El director George Miller. / efe

Un documental sobre Goya y la película El Agua ensombrecen el estreno de George Miller en Cannes

El cine español también despuntó en el certamen francés de la mano de la directora Elena López Riera, cuyo primer largometraje ha tenido una gran acogida en la Quincena de los Realizadores

MARÍA ESTÉVEZ Cannes

Con gran expectación se ha estrenado este sábado en el Festival de Cannes el documental sobre el pintor español Francisco De Goya firmado por el director José Luis López-Linares. Rodado en España justo antes de la pandemia, el documental Goya, el Ojo que escucha el documental intenta desentrañar los misterios del genial pintor de la mano del escritor y antiguo colaborador de Luis Buñuel Jean Claude Carriere. Un doble homenaje que al mismo tiempo es un viaje final para el artista francés, fallecido en febrero de 2021. «Había colaborado con Jean-Claude en el marco de un documental que había hecho sobre Luis Buñuel. Así que decidí volver a contactar con Jean-Claude para hacer una película sobre otro aragonés, Goya. Con él pasé 10 días en España recorriendo lugares que son significativos para Goya, desde el museo del Prado hasta el pueblo de Fuendetodos, cerca de Zaragoza» nos dijo el realizador español. Jean-Claude, que trabajó mucho en España, reconoce en pantalla compartir el amor de Goya por nuestro país, no solo lo bueno, sino también lo malo. «Tenía en común con él una curiosidad infinita, un vasto conocimiento que necesitaban compartir. Nuestro micrófono siempre estuvo encendido para capturar momentos imprevistos durante el viaje».

El documental trata sobre el misterio de Goya: su vida y sus pinturas. « Es interesante ver como en el Retrato de la Duquesa de Alba, el gesto que hace con la mano traza la letra G en lengua de signos. Algunos de los dibujos de Goya incluso representan el alfabeto completo del lenguaje de señas. El documental trata de mostrar el impacto que la sordera pudo haber tenido en su pintura».

El cine español también despuntó en el certamen francés de la mano de la directora Elena López Riera, cuyo primer largometraje 'El Agua' ha tenido una gran acogida en la Quincena de los Realizadores. La película ahoga al espectador en la magia de un elemento que se lleva de raíz nuestro pasado. «No sé si está película me pertenece a mi o le pertenece a Orihuela, yo me he inspirado en mi madre y mi abuela, en mi experiencia, para crear las mujeres protagonistas». El agua fluye entre los miedos que se transmiten boca a boca creando un pozo dentro de cada uno de los personajes. Sorprende el talento de la debutante Lunas Pamiés, una joven que dará mucho que hablar en el cine español.

George MIller pisa el freno en su estreno en Cannes

No todos los cuentos están escritos para convertirse en película, eso parece ser lo que le sucede al cuento de A.S. Byatt que George Miller adaptó para el cine y que presentó hoy en el Festival de Cannes. La película, Three Thousand Years of Longing se proyecta fuera de competición y se estrenará en España el próximo 2 de septiembre.«Me impactó cuando la leí y ha permanecido conmigo todo este tiempo, la historia es fuerte y me parece que contiene casi todos los grandes temas que afectan al ser humano», ha dicho este sábado en rueda de prensa el director de 'Mad Max' que prepara ya la próxima entrega de esta saga. «Sí. Ya estamos trabajando en ella», dijo en relación a 'Furiosa', filme que cuenta con Anya Taylor-Joy en el papel de Charlize Theron. «Lo que más me sorprende es el poder de las películas, de los mitos, de las leyendas, de las historias» apuntó Miller. Si en Mad Max creaba un nuevo héroe y en Fury Road, una heroína, en Three Thousand year of longing indaga en el poder y en la fascinación de los cuentos de hadas tradicionales, de las explicaciones mitológicas en el mundo actual.

Su película es una carta de amor al cuento y a las leyendas. «¿Por qué esta historia en particular? Me inspiré en 'Las mil y una noches'. Porque la siento real, todo en esta historia es real salvo el genio -el personaje de Idris Elba-, pero en toda la historia hay una búsqueda de autenticidad a través de la fantasía» admitió el director. Tilda Swinton se pone en la piel de Alithea, una intelectual, experta en narrativa, que viaja a Estambul para una conferencia y compra en un mercadillo una botella antigua. Al destaparla en su habitación del hotel libera al genio, Idris Elba, que le concede los clásicos tres deseos. Pero Alithea, que no es ninguna ingenua y se resiste a expresarlos, gana tiempo escuchando las historias que el genio le cuenta sobre cómo ha llegado hasta ahí. «Creo que la película se puede leer en muchos niveles dependiendo de la audiencia.

Por un lado ofrece la historia de la lucha de un mago que ofrece libertad a cambio de tres deseos. Por otro lado, es una conversación entre la ciencia y los mitos, la tecnología y la magia, las ideas de inmortalidad y lo que significa vivir una vida mortal con amor, deseo y miedo. Muchas veces la manera en que nos aproximamos a las historias es a través de alegorías, de ahí el tercer acto de Tilda y la forma en la que busca alcanzar la verdad a través de las historias«. Desafortunadamente para el mago, su dueña y Miller, la cinta acarrea sospechas en su trama que la dejan más en deseo que realidad.