Fallece a los 96 años la cantante herreña María Mérida

Falleció a primera hora de este martes en su domicilio de Tenerife

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La cantante herreña María Mérida ha fallecido a primera hora de este martes a los 96 años en su domicilio de Tenerife. Así lo confirman desde Jaleo Press Comunicación. «Hoy nos hemos despertado con la triste noticia del fallecimiento a primera hora de la mañana de la gran María Mérida en su domicilio de Tenerife. D.E.P. querida María

María Mérida, sin duda alguna, junto a Mari Sánchez, Olga Ramos, María del Carmen Mulet o las hermanas Calaya, pertenece a esa generación de mujeres irrepetibles que han escrito una de las páginas más memorables de la canción tradicional en Canarias.

Premio Canarias, compartió escenario con artistas de la talla de Plácido Domingo, Alfredo Kraus, Monserrat Caballé, Josep Carreras, Amalia Rodrigues o Bing Crosby. «Luego trabajé con José Greco seis años interpretando un número costumbrista llamado Estampa canaria. La vida te va llevando y me he cruzado con infinidad de grandes artistas, desde José Iturbi a Xavier Cugat pasando por Plácido Domingo o María Victoria de los Ángeles», rememoró en una de sus últimas entrevistas.

«¿Mi estilo? Cuando tu pones mucha alma y sentimiento ¿qué más da el estilo? Lo importante es que llegues al mayor número de personas. Eso es cantar. He cantado dos veces en China y varias en Japón y aún recuerdo el entusiasmo del público aplaudiéndonos a rabiar», señala María Mérida, que ha grabado más de 700 canciones del cancionero folclórico canario y actuado en más de 300 escenarios de los cinco continentes.

«Prefiero cantar y ser feliz», confiesa la artista que en algunas ocasiones no puede evitar entristecerse por la pérdida de dos de sus hijos hace dieciocho y cuatro años. «Pero ellos me acompañan cuando canto las folías. Lo noto», desvela. «Que Los Gofiones me haya llamado ahora para trabajar en el espectáculo Toda una Vida es un orgullo. Nunca pensé que a esta edad me sintiera orgullosa y considerada doblemente, como mujer en un grupo integrado solo por hombres y como artista canaria que siempre ha trabajado humildemente por difundir la música de Canarias por el mundo», dice.

«Llevo cantando 80 años porque siempre me he cuidado la voz que ha sido mi instrumento de trabajo más preciado; nunca he bebido sino agua y nunca he fumado. He vivido para mi voz. Mis otorrinos me dijeron: María es un crimen que no siga cantando, porque usted es un ejemplo para las personas mayores que pueden comprobar que todavía están vivas y pueden seguir haciendo cosas. Por eso me veo en la obligación. Pero el día que yo no pueda dar al público lo que verdaderamente sé que puedo entregar, me voy calladita la boca igual que aparecí en la vida», aseguraba María Mérida.