Leo Sánchez y Alberto Mielgo, con la estatuilla al mejor cortometraje de animación.

El español Alberto Mielgo se lleva el Oscar al mejor corto de animación por 'El limpiaparabrisas'

Los académicos se rinden ante la deslumbrante factura y la poesía de una pieza en la que el cineasta, ganador de tres Emmy, ha invertido siete años en su estudio PinkmanTV financiándolo de manera personal con el apoyo de otros creadores amigos

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Mientras el mundo estaba pendiente de las estrellas en la alfombra roja, un español ganaba un Oscar. La Academia de Hollywood, en un intento de conseguir una ceremonia más corta, decidió que este año ocho estatuillas se quedaran fuera de la gala. Se entregaron una hora antes y en la retransmisión televisiva quedaron reducidas a un breve vídeo. Entre ellas figuran categorías tan esenciales para el cine como el montaje y la banda sonora, donde competía Alberto Iglesias, que cayó frente al Hans Zimmer de 'Dune'. Sin embargo, el madrileño Alberto Mielgo se hizo con la estatuilla por su cortometraje de animación 'The Windshield Wiper' (El limpiaparabrisas).

Mielgo no era el favorito ya que todas las quinielas apuntaban a 'Robin Robin' como ganadora, una pieza del estudio Aardman que contaba con la coproducción y el apoyo de Netflix. Sin embargo, los académicos se rindieron ante la deslumbrante factura y la poesía de 'El limpiaparabrisas', en el que el cineasta, ganador de tres Emmy, ha invertido siete años en su estudio PinkmanTV financiándolo de manera personal con el apoyo de otros creadores amigos. El corto carece de una trama al uso. Un personaje, alter ego del realizador, se interroga sobre el significado del amor y vemos distintas situaciones que lo ejemplifican: una pareja en la playa, un borracho en la calle, un hombre que llama a un timbre…

Mielgo se ha curtido como animador en todo el mundo desde que abandonó España a los 18 años. Ha vivido en Londres, Berlín, Tokio y Los Ángeles. Empezó en cintas de animación infantil en España como 'La leyenda del pirata Barbanegra' y 'El Cid: la leyenda'. Trabajó en 'La novia cadáver' de Tim Burton y se hizo cargo de la dirección artística de la serie 'Tron: Uprising'. Fue contratado para la dirección artística de 'Spider-Man: un nuevo universo' aunque se despidió a los dos años por diferencias artísticas con Sony. En la serie de cortos de Netflix 'Love, Death and Robots' figura un trabajo suyo deslumbrante, 'La testigo'.

Vídeo. Vea el cortometraje.

'El limpiaparabrisas' ya fue seleccionado en la Quincena de los Realizadores en el pasado Festival de Cannes. Para este madrileño de 1979 autodidacta, que con diez años ya dibujaba cómics de 40 páginas, el Oscar significa independencia y la posibilidad de poder seguir llevando a cabo sus proyectos personales. Para los 15 minutos del filme empleó a más de 70 personas. Amante de los clásicos del cine de animación y de los autores japoneses, aunque reacio a seguir «la dictadura de la estética de Pixar y Disney», Alberto Mielgo seguirá explorando la animación para adultos sin límites.