Falleció en enero a los 90 años

La cultura rinde homenaje a John Berger

15/09/2017

Pintores, cineastas, escultores, periodistas, escritores, traductores, editores, bailarines, ilustradores y músicos que fueron amigos de John Berger, fallecido el pasado 2 de enero a los 90 años, se han subido hoy a un «tren» en Madrid para recordar su figura y rendirle su primer gran homenaje.

ETIQUETAS:

Procedentes de lugares como México, Francia, Galicia, País Vasco o Cataluña, numerosos amigos de Berger se han unido en el Teatro Fernando de Rojas, del Círculo de Bellas Artes, para dialogar sobre ese intelectual que "marcó" sus vidas "para siempre".

Entre ellos, la cineasta Isabel Coixet, el periodista Juan Cruz, el escritor y también periodista Manuel Rivas o el fotoperiodista Gervasio Sánchez, a quienes se ha unido Yves Berger, hijo del célebre escritor, crítico de arte y pintor británico.

Sin embargo, no se han reunido de cualquier forma, ya que el escenario ha quedado convertido en el interior de un tren en el que cada vagón estaba ocupado por los participantes, quienes han mantenido emotivos diálogos con Berger como protagonista.

El nexo de unión entre ellos lo ha establecido el periodista y escritor Alfonso Armada, disfrazado de revisor ante la misión de pedir el "billete" a los pasajeros para introducir después la relación que cada uno tuvo con el artista.

"La mejor manera de traerle aquí era fletando un tren de John a Berger y su itinerario empieza ahora", ha señalado al inicio del acto.

La mejor manera de recordarle, en un tren

Entre las emotivas intervenciones que los "viajeros" han dedicado al británico, ha destacado una tierna historia leída por su hijo Yves, también artista, a dúo con Pilar Vázquez -traductora de la mayor parte de la obra en español del autor- así como la danza interpretada por los bailarines Pep Ramis y María Muñoz o la canción que le ha dedicado el cantautor vasco Ruper Ordorika.

También, las palabras de otros participantes como Ramón Vera Hernández -traductor de Berger en México-, que ha subrayado que el poeta "mostró las fronteras, las encrucijadas y las pieles del mundo".

"Él iba tejiendo redes y este tren se convierte en todos los vagones que vamos tejiendo entre unos y otros o que había estado hilando John durante toda su vida", ha señalado Leticia Ruifernández, ilustradora de la nueva versión del libro "Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos", publicada este mes por la editorial Nórdica como parte del mismo homenaje.

Gervasio Sánchez ha decidido, en cambio, dirigir sus palabras al hijo de Berger, a quien ha asegurado que su padre era "la dignidad personificada". Luego, ha manifestado un deseo: "ojalá que en este país que habla mucho de John Berger, pero que lee poco a John Berger sus libros lleguen a las universidades, a las escuelas".

Por su parte, Coixet ha desvelado que está trabajando en un documental sobre el poeta, a quien ha definido como "una persona muy divertida" que "hacía sentir que puedes entender el mundo", algo que, en su opinión, "muy poca gente tiene".

Finalmente y, después de otros cálidos gestos dedicados a la memoria de ese "amigo" y "artista" que "luchaba por las injusticias", el "viaje" ha concluido tal y como empezó, con un texto del homenajeado.

Sin embargo, no ha sido leído por ninguno de los asistentes, sino que se ha proyectado un vídeo de archivo en que la persona que leía era el propio Berger, el mismo que dijo un día que había intentado "escribir la verdad en los trenes".