Jesús Palacios, este miércoles, en el Hotel Cristina by Tigotan, durante la presentación de 'La noche más freak'. / C7

Jesús Palacios: «Pronto vamos a ver bastantes películas sobre virus y pandemias»

El escritor y crítico vuelve a programar 'La noche más freak', que este año se divive en dos sesiones, este viernes y sábado, a partir de las 22.00 horas

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Jesús Palacios es genio y figura, escritor con recorrido y prestigio y dueño de un conocimiento arcano sobre el género fantástico y de terror. Y también, el programador de 'La noche más freak', que, recalca, «es ya desde hace tiempo una seña de identidad de este festival». Palacios anticipa en este 2022 una doble presencia que, desde luego, tiene su aquel para el público 'freak', a falta de que en próximas ediciones «volvamos a recuperar esas maratones nocturnas que siempre han inspirado nuestra filosofía, y que, como no sabíamos qué iba a pasar, no hemos podido planear este año», confiesa.

El autor también reflexiona sobre el impacto de la pandemia en el cine que tanto le gusta, provocando producciones más modestas y, sobre todo en adelante, «más películas de virus y, también, sobre cómo las sociedades y los estados han convertido en realidad las distopías».

Y reivindica un mayor reconocimiento para el cine de género: «Esa tendencia de hacer más películas didácticas, sociales hasta con un componente ideológico y político nos ha perjudicado», lamenta, «hemos retrocedido con respecto a lo que habíamos logrado, y no es justo, creo que hay espacio para todos».

Dos días

En este 2022, 'La noche más freak tendrá un 'programa doble', en el sentido de que su cartel se divide en dos veladas en las salas de Cinesa El Muelle (siempre a las 22.00 horas). El plan incluye tres producciones españolas y una norteamericana, terror rural y de época, un toque 'vintage' y mucho humor negro. No podía ser de otra manera, dadas las preferencias del propio Palacios.

El plan se estrena este viernes con el corto 'La increíble vacuna del Doctor Dickinson', «que tienen mucho que ver con estos tiempos de pandemia: una mirada bastante sardónica de Alex Rey sobre el impacto de la covid», precisa el programador de la sección. «Alex ha hecho todo: es un corto de animación en el que le pone hasta las voces de los personajes. Tiene un humor muy típico nuestro, muy 'Muchachada Nui', creo que está muy bien».

A continuación, se proyecta el segundo largo de Matt Glass y Jordan Wayne Long, 'Ghosts of the Ozarks', un título que se muestra por primera vez en España en el marco del Festival. Realizadores que, apunta Palacios, son «exponentes del cine independiente americano de terror actual. Un cine independiente de verdad, en este caso no es una etiqueta».

Sobre el filme en sí, que discurre en las Ozarks, una cadena montañosa de los Apalaches, adelanta que « transcurre en la América más profunda, en lo que podríamos definir como lo que ahora se llama un Weird Western. Una historia de fantasmas en una ambientación del Oeste, a mediados del Siglo XIX, en una comunidad completamente aislada. Viven en paz, pero también porque esconden un secreto muy extraño y peligroso».

Sin querer desvelar mucho, sí que anima a prestar atención a «un momento fantástico a mitad de la película, en el que los protagonistas se marcan un solo musical absolutamente impresionante».

Para el sábado, día 30 de abril, se ha programado el cortometraje 'Mi nombre es Koji', de David Muñoz. Esto es, «un homenaje a Mazinger Z. Una mirada muy cariñosa a la serie original, y con un humor muy chusco pero muy divertido».

'Y todos arderán' cierra el programa: el segundo filme de David Hebrero. «Ha pasado por Sitges o Isla Calavera: una auténtica 'frikada' de altura», lo define Palacios. «Es surrealista y extraño, una especie de David Lynch en un pueblo leonés aislado de todos y de todo. Al principio se puede aproximar al concepto de la serie '30 monedas' de Álex de la Iglesia, pero inmediatamente busca su propio camino, de forma peculiar y con mucho humor negro». Además, añade, «también tiene a Macarena Gómez en el papel protagonista, que está magistral, haciendo un personaje histérico que creo que hará historia. Para mí sería el Goya de interpretación de este año: eso sí, el Goya de sus pinturas más oscuras».

Poco a poco

Jesús Palacios confía en que «poco a poco podamos ir a la vieja fórmula, a las maratones. «Este año, de momento», hace notar, «el festival tiene un símbolo muy 'freak' flotando en todo momento, que es Nosferatu. La primera película cumple cien años, pero eso para un vampiro no es nada... También está el ciclo de Lucile Hadzihalilovic. Dentro de ese contexto seguimos teniendo nuestro hueco especialmente 'freak', que también es una de las señas de identidad desde el principio de este festival».

Cuestionado sobre el impacto de la Covid en el cine de género, comenta que «siempre se está cambiando en la manera de hacer las cosas, en general: aunque es cierto que la pandemia ha impactado en un doble prisma, por un lado a la hora de concentrarse en producciones más pequeñas, casi caseras. Y luego, desde otro punto de vista, también está influyendo en las narraciones. Nos hemos quedado asombrados de que esas películas de los ochenta y noventa, o incluso títulos más recientes como 'Contagio' (Steven Soderbergh, 2011), han pasado en nuestro videoclub figurado de la sección de fantástico y terror a la de drama y realidad».

Y eso que la crisis sanitaria «todavía no ha impactado de forma tan evidente. Pero está empezando a pasar. Vamos a ver bastantes películas sobre virus y pandemias, y también sobre cómo han reaccionado la sociedad y los estados haciendo realidad las distopías. Vamos a ver bastante cine fantástico y de terror con ese toque. Lo que está por ver es», se cuestiona el escritor, «si se podrán recuperar los niveles de producción de la pandemia. Y también en las producciones realizadas directamente para las plataformas, con lo que eso conlleva a la hora de crear historias más extensas».