Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
Opinión

Cartografíar los olvidos: de la generación del 27 al grupo de los canarios

«La importancia de esta edición de 'Intentions' reside en que es la primera antología que pretende identificar a una nueva generación literaria, pero también marca el inicio de un engaño».

Felipe García Landín

Sábado, 22 de junio 2024, 22:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Historia de la Literatura la escriben los historiadores, sociólogos, filólogos y los escritores, pero también las empresas editoriales y, es de suponer, que también los lectores. A los expertos se les presupone algo muy complejo: objetividad, compromiso con la verdad y, sobre todo, criterios linguísticos y estéticos. Luego está el tiempo, que establece una selección natural de aquellas obras y autores que pasan a ser clásicas o canónicas. Aunque el paso del tiempo lo que hace es acumular un número infinito de obras literarias. Después, intervienen los expertos que seleccionan cuáles entran en el sistema literario y cuáles quedan en el olvido. Pero, además, no se puede obviar lo político y lo ideológico. Los poderes, también los económicos y religiosos, seleccionan e imponen un tipo de literatura en cada época, en el pasado y en el presente, en las dictaduras y en las democracias. Por supuesto, la publicidad, el mercadeo y la mercadotecnia acreditan el gusto de unas supuestas mayorías y el sistema educativo termina por ratificar, a través de los boletines oficiales, la literatura que debe ser conocida y leída. Y cuando hay mercado hay confrontación de intereses, no solo de intereses económicos y políticos, también de egos. Esas luchas –no necesariamente viscerales y cainitas–, para ningunear otras literaturas y a otros escritores siempre han estado entre los propios autores y los investigadores, lo que daría para hacer una cartografía de los olvidos intencionados en la literatura. Así titula, 'Para una cartografía de los olvidos en la literatura' (El País, 2011), José Carlos Mainer un jugoso artículo en el que reivindicaba al novelista canario Isaac de Vega y recordaba que esto de los olvidos viene de lejos y mencionaba, a modo de ejemplo, que la identificación del grupo del 27 con la poesía «ha dañado el recuerdo de algunas novelas excelentes y ha eclipsado enteramente el recuerdo del teatro». Se refiere al canario Claudio de la Torre, más que eclipsado diríamos olvidado, sepultado, orillado. La pertenencia a un grupo o a una generación histórico-sociológica se impone, demasiadas veces, a la estética; esto es, a nuevas formas de expresión y a diferentes modos de ver el mundo, lo que siempre se ha llamado ir a contracorriente. Nada nuevo. Cairasco de Figueroa no está en los programas de enseñanza, el teatro de Tomás de Iriarte no existe, los escritores vanguardistas de 'Gaceta de arte' fueron tragados por el océano, los poetas de 'Antología Cercada' son ninguneados y así hasta nuestros días. Estas afirmaciones no son producto de un exceso de patriotismo insular, ni mucho menos. Están avaladas por estudios críticos de personalidades de otras latitudes como el citado José Carlos Mainer, Carmen Barrionuevo, Danielle Soto, Danilo Manera, Brian Morris... Si alguien se molestara en reunir una bibliografía extranjera sobre la titeratura canaria, nos sorprendería el interés que despierta y el conocimiento que tienen de nuestra realidad literaria a la que le reconocen una identidad propia. Pero olvidados, ninguneados, orillados y marginados existen en todas las literaturas por causas extraliterarias.

