La actriz en un momento en el rodaje. / C7

Una estrella que da un paso al frente para las mujeres tengan más peso en el cine

Jennifer Lopez debutó en el cine a mitad de los 90 en 'Mi familia', sorprendió en 'Selena' y se ganó a la crítica en 'Estafadoras de Wall Street'

CANARIAS7 Las Palm

Una productora de cine que elige sus proyectos y que quiere impulsar la carrera de otras mujeres. Todo ello en una industria del cine en la que hasta no hace tanto las mujeres ocupaban lugares secundarios y donde, salvo excepciones, el paso de los años era sinónimo de declive porque, salvo divas como Meryl Streep, apenas había papeles protagonistas para ellas. Jennifer Lopez lleva tiempo batallando para que el cambio que empezó en la industria, y que cogió velocidad tras el movimiento Me Too y episodios escabrosos como las agresiones sexuales del productor Harvey Weinstein, se consolide y no haya marcha atrás. En esa línea encaja perfectamente la productora Nuyorican, con Lopez al mando. La misma senda han seguido, entre otras, actrices en su día cotizadas como Andie MacDowell o Reese Whiterspoon. Y el gran referente en ese sentido es Geena Davis, una de las mujeres más influyentes de Hollywood (eso sí, tras años de duro batallar).

Todo le está siendo más fácil tras el éxito de 'Estafadoras de Wall Street', una película coral que descubrió para muchos que Jennifer Lopez era capaz de sacar adelante con calidad un papel dramática. En realidad no era la primera vez pero sobre la actriz pesa siempre el sambenito de mujer sexy y cantante de éxito empeñada en ser intérprete. La película se centró en las andanzas de un grupo de antiguas empleadas de clubes de estriptis que deciden aplicar el capitalismo a rajatabla.

Hay que remontarse a 1997 para encontrar la primera ocasión en que J'Lo sorprendió al público con una interpretación: fue en el biopic sobre la cantante Selena, todo un icono de la música hispana en México y Estados Unidos y que fue asesinada con solo 23 años. Dos años antes se la pudo ver en un papel secundario en 'Mi familia', una apreciable película de Gregory Nava sobre un clan hispano, con Edward James Olmos como el actor que robaba planos al resto.

Su filmografía incluye películas donde se fue buscando con cuidado quiénes eran sus compañeros de reparto para así asegurar la audiencia. Eso la convirtió en 2004 en 'Bailamos' profesora de baile junto a Richard Gere, una comedia romántica más en una serie de filmes del mismo corte. Del mismo género llegará en febrero a los cines de Estados Unidos 'Marry me', con Owen Wilson como su partenaire, una película que Lopez lleva semanas promocionando (no hay más que ver su Instagram, consultado por millones de seguidores).