Jagger con la chaqueta 'Glamouflage' que lució en Glastonbury en 2013 y que Christie's saca a subasta. / R.c.

Glamur satánico y majestuoso

Se subastan dos de las chaquetas que Mick Jagger lució en escena y que diseñó su novia L'Wren Scott, que se suicidó con 49 años / El cantante de los Rolling Stones es el promotor de la venta que incluye otros 53 lotes con vestidos para Nicole Kidman, Madonna o Penélope Cruz

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

Además de una satánica majestad del rock, Mick Jagger es un rey Midas. Todo cuanto toca o ha tocado el carismático vocalista de los Rolling Stones se convierte en oro. En mucho dinero. Como dos de las ajustadas chaquetas que usó en sus conciertos, ahora al alcance de quienes puedan pagar una pequeña fortuna. Las diseñó quien fue su pareja durante 13 años, la difunta L'Wren Scott, y se subastan junto a vestidos que lucieron celebridades como Nicole Kidman, Madonna, Penélope Cruz o Sarah Jessica Parker.

Forman parte de una subasta de 55 lotes con diseños de Scott, que se suicidó en 2014, a los 49 años. Será en una venta 'online' que Christie's mantiene abierta hasta el 1 de julio, la primera con modelos de Scott. «Fue Mick Jagger quien decidió ponerlos en venta en memoria de L'Wren Scott», aclara Caitlin Yates, jefa de ventas de Christie's Londres.

Scott bautizó como 'Glamouflage' a una de las chaquetas de Jagger. La que el cantante usó para actuar en el festival de Glastonbury en 2013, con hojas doradas de roble bordadas sobre raso negro. El diseño pretendía ser «muy inglés» pero la purpurina verde, el dorado y el negro, «hicieron que pareciera de camuflaje a ojos del público».

La otra está adornada con mariposas azules sobre pedrería azabache y 'morritos Jagger' la lució en el concierto que los Stones ofrecieron en el londinense Hyde Park, también en 2013, en la gira de '50 & Counting'. Ambas casacas tienen un precio estimado entre 23.000 y 35.000, euros, cifra que quizá se superará.

Lujo y romanticismo

«Era elegante y glamurosa. Tenía la sensación de que todo debía ser lujoso y romántico, como en la época dorada de Hollywood», dice Caitlin Yates de L'Wren Scott, nacida como Utah (EE. UU.) y cuyo auténtico nombre era Luann Bambrough. «Solo usaba los mejores materiales, todos sus modelo se cosían a mano y era muy cuidadosa con los detalles», agrega la subastadora de Christie's sobre Scott, que con 18 años debutó como modelo pero que desde los 12 creaba y tuneaba su ropa, ya que con 1,82 metros de estatura no encontraba prendas de su talla.

Entre la selección de vestidos, se subasta uno negro y dorado que Nicole Kidman lució en la gala de los Oscar de 2013 y que podría rematarse entre 1.800 y 3.000 euros. Otro vestido negro estilo retro años 40 y con lentejuelas rosas que vistió Madonna tiene un precio estimado de entre 600 y 900 euros, y tres modelos que lució Penélope Cruz están entre 700 y 1.4000 euros.

«L'Wren era una diseñadora talentosas y apasionada con buen ojo para los detalles», ha ilustrado Jagger de su novia. «Todos los que usaron sus vestidos estuvieron en el centro de sus diseños», agregó el cantante. Los beneficios de la subastas servirán para financiar la beca L'Wren Scott, creada por el propio Jagger en 2015 en memoria de la diseñadora para ayudar a un estudiante «a alcanzar todo su potencial en el entorno de la moda» en la prestigiosa escuela de arte Saint Martins de Londres.

Chhristi'es confían en recaudar entre 80.000 y 175.000 euros por la venta de los 55 lotes, aunque confían en que los coleccionistas pujen con fuerza por piezas como el vestido dorado con el que Penélope Cruz acaparó toda la atención durante la 'premiére' de 'Skyfall' en Londres en 2012. «Utiliza todo el glamour de Hollywood: está completamente cubierto con una irisaciones doradas y el interior abraza el cuerpo haciendo que llevarlo sea muy cómodo», describe Yates la prenda que vistió la actriz madrileña, una de las «grandes clientas y amigas» de la fallecida diseñadora.