Emilio Gutiérrez Caba participa este lunes en la puesta de largo del Congreso Internacional Galdosiano. / C7

«Galdós pertenece a una generación que no está contaminada por la estupidez electrónica»

Emilio Gutiérrez Caba protagoniza el lunes, de forma 'online', la apertura del 12º Congreso Internacional Galdosiano

GABRIELA VICENT Las Palmas de Gran Canaria

El actor Emilio Gutiérrez Caba protagoniza ('online') el lunes, día 20 de junio, a las 10.00 horas, la sesión de apertura del 12º Congreso Internacional Galdosiano, un evento al que han confirmado su asistencia 115 especialistas llegados de los cinco continentes.

Hasta el día 23, la Casa-Museo Pérez Galdós y la Casa de Colón se convertirán en el epicentro de atención del galdosismo mundial. Gutiérrez Caba, que se puso en la piel de Galdós en el montaje escénico 'Galdós enamorado' con el que homenajeó al canario universal en su centenario, confiesa que siempre ha admirado la obra del autor de los 'Episodios Nacionales', más allá de su faceta literaria y teatral.

El pequeño de la saga, que en 2019 publicó 'El tiempo heredado' a modo de homenaje a las representantes femeninas de su familia, dará una nueva 'vuelta de tuerca' en su intervención a la figura de dos grandes genios de la literatura española, pero con vidas desconocidas y grandes 'lagunas', Pardo Bazán y Galdós.

«En 'Galdós enamorado' se trataba de especular, de imaginar qué había pasado con esas famosas cartas de Galdós dirigidas a Emilia Pardo Bazán que nunca se han encontrado. Se conjetura durante toda la obra sobre las posibilidades, tanto en el presente como en el futuro, de que esas cartas aparecieran», explica.

La correspondencia

En esa especulación sobre el destino de las cartas desaparecidas, el popular intérprete no es capaz de precisar qué enfoque dará a su conferencia de apertura del Congreso Galdosiano. « No me someto nunca a un corsé literario, seguramente en la charla mezclaré aspectos literarios de don Benito con mis propias vivencias personales, tanto durante la construcción del personaje, como a lo largo de mi vida», revela.

A pesar de su conocimiento previo de ambos personajes, confiesa que aún ha habido lugar para las sorpresas durante el montaje de esta representación. «No era desconocida para mí esa amistad entre ambos personajes. Don Benito es una de las figuras que más me ha interesado de la literatura. Para mí era una figura cercana y familiar, pero con respecto a Doña Emilia sí me ha llamado la atención descubrir sus cuentos, casi de terror, así como unos artículos de prensa magníficos», revela el actor.

«La figura de Benito Pérez Galdós debe ser para nosotros única por muchas razones», explica Gutiérrez Caba. «Tiene una obra magna, los 'Episodios Nacionales', que no tiene parangón. Doña Emilia tiene una parcela más pequeña en cuanto a obra literaria, a pesar de que sea una gran escritora», afirma valiente el autor teatral.

En 'Galdós enamorado' aparecen aspectos de la vida literaria de ambos, como el rechazo de Emilia Pardo Bazán a la Academia de la Lengua, y la implicación de Galdós en ese proceso, como uno de sus miembros. En la vertiente amorosa de su relación, Gutiérrez Caba explica cómo «ambos se encontraban en una especie de limbo en el que se confesaban algunas cosas referentes al pasado y a lo que podía devenir en el futuro». La obra cerraba con una lectura de las hipotéticas cartas que ella le podía escribir a él basadas en las cartas que doña Emilia sí le escribió a don Benito.

La tecnología

¿Cómo se hubiera desarrollado una relación con tantos altibajos como la de Galdós y Pardo Bazán en la era del whatsapp? Emilio Gutiérrez Caba no lo tiene claro. « Estoy desarrollando precisamente un ensayo en el que transcribo conversaciones por whatsapp y no quedan en absoluto desapasionadas», afirma sin rubor el veterano actor.

«Se pueden contar cosas en whatsapp sin disminuir su sentimiento. Aunque bien es verdad que no serían tan académicas ni tan eruditas como podrían ser las cartas de dos literatos como don Benito y doña Emilia», reconoce.

«Creo que ellos ahora escribirían de una manera distinta. Sus cartas serían sencillas y mucho mejores que las de algunos nuevos escritores y escritoras que no alcanzan la altura literaria ni de miras de los grandes autores del siglo XIX y XX. El márquetin y las redes son grandes artilugios que ayudan a vender», añade.

Un país inculto

Emilio Gutiérrez Caba no se arruga al afirmar que «este es un país bastante inculto en general, innecesariamente inculto, de hecho», recalca.

«Por lo tanto, Galdós será una persona desconocida para mucha gente, como lo serán escritores y escritoras que acaban de irrumpir en el mercado . A mí me parece que, en ese sentido, el márquetin que existe hoy día agudiza más el ego de los escritores, sencillamente porque se convierten en virales con una velocidad que no ocurría en la época de don Benito. Esto hace que las cosas sean más efímeras y también aumentadas, mayestáticas. Los grandes escritores como Molière, Dostoievski, Delibes o Galdós pertenecen a una generación que no está contaminada por la estupidez electrónica que a veces nos asola, por no saber aplicarla bien, claro», reflexiona.

En alguna ocasión, el actor ha declarado que el actor tiene un ego pequeño, comparado con el de los escritores. ¿Qué dirían Galdós y Pardo Bazán sobre esta afirmación? « Siempre he pensado que el ego en el ser humano es estupendamente gratificante», reconduce el intérprete.

«Cualquier persona tiene un ego según su propia personalidad. En el caso de los escritores, creo que tienen un ego muy marcado porque lo que escriben está negro sobre blanco, permanece. Nosotros, los actores, hacemos algo que se esfuma. Cuando acaba nuestra vida, también acaba nuestra forma de comunicarnos con el público, las siguientes generaciones apenas saben de nosotros», se lamenta.

«Tienen una vanidad más acentuada quizá porque su obra se perpetúa más que la nuestra y eso, evidentemente, refuerza mucho el ego», concluye riéndose quien abrirá este lunes, de forma 'online' la cita galdosiana.