‘La extraña suerte’, poesía cocinada a fuego lento

28/12/2017

La Librería del Cabildo, en el número 24 de la calle Cano de la capital grancanaria, acogió anoche la presentación de La extraña suerte, un poemario del escritor isleño Santiago Gil. Sale a la luz en un cuidadísimo volumen de Gas Editions, con ilustraciones de Jorge Ortega, y con un número muy reducido de ejemplares.

Las Palmas de Gran Canaria

El contenido es lo principal, pero a veces, el continente también se erige en una pieza esencial de la propuesta. En el mercado editorial, cada cierto tiempo aparecen volúmenes que marcan la diferencia desde un punto de vista estético.

En las islas, Gas Editions, de la mano de Antonio Pérez Martín, es un ejemplo. Apuesta por ediciones literarias cuidadísimas, que ven la luz tras un largo proceso, que suele abarcar varios años, como ha vuelto a suceder con La extraña suerte.

Este poemario del escritor grancanario Santiago Gil (Guía, 1967) se presentó anoche en la Librería del Cabildo, en la calle Cano de la capital grancanaria, único enclave en el que se pondrán a la venta los escasos ejemplares editados.

«Es una apuesta distinta, casi de coleccionista. Salen a la venta muy pocos ejemplares. He repartido también algunos en las bibliotecas públicas», reconoce Santiago Gil sobre este libro-objeto que cuenta con ilustraciones de Jorge Ortega.

La extraña suerte cuenta con 41 poemas escritos por Gil hace unos años y que siguen el terreno marcado por Trasmallos (ediciones de la discreta), su anterior incursión publicada dentro de un género que considera capital.

«Llegué a la literatura por la poesía. Fue mi puerta de entrada y espero que sea mi puerta de salida. Es lo que uno siempre quiere dejar. Incluso, en la novela, lo que subyace es esa frase, ese clima, esa emoción que encuentras en la poesía», apuntó en noviembre de 2014, en Pleamar, el suplemento cultural de CANARIAS7, durante la entrevista conjunta protagonizó con motivo de la publicación de Trasmallos, junto a Emilio González Déniz, que se estrenaba aquel año, también dentro de Gas Editions, con Mariposas imposibles.

«Versos libres, desnudos, que tienden hacia la esencia» componen, según el escritor natural de Guía, esta aventura poética.