Borrar
Directo ¡Comienza el segundo tiempo! España busca culminar la remontada
Pilar García Pinacho, profesora del departamento de Periodismo y Narrativas Digitales en la Universidad San Pablo CEU. C7
Pilar G. Pinacho: «Galdós estaría fascinado ante los conocimientos de los niños del siglo XXI»

Pilar G. Pinacho: «Galdós estaría fascinado ante los conocimientos de los niños del siglo XXI»

La profesorapresenta el jueves, en la Casa Museo del escritor, su libro 'Episodios Nacionales para uso de los niños del siglo XXI'

GABRIELA VICENT

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 15 de noviembre 2022, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aunque seguramente pocos han sido capaces de completar la hazaña de su lectura completa, posiblemente los 'Episodios Nacionales' es la obra galdosiana más popular. El propio Galdós ya intentó acometer la tarea de su adaptación al público infantil. ¿Es un reto asumible o una odisea? Pilar García Pinacho, profesora del departamento de Periodismo y Narrativas Digitales en la Universidad San Pablo CEU, ha empleado seis años en culminar el libro 'Episodios Nacionales para uso de los niños del siglo XXI', una obra ilustrada que adapta la epopeya galdosiana para los más pequeños y que se presenta en la Casa-Museo Pérez Galdós el jueves, día 17 de noviembre, a las 19.00 horas.

«Galdós no solo lo intentó, sino que lo hizo», asegura Pilar García Pinacho. Efectivamente, a Benito Pérez Galdós le gustaban mucho los niños. Por eso publicó en 1907 y 1908 'Episodios Nacionales extractados para el uso de los niños'. «Que otra persona intente adaptarlos como él es imposible; de forma diferente, sí, y ha sido un gran reto», reconoce la autora. «Han sido seis años de miedo a defraudar a los lectores de Galdós, a los galdosianos, a los galdosistas, a mí misma, al propio escritor. Siento aún un gran peso al pensar que alguien pueda pensar que le he 'traicionado', por así decirlo. Al final, lo que hice fue tomar decisiones sobre varias líneas objetivas, marcar límites que no debía traspasar y ser fiel a los textos que tenía delante», apunta.

Lo primero que le gustaría aclarar a la profesora universitaria es que «no he trabajado con los 46 'Episodios Nacionales' que conocemos, sino con los 'Episodios nacionales: Guerra de la Independencia: extractada para uso de los niños', hecha por el mismo Galdós en la editorial 'Sucesores de Hernando'. En esta edición, don Benito solo extractó 'Trafalgar', '2 de mayo', 'Bailén', 'Zaragoza', 'Gerona', 'Cádiz' y 'La Batalla de los Arapiles'».

Demasiado cruel

De estos, se ha decidido eliminar el relato del sitio de Gerona. «La crudeza del relato es tal que preferí no extractarlo, más habiendo ya narrado el de Zaragoza. Los gerundenses, no es que fueran héroes, es que casi fueron mártires que sufrieron privaciones y dolores tales, que tomé la decisión de saltarlo. Hablar a un niño de heroicidad es hermoso, hablarle del martirio, grande también, me pareció algo mucho más complicado. Hoy en día, lo que se les hizo pasar a los civiles en el sitio de Gerona sería considerado sin duda un crimen de guerra».

También le parecía dificilísimo hablar de las Cortes de Cádiz. «Los niños saben de deseos, impulsos, emociones y normas; acometer algo tan sublime y abstracto como la libertad se me hizo imposible. Es lo que más me dolió eliminar, pero no me pude resistir a meter un párrafo: no podía faltar la primera Constitución».

Las emociones son, en opinión de Pilar G. Pinacho, los valores más sólidos de la sociedad española. «Si no conseguimos que un lector se emocione ante un relato, lo olvidará, pero nunca olvidará la emoción determinada que sintió delante de esas páginas. Y qué decir de los valores: la solidaridad, la generosidad, el arrojo, la libertad, el amor, la familia, el honor... creo que los españoles tenemos mucho de todo esto. No quiero decir que los demás no lo tengan, es que nosotros no nos sentiríamos bien si no lo fuéramos», comenta.

Respetuoso y bondadoso

En su adaptación de los 'Episodios Nacionales', los vencedores se presentan compasivos y los vencidos están lejos del abatimiento. ¿Significa eso que los niños del siglo XXI son más empáticos que los decimonónicos, o incluso que los adultos? «¿No hay compasión en Jacinta, Almudena o Benina?», responde Pilar García. «»Por mucha crítica y muchos miserables que haya en su obra, siempre hay personas generosas, piadosas, bienintencionadas y bondadosas. Creo que Galdós era una persona muy respetuosa, bondadosa y que sufría con la violencia y los extremos, era esencialmente conciliador».

Dicho esto, la autora sí considera que los niños «perciben mucho más que los adultos y eso incluye las emociones. Ellos viven con curiosidad y pasión; aprenden a hablar, a andar, a correr, a saltar... Lo aprenden todo a base de observar, percibir y repetir. Sin embargo, no creo que ser adulto signifique que esa capacidad se pierda, aunque reconozco que las rutinas, las responsabilidades, las obligaciones pueden dificultar el proceso», reflexiona.

Las ilustraciones del libro, realizadas por T. Daniel Cabrera Patilla, son muy numerosas en la publicación. Y es que era esencial aportar contenido visual en plena era de la imagen. «Esta fue una de las primeras decisiones que tomé, que se ilustraran», confiesa Pinacho. «Galdós en persona ilustró ediciones de los Episodios y su edición infantil y fue exquisito y cuidadoso. Eligió a los mejores ilustradores de la época», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios