tPara empezar. De izquierda a derecha, 'Madonna II', de Julian Rosefeldt, 'L.A. Portraits', de Roland Fischer, y 'Untitled' (Crysalis series), de Adam Fuss, piezas que abren la muestra que acoge el Cicca. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Un juego de espejos por la fotografía contemporánea

La sala Manolo Millares/Elvireta Escobio del Cicca acoge la muestra 'Mímesis versus diégesis' del coleccionista Antonio Pérez Martín.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La 'Madonna II' de Julian Rosefeldt da la bienvenida al visitante junto al joven andrógino que retrata Roland Fischer y al impactante primerísimo plano de un ser vivo capturado por el objetivo de Adam Fuss. Estas tres fotografías «dialogan» a su manera y a la del comisario y propietario de las mismas y de las otras 48 piezas de la exposición, el grancanario Antonio Pérez Martín, dentro de 'Mímesis versus diégesis', muestra que se puede visitar en el Cicca de la capital grancanaria hasta el próximo 22 de abril.

Esta selección de los fondos fotográficos de Antonio Pérez incluyen piezas de muy variados formatos, tamaños y técnicas de 37 artistas, incluidos un buen puñado de canarios. Se transforman en el Cicca en un elemento de reflexión, de interpretaciones múltiples que se desarrolla como un juego de espejos.

«Lo que he hecho es buscar paralelismos, similitudes... lo que suelo llamar hermanos mellizos en el arte dentro de mi colección», asegura este veterano coleccionista isleño. « He apostado por realizar una síntesis entre la mímesis, que es lo que hacían los antiguos, sobre todo los escritores y que consiste en copiar la naturaleza y la diégesis, que es lo que ellos creaban. Lo he trasladado a la fotografía a través de los fondos de mi colección. De las 51 piezas, siete u ocho se vieron en 'Parejas' y el resto prácticamente no se han exhibido nunca aquí», puntualiza.

Para fomentar ese «diálogo» y los paralelismos entre instantáneas tan dispares, algunos más evidentes y otros más latentes, para 'Mímesis versus diégesis' se han exprimido las posibilidades expositivas de la sala Sala Manolo Millares / Elvireta Escobio en la planta sótano del Cicca. Así, si el visitante se sitúa en el lugar idóneo verá como el 'Autorretrato con Teresa', de la serie 'Madre' del año 2007, de la grancanaria Teresa Correa, le observa mientras otro grancanario, Juan Hidalgo, le da la espalda con su 'Retrato' (1990).

«Me gusta proponer juegos y reflexiones al visitante», subraya Antonio Pérez mientras explica los detalles más significativos de algunas de las fotografías que se exhiben en este proyecto que cuenta con el apoyo de La Fundación La Caja de Canarias.

Incluso, ese juego del que habla se traslada al contenido de algunas piezas. El fotógrafo Larry Clark, «uno de los malditos del panorama artístico de Estados Unidos», se sube a ese tren con las dos fotografías de una serie de diez que Antonio Pérez ha incluido en la muestra. Se trata de su proyecto de 1971 denominado 'Untitled, from Tusla'. «Es una diégesis de las propias personas que aparecen en las imágenes. La serie se inicia con una fotografía de la casa y después aparecen los que habitan en su interior y que además de drogarse juegan con pistolas. La serie completa la expuse en La Regenta», recuerda.

Bastante controvertido es también el universo creativo de Pedro G. Romero. 'Danza a dos' (1997), serie integrada por 22 fotografías, copa en forma de cuña una de las esquinas de la sala mostrando su 'relación' con «el esqueleto de su mujer mientras desarrolla actividades cotidianas en su domicilio».

Cuando Andy Warhol aún no era la estrella planetaria en la que poco tiempo después se convirtió, quedó reflejado en la serie que el fotógrafo norteamericano Nat Finkelstein le dedicó y que se exhibe frente a las dos fotografías de Larry Clark. Se trata de unas instantáneas tomadas en Factory, entre 1964 y 1967, cuando a este fotoperiodista se le envió a este mítico reducto artístico neoyorquino. «Cuando Nat murió se expuso la serie completa. Siempre dijo que lo que le gustaba era conocer a la gente antes de que se convirtiera en otra cosa, antes del postureo posterior», subraya el comisario y coleccionista de 'Mímesis versus diégesis'.

Este paseo por la fotografía contemporánea incluye también desde 'Spirit exit', donde se captura en blanco y negro una de las performance de Marina Abramovic, reciente Premio Princesa de Asturias, hasta dos piezas de Chema Madoz, los cosmonautas de Pierre y Gilles, 'Ivan' de Sam Taylor-Wood, 'Las dos hermanas' de Naia del Castillo, 'Sakura' de Matsukage Hiroyuki, 'The dissapearing floor' de Jeremy Blake, el histórico Eugène Atget con 'Balcon de L'Hotel Rolland', junto con presencias canarias como 'Monstruando' de Macarena Nieves Cáceres, y 'Tres cráneos' y 'Autore Tato' de Tato Gonçalves, entre otras.