotógrafa y profesora de educación secundaria canaria reconoce que, iniciado como un antídoto contra el estrés, la afición por los clicks es ya una auténtica pasión.

«Colaboramos con muchos eventos, y se utiliza también en los colegios o institutos. Con los dioramas de clicks se pueden explicar contenidos a los chicos de forma muy didáctica, les gusta», apunta.

Como muchos de sus compañeros, forma parte desde 2009 de la Asociación Española de Coleccionistas de Playmobil y en 2010 se reunió con otros coleccionistas en Barbastro (Huesca) para batir el récord Guinness de figuras colocadas en un solo diorama: alcanzaron las 68.808 figuras. En origen, ellos se llamaban clicks, y ellas, clacks, y de hecho la clack existió antes que el click, según explica la socióloga Dorothée Charles en Playmobil. 40 años de razones para amarlos (Lunwerg, 2016).

En España aparecieron en 1976, comercializados por Famobil, la franquicia pactada entre la española Famosa y la alemana Playmobil.

En más de cuatro décadas han sido creados 4.600 modelos de Playmobil, 30.000 accesorios, 1.000 rostros o 400 cortes de pelo: en total 2.800 millones de personajes. A los que habrá que sumar los del Click&Roll canario, en homenaje a Matías.

Dos muestras más

Entre las actividades paralelas del festival, entre el 11 y el 21 de julio, en el Castillo de Mata acoge una exposición de autógrafos de estrellas de cine y manuscritos vinculados al séptimo arte, de la colección privada de Luis Díaz, además de una colección de carteles de chicas pin up, del coleccionista Miguel Ibáñez.