Cultura

El verso y la música seducen a Don Juan

31/10/2018

El actor Maykol Hernández destaca la emoción que provoca la unión del texto de Zorrilla con las piezas tocadas en directo por la Orquesta del Atlántico. El público podrá comprobarlo esta noche en la plaza de Santa Ana

El actor Maykol Hernández, que esta noche subirá al escenario para dar vida al Don Juan de Zorrilla en Vegueta, tiene una larga y tormentosa relación con este personaje. De hecho, en el año 2011, escribió un texto teatral en el que confrontaba al galán de Zorrilla, creado en 1844, con el ideado por Tirso de Molina dos siglos antes, en 1616. «Cuando escribí el texto quería ahondar en un tema. A veces se resalta a don Juan como alguien encantador cuando, en realidad, es un jeta, una mala persona, un asesino; un encantador de serpientes que se aprovecha de las mujeres, las enumera y las conquista como si fueran trofeos», señala el intérprete que hoy protagonizará el montaje de 2RC que devuelve a este infame personaje al terreno del teatro clásico tras su paso por las tribus de moteros urbanos del año pasado. «Volvemos a las capas, las espadas y los ademanes del siglo XVII», destacó Hernández.

Sin embargo, a pesar de esa apreciación negativa del personaje en la que ahondó en su obra Desmontando a Don Juan, esta vez se ha visto obligado a reconciliarse con el truhán y darle algo más de humanidad. «He tenido que empatizar con él. Me he enamorado de don Juan para defenderlo», comenta el actor que tampoco veía con buenos ojos que, en el texto de Zorrilla, un instante de arrepentimiento justo antes de la muerte le bastara para ganarse el cielo. «Es algo que vemos como algo antiguo y que la iglesia se saca de la manga para controlar al pueblo. Es verdad que hay que situarse en el momento en que se escribió la obra y que Zorrilla la ambienta en el siglo XVII, cuando estaba muy vigente el concepto del cielo y el infierno», explica el actor que ha discutido este punto con el director, José Luis Massó, para poder perdonar al personaje. «Hoy en día sí creemos en las segundas oportunidades. Si has sido delincuente y te arrepientes, no te salvas de ir a la cárcel, pero, de alguna manera, sí te salva ante la sociedad y te permite vivir con más paz».

Más allá de esas tribulaciones morales, el espectáculo está brindándole momentos de gran intensidad e incluso divertidos. «La música no es decorativa. Se ha pensado para que lo que se escuche corresponda a lo que sienten los personajes en cada momento. La fusión entre la música y el texto pone los pelos de punta. Estoy disfrutando mucho. La gente se emociona», dice sobre la intervención de la Orquesta del Atlántico que, bajo la dirección de Isabel Costes, interpretará fragmentos de obras de Stravinsky, Tchaikovsky o Albéniz.

Esgrima

Además, Hernández, profesor de esgrima escénica en la Escuela de Actores de Canarias, podrá lucir esta noche sus habilidades con el florete. «Me divierte mucho. Por suerte, volver a los clásicos me permite practicar la esgrima en el escenario», comenta sobre el duelo en el que se batirá cuerpo a cuerpo con Don Luis.

También se siente afortunado por trabajar con Guaxara Baldassarre, que dará vida a Doña Inés. «Fue alumna mía en la Escuela de Actores. Luego coincidimos en un cortometraje. En teatro, es la primera vez. Estoy contento por cómo hemos conectado. Me gusta trabajar con gente profesional y está totalmente entregada al proyecto», comenta Hernández que el año pasado también intervino en Santa Ana en el Tenorio propuesto por Clapso en el papel de don Luis.