Borrar
El escritor Luis Piernavieja Grau-Bassas. C7
Luis Piernavieja: «Tenemos un clima amoroso que nos da una sociología del sosiego»

Luis Piernavieja: «Tenemos un clima amoroso que nos da una sociología del sosiego»

El escritor presenta su nuevo poemario, 'Anuencia del verano', el día 6 de julio, a las 18.30 horas, en la Casa-Museo Tomás Morales de Moya

Gabriela Vicent

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 3 de julio 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Aunque soy un convencido de que la poesía, si se explica, no se entiende, la 'anuencia' de este poemario es literalmente un consentimiento, un regalo que hace cada verano a su paso por estas islas nuestras». Así justifica el poeta Luis Piernavieja Grau-Bassas el título de su nuevo poemario, 'Anuencia del verano' (El sastre de Apollinaire, 2023), una voz personal que busca encontrar la belleza del verano isleño y todos sus elementos. El autor, Premio Internacional de Poesía Tomás Morales 2017, regresa a la Casa-Museo del poeta modernista en Moya para presentar su nueva obra poética, en compañía del filólogo y editor Felipe García Landín. La cita es el día 6 de julio, a partir de las 18.30 horas, con asistencia libre.

«Cuando ya tenía terminado el libro, me llega una carta de mi amigo Jero Maldonado», comienza su relato Luis Piernavieja, «no un 'e-mail', sino una carta de verdad, de esas de antes que llevaban sello y sobre, que contenía el dibujo que ahora es la portada del poemario. El dibujo llevaba al reverso los siguientes versos de Eugenio Padorno: 'No estamos solos en la primera / Mañana del mundo'. Recibir aquello fue para mí un verdadero chorro de gusto», describe sin tapujos el poeta.

Piernavieja y Maldonado coinciden plenamente en su visión artística. «El caso de Maldonado, creo que es único: vive exclusivamente para la pintura y para leer, sobre todo poesía; y lo hace sin esperar jamás nada a cambio. Como dice él mismo: 'No soy un código de barras. No soy un producto: soy una expresión'. Concebir la creación desde esa perspectiva es un acto heroico para los tiempos que corren», asegura. Y es que esa portada es, a su juicio, «la mejor manera de poder entrar a lo que puedan decir mis versos que vienen detrás; es abrir a la luz insular y a nuestra gente la alegría completa que pretendo que sea 'Anuencia del verano'».

El verano

«Todos sabemos que por las islas nuestras tenemos un clima amoroso que nos conforma bien y nos da una sociología del sosiego en la parte que le corresponda», describe metafísicamente Piernavieja. Pero este poemario se centra exclusivamente en el verano, en su presencia en las islas desde junio a octubre, «porque tenemos la suerte de que sea desobediente con las matemáticas estacionales», añade el poeta.

«El Atlántico es un mar inmenso», continúa relatando el autor, «toca el planeta de arriba abajo. En una inmensidad de esas proporciones, el mar tiene comportamientos muy diversos. En cambio, cuando el mar llega a las orillas nuestras -sobre todo en verano- lo hace de forma bonancible, como un rasgo definitorio del clima que permite que nuestra relación con esa mar sea de confraternización, de empatía perfecta».

«Pero lo fundamental de esos veranos, de su 'anuencia' para con nosotros es que se convierte en un acto social de marcadísimo carácter popular, en una 'común-unión' de una alegría enorme, porque es imposible que haya insularidad sin gente», afirma rotundo el escritor.

«Las islas de uno y las gentes de uno», añade también Piernavieja. «Por eso, 'Anuencia del verano' está dedicado a la clase trabajadora de La Isleta y a la memoria de Victorino Carballo Figueroa y Gregorio Santana Estévez, dos personas equilibradísimas, porque fueron pescadores extraordinarios y personas excelentes. Si no es por ellos, por su generosidad, yo no sabría mirar la mar como la miro», asegura emocionado.

El premio de 2017

En 2017, Luis Piernavieja gana con 'Nación del aire' el Premio Internacional de Poesía Tomás Morales, tras 7 años de silencio. Dijo cuando lo recibió que no se había planteado publicar hasta el momento, y que lo hizo para poder costearse un viaje a Chile. Pero, ¿ha cambiado de opinión desde entonces en cuanto a publicar la obra de uno? Y, lo que es más importante, ¿consiguió finalmente realizar ese viaje a Chile? «Ciertamente, yo me presenté al Premio Internacional de Poesía Tomás Morales porque tenía la ilusión de publicar un libro», responde el autor de 'Nación del aire'. «Al final, no sólo me dieron el premio y me publicaron el libro en una edición que me encantó, con unas ilustraciones impagables de Paco Sánchez -otro de los nuestros-, sino que encima tenía una dotación económica de 8.000 euros. Quería ir a Chile para seguir en lo que pudiera los tránsitos de Pablo Neruda por su país, que quiero y admiro tanto».

Las 'perras' se le fueron en otros gastos que tuvo que afrontar, y lo cierto es que «sigo pendiente de conocer Isla Negra, La Chascona, La Sebastiana y el sur húmedo donde nació el poeta».

En 'Nación del aire' analizaba la idiosincrasia isleña desde una absoluta convicción en una poesía insular canaria, algo que continúa en 'Anuencia del verano'. «Tengo claro que soy de aquí, un habitante de ocho islas y la isleta de Lobos. La insularidad es una condición, y la tengo asumida como una forma de ser, de ir estando por los días», añade. «Yo no estudié Literatura, sólo leo y disfruto», añade. «Habrá mucha gente con todo el derecho de decir que lo que digo es un disparate, y tendrán razón seguramente. Por eso, nunca querría entrar en debates sobre este tema; yo sólo estoy capacitado para dar una opinión».

Nuevo poemario

Concibe el acto de escribir como un ejercicio personal e intransferible. «Cada cual tiene un concepto sobre la poesía. Evidentemente, eso es un acto subjetivo. Como todo el mundo, yo tengo mi propio concepto, pero nunca es excluyente, porque en la diversidad es donde debe asentarse la escritura». No obstante, el poeta evita enzarzarse en debates inútiles. «De este tema tampoco me gusta nada discutir, eso que lo hagan otros», sentencia.

«Hace ya un tiempo que ando con un poemario sobre los bares donde mayormente van personas de clase obrera y -por suerte- es muy difícil ver en ellos a la 'gente de bien' a la que se refirió un político del Reino de España muy 'Popular'. Igual el libro me cuesta una cirrosis, pero yo estoy muy bien en esos bares, tranquilito y sin prisa», reflexiona divertido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios