Ceremonia de entrega del año pasado en el Teatro Campoamor. / EC

La entrega de los Premios Princesa será en el Hotel de la Reconquista

El patronato de la Fundación ha decidido cambiar el formato de la ceremonia para contar con un aforo «muy reducido» y no se garantiza la presencia de todos los premiados

PACHÉ MERAYO Gijón

La pandemia está rompiendo los planes más sólidos. Como ya se adivinaba la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias no se celebrará en el Teatro Campoamor. Eso sí, no será virtual, sino presencial, ya que la el patronato de la Fundación ha decidido este miércoles que ese acto, previsto para el próximo 16 de octubre, se trasladará al Hotel de la Reconquista. Pero no solo cambiará de ubicación. También lógicamente de formato. La intención es diseñar una ceremonia más íntima con un aforo «muy reducido», y en el que no solo no estará garantizada la presencia de todos los premiados, sino que ni siquiera les será requerida.

Debido a la crisis sanitaria de la covid-19 y ante la «variada y compleja situación en la que se encuentran los distintos países en los que residen los premiados», la Fundación no les solicitará este año que viajen a Asturias para asistir a la ceremonia. De hecho, vengan o no a recoger su galardón, los destacados recibirán su bolsa económica, su diploma y la estatuilla de Joan Miró, que simboliza los premios.

La decisión de llevar la entrega al Hotel de la Reconquista es aún algo provisional, pues todo depende, aseguran en la fundación, del desarrollo de los acontecimientos. De momento, lo único que parece no ser una duda es la presencia de los Reyes para presidir la esperada cita, que anualmente congrega a unos 1.300 invitados, y en este otoño no reunirá más que a unos muy pocos cientos.

Cabe recordar que este año han sido galardonados los sanitarios españoles por su trabajo ante la covid-19 (Premio Princesa de la Concordia), los compositores Ennio Morricone y John Williams (de las Artes); la poeta canadiense Anne Carson (Letras) y los matemáticos Yves Meyer, Emmanuel Candès, Ingrid Daubechies y Terence Tao (Investigación Científica y Técnica). La relación de premiados la completan la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el Hay Festival of Literature & Arts (Comunicación y Humanidades; el economista turco Dani Rodrik (Ciencias Sociales); el piloto Carlos Sainz (Deportes), y la Alianza Mundial por la Vacunación (GAVI) (Cooperación Internacional).

Otra de las citas más esperadas, la entrega del Premio al Pueblo Ejemplar, también se desarrollará con cambios. Con el objetivo de «evitar potenciales aglomeraciones», el acto «tendrá un formato distinto al habitual, con un recorrido más breve y un acto institucional al aire libre únicamente para los vecinos de la localidad». Además, e l almuerzo de campo con los vecinos «queda suspendido». Como queda también anulado el tradicional concierto que tiene lugar la noche previa a la ceremonia de entrega de los galardones y que se convierte en todo un acontecimiento en el Auditorio Príncipe, de Oviedo.

Minimizar el riesgo

Todos estos cambios son resultado, aseguran, de una comunicación constante con las diversas autoridades sanitarias, con las se han diseñado «un plan de contingencia orientado a minimizar el riesgo de contagio y la expansión del virus entre las personas que conforman el equipo de la Fundación y de aquellas que, de una forma u otra, pudieran tener contacto con ella, a través de las actividades que esta desarrolla».

Por otro lado, la programación cultural que se desarrolla en torno a la presencia habitual de los galardonados se «adaptará también a las especiales circunstancias sanitarias del momento ajustando sus formatos y aforos y centralizando la mayoría de la actividades en el recinto de la antigua Fábrica de Armas de Oviedo, permitiendo así cumplir el plan de prevención previsto con las máximas garantías».