María Isabel González Cruz, con sus dos nuevos libros, en la playa de Las Canteras. / COBER

Los lazos entre Canarias y el Reino Unido se perpetúan en las novelas románticas británicas

La catedrática grancanaria María Isabel González Cruz publica dos volúmenes que analizan esas novelas desde mediados del siglo XX

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El hoy lujoso y financiero barrio londinense Canary Wharf, antiguo destino de buena parte de las exportaciones agrícolas isleñas a tierras británicas, es uno de los vestigios en tierras anglófonas de los lazos existentes entre las Islas Canarias y el Reino Unido. En el archipiélago, más allá de la colonia británica asentada desde hace años, quedan recuerdos como el antiguo hospital inglés en Ciudad Alta y la iglesia anglicana de Ciudad Jardín. Pero esos lazos, muy fuertes desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, también trascendieron al ámbito literario, sobre todo en las novelas románticas, un género súper ventas en lengua inglesa.

Así lo atestiguan los dos volúmenes que ha publicado este año María Isabel González Cruz, catedrática de Filología Inglesa y docente de la Facultad de Filología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de 'Discursos e identidades en la ficción romántica. Visiones anglófonas de Madeira y Canarias', una obra colectiva coordinada por María Isabel González Cruz, editado en versión bilingüe por Delaware: Vernon Press, y de 'Hispanicisms in Romance Fiction. An Annotated Glossary' (editado por The Edwin Mellen Press), elaborado en solitario por esta filóloga grancanaria.

Las dos publicaciones tienen como punto de partida el proyecto de investigación que ha desarrollado González Cruz entre 2015 y 2018, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España, titulado 'Discursos, género e identidad en un corpus de novela rosa inglesa ambientada en Canarias y otras islas atlánticas'.

«Fue todo un descubrimiento», reconoce la catedrática y docente isleña. «Mi tesis fue sobre la convivencia anglocanaria, el contacto sociocultural y lingüístico en el XIX y principios del XX. A partir de ahí comencé a estudiar bibliografía inglesa de todo tipo y saqué el libro 'Notas para una bibliografía inglesa', con el Instituto de Estudios Canarios. Localicé unos 300 títulos, etnográficos, guías turísticas y también ficciones. En principio unas tres o cuatro. Hasta que Laura Vivancos, especialista en la materia me comentó que por qué no se me había ocurrido investigar las novelas románticas británicas que están ambientadas en Canarias. Encontramos unas cuarenta y pico. La más antigua es de 1955 y la más moderna era de 2004», explica la autora.

Comercio y turismo

Las relaciones comerciales en las más antiguas y sobre todo el desarrollo turístico de las islas son los dos motivos principales por los que los autores británicos de este género tan popular apostaron por situar sus ficciones en el archipiélago canario, según María Isabel González.

« En algunos casos, son escritores y escritoras que vinieron de vacaciones y una vez aquí se inspiraron y escribieron sus novelas. Es significativo que en muchas no se trata de simples relatos de amor. Las novelas hablan de la cultura de las islas, del contraste, sobre todo en los años 50 60 y 70, con respecto a ellos. Reflejan ese 'shock' intercultural. Lo hacen con un punto de vista anglocéntrico, desde el que todo les parece muy raro», explica.

Uno de los puntos de partida más extendido para estas ficciones es que se trataba de «una mujer inglesa que venía a Canarias por trabajo o porque tenía familiares y quería pasar unos días aquí». En su destino, se enamora de un canario, un peninsular o un británico asentado en las islas desde hace años, señala la autora de los dos libros. A partir de ahí, en sus relatos emergen desde referencias a la cultura prehispánica isleña, incluyendo leyendas como las del drago, hasta cuestiones más críticas, apunta González Cruz. «En algunas se puede ver que defienden la concienciación medioambiental, critican cómo nos cargamos el paisaje. Hay que tener en cuenta que se trata de un 'corpus' interdisciplinar, donde ven la realidad de las islas desde el prisma británico», reitera.

María Isabel González Cruz reconoce que en las novelas más antiguas hay «muchos errores» históricos y sobre detalles de las islas, así como mucha variedad en la calidad de los escritores. «Hay algunos muy buenos y otros malísimos», puntualiza.

Canarismos y referencias al Teneguía o a César Manrique

En las novelas románticas británicas analizadas por María Isabel González Cruz y su equipo se han topado con referencias hechos históricos como la erupción del volcán palmero del Teneguía, el accidente aéreo de Los Rodeos y a personajes reales como el artista lanzaroteño César Manrique.

También destaca la presencia de hispanismos y canarismos en las narraciones. «Para rematar, desde un punto de vista lingüístico, me sorprendió ver que introducían palabras canarias y españolas en sus temas. De ahí surge mi libro sobre los hispanismos, 'Hispanicisms in Romance Fiction. An Annotated Glosary'. Hay palabras, como el gofio, que no tienen traducción y es lógico que la utilicen. Pero en otros casos podrían utilizar palabras inglesas y se decantan por españolas o canarias. Lo interpreto como el fruto de una actitud positiva, de integración y acercamiento a las islas. En la mayoría de los libros que hemos analizado detectamos un gran cariño hacia las islas», apunta sobre un volumen en el que analiza 36 novelas.

El libro 'Discursos e identidades en la ficción romántica. Visiones anglófonas de Madeira y Canarias' cuenta con los siguientes análisis: 'La novela rosa o romántica; pasado, presente y futuro', a cargo de Inmaculada Pérez Casal; 'Paraísos imperfectos: Madeira en las novelas de Margaret Rome, Katrina Britt y Sally Wentworth, de María del Mar Pérez-Gil; 'Paisaje sociocultural y lingüístico de la isla de Madeira: Visiones anglocéntricas en una muestra de seis novelas rosa', de Aline Bazenga; 'La cultura y la identidad canarias y su representación en las novelas del corpus FFI2014-53962-P', de María Jesús Vera-Cazorla; 'Voces femeninas y discurso feminista en algunas novelas de Harlequin/Mills&Boon, de María del Pilar González-de la Rosa; 'Definiciones transatlánticas de la raza blanca en las novelas góticas de Louise Bergstrom en Canarias (1971-1972)', de María T. Ramos-García; 'Ideologías lingüísticas, paisaje y voz narrativa en The Wind off the Small Isles', de Susana de los Heros; y 'La interdisciplinariedad en la ficción romántica', de María Isabel González Cruz, que también es la responsable de la introducción. El volumen se completa con una parte pedagógica que incluye ejercicios prácticos.