Antonio Morales (a la izquierda) y Christian Roig Puig, durante la vista celebrada el pasado 1 de julio, en la capital grancanaria. / COBER

El juicio de Roig contra Chichon, la OFGC y Morales, pendiente de las conclusiones

El director británico prestó declaración en la mañana de este martes en sede judicial desde Málaga por petición del abogado del demandante

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El juicio por la demanda presentada por Christian Roig por acoso laboral y despido nulo contra Karel Mark Chichon, director titular y artístico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), la Fundación OFGC y Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, quedó ayer pendiente de que los abogados de las partes presenten sus conclusiones por escrito a comienzos de septiembre, tras lo que quedará visto para sentencia.

En la mañana de este martes prestó declaración Karel Mark Chichon desde una sede judicial de Málaga, donde reside, por petición expresa de José María Domínguez Silva, abogado del demandante.

El músico británico no acudió a la vista celebrada el pasado 1 de julio en el Juzgado de lo Social nº 9 de la capital grancanaria, presidido por la jueza Jennifer Rocío Álamo.

Tenía la covid-19

El abogado del director de la OFGC, David Francisco Fernández Garrido, presentó ante la jueza un certificado médico de Chichon en el que acreditaba que se encontraba enfermo tras contraer la covid-19. A pesar de contar con un poder notarial que le habilitaba para responder en nombre de su representado, el representante legal de Christian Roig insistió en interrogar directamente a Chichon, porque quería abordar «cuestiones personales», tal y como dijo el pasado 1 de julio. Su petición fue aceptada por la jueza Jennifer Rocío Álamo, que aceptó la fórmula que se hizo efectiva este martes.

Las fuentes consultadas por este periódico detallaron que en su declaración Karel Mark Chichon aclaró que durante el tiempo que Roig ostentó el cargo de gerente de la OFGC sus comunicaciones fueron mediante correos electrónicos porque «cree en este tipo de correspondencia», sobre todo cuando existe disparidad de opiniones, para así eliminar cualquier tipo de malentendidos.

José María Domínguez Silva también le preguntó sobre los entresijos de la contratación de la cantante Elina Garanca para uno de los conciertos de la temporada de abono. Chichon le respondió que sobre esa cuestión tendría que responder la mezzosoprano y no él, por mucho que sea su esposa.

La misma respuesta obtuvo sobre las cuestiones que le lanzó referidas al presidente del Cabildo y de la Fundación de la OFGC, Antonio Morales.

En la declaración de este martes también estuvieron presentes los abogados José Losada, en representación de la Fundación OFGC, y Begoña García Rodríguez, abogada de Antonio Morales.

Ninguno hizo preguntas a Chichon. Sí que las hizo su abogado, David Francisco Fernández Garrido, que tomó la palabra una vez concluido el turno del representante Christian Roig Puig.