Sirva esta introducción para reseñar la aparición de un libro singular por muchas razones. El libro en cuestión es 'Intentions(1924), entre la nueva literatura y la generación del 27'. Lo firma Guillermo Perdomo Hernández. 'Intentions' fue una revista literaria, parisina y de vanguardia, que tuvo una vida muy corta (1922-1924), pero influyente en los círculos culturales de la época. Dirigida por Pierre André-May, tuvo entre sus colaboradores a Valéry, M. Proust, Valery Larbaud, Gabriel Miró, Paul Eluard... Una auténtica revista de vanguardia. Ahora Perdomo Hernández nos entrega, en una cuidada edición, un estudio sobre cómo se fraguó la primera antología de la joven literatura española y el facsímil (n° 23-24, abril-mayo) de la revista del año 1924. En este número aparecen, con una introducción de Antonio Marichalar, autores (poetas y prosistas) que habían publicado al menos un libro: Dámaso Alonso, José Bergamín, Rogelio Buendía, Juan Chabás, Gerardo Diego, Antonio Espina, Federico García Lorca, Antonio Marichalar, Alonso Quesada, Adolfo Salazar, Pedro Salinas, Jorge Guillén y Fernando Vela. Una selecta minoría que excluye nombres de la importancia de Claudio de la Torre, Gómez de la Serna, León Felipe, Gabriel Miró, Edgar Neville, Guillermo de Torre... Pero fijemos la atención entre los elegidos. A destacar dos aspectos. Por un lado, aparecen cinco poetas (Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Federico García Lorca, Pedro Salinas y Jorge Guillén) que formarán parte de la denominada generación del 27, también conocida como grupo poético del 27. Por otro, llama la atención el canario Alonso Quesada, el de más edad con diferencia, que fallecería al año siguiente. Por cierto, Marichalar, que es parte interesada en la selección, se autoincluye y los cinco nombrados serán desde ese momento poetas canónicos. La importancia de esta edición de 'Intentions' reside en que es la primera antología que pretende identificar a una nueva generación literaria, pero también marca el inicio de un engaño pues esta nueva literatura excluye las vanguardias, la novela y el teatro. Obvia la literatura que desde 1900 se escribe con tinta de modernidad y renovación en todos los géneros. Reducir lo literario al hecho generacional, a grupos y a la clasificación histórica ha conseguido imponer un canon literario bastante alejado de la realidad. Para Guillermo Perdomo, esta antología pretende establecer el canon estético de un grupo «a la vez que el rechazo de los no incluidos: siempre, los de fuera; se establece la dicotomía, los de dentro son los buenos, los que tienen calidad y maestría, frente a los de fuera, que no tienen ni lo uno ni lo otro». Ciertamente, las antologías las carga el diablo: «Aún los hay que siguen pensando y defendiendo este único grupo como paradigma de calidad literaria frente a la ausencia de calidad de los excluidos». Las interioridades nos las desgrana a través de la correspondencia entre los implicados y, con pruebas concluyentes, va desmontando uno a uno los tópicos que se han creado en torno a la generación gongorina. También nos explica en este ensayo por qué aparece Alonso Quesada, un poeta de la periferia, distinto, que no encaja en el diseño inicial. ¿Por qué está entre los seleccionados? ¿Y los otros canarios a los que se nombra en esa correspondencia, como el grupo de los canarios, vistos como los otros, los de fuera, con un lenguaje diferente y alejados geográficamente? Marichalar nombra a ese otro grupo, descartado por causa de «la situación geográfica» de las Islas Canarias – todo un criterio literario, científico, objetivo– que está formado por Luis Benitez Inglott, Fernando González, Saulo Torón, Pedro Perdomo Acedo y Claudio de la Torre. A propósito de este asunto, la sentencia del escritor y editor Juan Manuel Trujillo (1907-1976) no ha perdido actualidad: «Canarias se ignora y, lo que es peor, ignora que se ignora».

'Intentions' es el antecedente y la coartada para que Gerardo Diego construyera el canon de la poesía moderna española con la publicación en 1932 de 'Poesía española. Antología 1915-1931'. Y, en 1932, continúa la farsa con la exclusión de las mujeres escritoras. Todo esto nos lleva a formular la pregunta de compleja respuesta: ¿cuáles son los criterios que intervienen en el proceso de creación del canon? La solución va implícita en el discurso realizado hasta aquí. En 'Intentions(1924)...' se dan datos y se ahonda en reflexiones de gran calado. Por lo general el canon tiende a la uniformidad de una cultura y de un relato. De ahí el triunfo de los grupos y las generaciones histórico-sociológicas que no atiende a lenguajes, lo verdaderamente esencial y universal. Esta edición de 'Intentions...' nos da claves sobre la identidad de la literatura canaria que posee toda una tradición, «sin tradición no es posible ninguna cultura». Tradición significa que tiene pasado, que tiene historia y un lenguaje propio. El ensayo introductorio a la antología está estructurado en torno a dos partes. Una aborda la selecta minoría de 'Intentions' (1924) y la generación del 27 en los inicios; la otra trata el estado de la crítica generacional del momento en relación con el grupo poético canario, con especial detenimiento en Alonso Quesada y Pedro Perdomo. Sobre el estudio crítico y apasionado de Perdomo Hernández sobre 'Intentions...' y los poetas canarios, considera Jorge Rodríguez Padrón que acomete la coyuntura en que la literatura española de los años 1920-1930 se desarrolló y en la que se produjo «la concurrencia de voces tan diversas y arriesgadas que –ante el dilema de estar o ser; en ese debate, unas veces implícito, otras movido por intereses personales o de grupo– abrieron camino a una modernidad que, por lo mismo, se vería frenada y no alcanzó la plenitud indiscutible que pudo haber tenido»

Se cumplen cien años de la edición de aquella revista que supuso por primera vez la exploración de una próxima generación de poetas. Se libró una batalla entre los jóvenes por estar –centralismo contra la periferia– frente al ser. Fue una lucha entre poetas por el canon, ya que estos, a diferencia de los novelistas, tienen menos lectores y menos oportunidades de estar. Al final queda la defensa de aquel modelo francés que intentó que la calidad literaria, y no los argumentos extraliterarios, fuera el centro de interés. Que «las historias literarias y la crítica se hagan de acuerdo a criterios literarios, estéticos, en atención a las aportaciones individuales, a las cuestiones idiomáticas y las cosmovisiones». Ese es el deseo y la linea argumental de Guillermo Perdomo Hernández que da a conocer estos hechos de la poesía española contemporánea poco conocidos y menos difundidos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios