El gigante del cambio

08/02/2019

Netflix, la productora que está detrás de la serie The Witcher, ha revolucionado el panorama audiovisual.

Primero por su capacidad para contar con un catálogo de películas y series tan amplio y diverso que encuentra públicos en todo el mundo, y después por su salto a la producción de cine bajo pago como suscriptor. Con ese modelo está a punto de coronarse como una de las grandes si el 22 de este mes el filme Roma es el triunfador den los Óscar. Precisamente Roma es una de las películas con las que Netflix ha entrado en los grandes festivales de cine, eso sí, siempre con algo de polémica. En esa línea, el director chileno Sebastián Lelio, uno de los miembros del jurado de la Berlinales, dijo esta semana que se considera defensor de «la experiencia mágica de sentarnos juntos en el cine», ante la pregunta de si la gran pantalla está amenazada por Netflix, para advertir luego contra juicios «apocalípticos» y recordar que al cine se le dio muchas veces prematuramente por muerto.